Bienvenido

Sé parte de esta gran comunidad de cine en México.

Ingresa los datos y crea una contraseña
Personaliza tu experiencia
¿Ya estás registrado?
mejores peliculas mexicanas del siglo 21

Las mejores películas mexicanas del siglo 21

Por: Foto: Netflix 31. Dic. 2019
0

‘Roma’, ‘Tempestad’, ‘Amores perros’ y ‘El laberinto del fauno’ son algunas de las mejores películas mexicanas del siglo 21, según nuestros críticos.

¿Cuáles son las mejores películas mexicanas del siglo 21? Sí de las primeras dos décadas que ya transcurrieron. Ok, ok, sabemos que esta década acaba en 2020, pero el cambio a otro dígito nos emociona, y –al parecer– el 99% de la humanidad está de acuerdo en que el siglo empezó en el año 2000 por lo que –según el dominio popular– ya se cumplen dos décadas transcurridas de este siglo, ¡y nos encanta hacer recuentos!

En estos años, el cine mexicano ha dado grandes fenómenos taquilleros y también ha tenido representantes que han ganado todos los premios internacionales habidos y por haber. Pero, ¿cuáles son las 21 películas que nos han marcado en estas primeras dos décadas del siglo 21?

Para descubrirlo, preguntamos a nuestro equipo de críticos cuál era su top 10 de películas favoritas.

Nuestro equipo de colaboradores lo integran:

  • Adrián Yóguez. Reportero y crítico en Sector Cine.
  • Alejandro Alemán. Crítico de cine para Filmsteria!, El Universal, Dónde IR, Eje Central, Cine Premiere, DIXO y Sector Cine.
  • Andrés Olascoaga. Director editorial de El Proyector y también coordinador editorial de Sector Cine.
  • Arantxa Luna. Guionista y crítica de cine en Nexos, Cine Premiere y Sector Cine.
  • Edgar Apanco. Colaborador de Cine Premiere y también director editorial de Sector Cine.
  • Eduardo Marín Conde. Colaborador en Alebrijes en Radio y Tele Fórmula, El Heraldo Radio, Revista La Razón, Revista Aire de Aeroméxico y Sector Cine.
  • Fabiola Santiago. Reportera y crítica en Cine Premiere, LatAm cinema, Revista Código y Mi cine tu cine, de Canal Once. También editora en Sector Cine.
  • Iván Romero. Colaborador en Sensacine México, Círculo Postal y Sector Cine.
  • Luis Miguel Cruz. Periodista y crítico de cine en Cine Premiere. También colabora en Cinepolis, V de Volaris, Sector Cine y Butaca y butacón.
  • Marcela Vargas. Colaboradora en Charros vs. Gángsters, de MVS Noticias, Cine Premiere y Sector Cine.
  • Maximiliano Torres. Crítico de cine para Milenio Diario y Sector Cine.
  • Rosalina Piñera. Reportera y crítica en Sector Cine. También ha colaborado en Cine Congreso, SinEmbargoMX, Código CDMX y El Universal.
  • Sergio Huidobro. Colaborador en Mi cine, tu cine, de Canal Once. Además es crítico de cine para Cine Premiere, La Tempestad y Sector Cine. Berlinale Talents Press & Critics Week Young Jury – Festival de Cannes

Las propuestas

Entre las propuestas que allí se barajearon aparecieron (en orden alfabético): 5 días sin Nora (2009), Amores perros (2000), Ana y Bruno (2017), Ayer maravilla fui (2017), Bajo Juárez: la ciudad devorando a sus hijas (2006), Bellas de noche (2016), Biutiful (2010), Carmín tropical (2014), Casi divas (2008), Club sándwich (2013), De la calle (2001) y Desierto (2015).

También fueron mencionadas Después de Lucía (2012), El crimen del padre Amaro (2002); El infierno (2010), El laberinto del fauno (2006), El violín (2005); Feral (2018), Güeros (2014), Halley (2012), Heli (2013), Intimidades de Shakespeare y Víctor Hugo (2008), La 4a compañía (2016); La camarista (2019), La jaula de oro (2013), La libertad del diablo (2017) y La región salvaje (2016).

Otras opciones propuestas fueron Las elegidas (2015), Las horas contigo (2014), Las niñas bien (2019), Los bastardos (2008), Los insólitos peces gato (2013), Los ladrones viejos (2007), Luz silenciosa (2007), Matando Cabos (2004), Miss Bala (2011), Nosotros los Nobles (2013) y la ganadora al Ariel, Pastorela (2011).

A ellas se sumaron Perfume de violetas (2000), Por la libre (2000), Resurrección (2016), Roma (2018), Somos lo que hay (2010), Sopladora de hojas (2015), Sueño en otro idioma (2017), Te prometo anarquía (2015) y Tempestad (2016). Finalmente, al listado se agregaron Temporada de patos (2004), Tercera llamada (2013), Tiempo compartido (2018), Trópico de cáncer (2004), Vuelven (2017), Y tu mamá también (2001) y Ya no estoy aquí (2019).

Al final, nuestra lista de las mejores películas mexicanas del siglo 21 quedó así:

Nuestro listado de las mejores películas mexicanas del siglo 21, con lupa, es este:

Lugares 22 al 25 (es decir, las que casi lo consiguen): La 4ª compañía (2016), de Amir Galván y Mitzi Vanessa Arreola; Casi divas (2008), de Issa López; Heli (2013), de Amat Escalante y Luz silenciosa (2007), de Carlos Reygadas.

21. La región salvaje (2016), de Amat Escalante.

20. Intimidades de Shakespeare y Víctor Hugo (2009), de Yulene Olaizola.

19. La jaula de oro (2013), de Diego Quemada-Díez.

18. Tercera llamada (2013), de Francisco Franco.

17. La camarista (2019), de Lila Avilés.

16. Perfume de violetas (2001), de Maryse Sistach.

15. Las elegidas (2015), de David Pablos.

14. Sueño en otro idioma (2017), de Ernesto Contreras.

13. Matando Cabos (2004), de Alejandro Lozano.

12. Vuelven (2017), de Issa López.

Vuelven es un cuento de hadas entrañable que envuelve algunas crueles realidades mexicanas en un halo de magia. Habla sobre resiliencia, comunidad y esperanza, además de poner el foco en cómo los niños de este país han sido afectados por la violencia. Su ejecución es extraordinaria y las actuaciones del elenco juvenil son perfectas. Con la historia de Estrella y Shine, Issa López nos conmovió y también nos dio escalofríos. Vuelven es una historia de horror que cruzó fronteras y le abrió las puertas del mundo a su talentosa directora. –Marcela Vargas

11. Te prometo anarquía (2015), de Julio Hernández Cordón

El cine nacional ofrece una dupla de adolescentes para entender la vida en México en cada una de sus épocas. Desde Jaibo y Pedro de Los olvidados (1950); pasando por Yessica y Miriam de Perfume de violetas (2000); o Tenoch y Julio, de Y tu mamá también (2001); hasta Cagalera y Moloteco, de Chicuarotes (2019). En esta tradición del “coming of age” mexicano, Te prometo anarquía (2015) es un retrato excepcional de juventud que mezcla film noir, romance gay, vampirismo y patinetas. Miguel (Diego Calva Hernández) y Johnny (Eduardo Eliseo Martínez) son amigos y amantes que se conocen desde la infancia y pasan el tiempo patinando en las calles de la Ciudad de México. Su modus vivendi es vender su propia sangre y conseguir donadores para el mercado negro. Para tratarse de una historia sobre dos chicos atrapados en su masculinidad, que no saben cómo decirse lo que sienten, Te prometo anarquía expresa cantidades. Maximiliano Torres

10. Amores perros (2000), de Alejandro González Iñárritu

Una colisión automovilística cuya onda expansiva entrelaza varios destinos en donde aflora la esencia animal. El asesino a sueldo con un dejo de humanidad; la modelo que descenderá de la cumbre de oropel al sótano de la desdicha y el joven inerme ante la fragilidad de los sueños. La ópera prima de Alejandro González Iñárritu es un filme poderoso por su intensidad dramática y su trazo preciso sobre la vulnerabilidad de los seres ante las sacudidas de un azar inclemente. Obra coral con el soporte de hierro del guion de Guillermo Arriaga, el lente de Rodrigo Prieto, la inspiración musical de Gustavo Santaolalla, una portentosa banda sonora y un elenco de altura.

Destaca la secuencia de la indefensión de Octavio (Gael García Bernal) ante el abandono amoroso, con el abrigo melódico de “Lucha de gigantes” de Nacha Pop, cuya letra resume su endeble naturaleza humana. “…en un mundo descomunal, siento mi fragilidad…”. –Rosalina Piñera

9. Las niñas bien (2019), de Alejandra Márquez Abella

Para la cineasta mexicana Alejandra Márquez Abella, el 2019 será un año difícil de olvidar. Su retrato sobre la crisis económica que afecto nuestro país en 1982 en Las Niñas Bien, tuvo más eco del que ella pensó jamás; convirtiéndola en una de las películas imperdibles del año y por ende, dentro de lo mejor que vimos en cuanto a cine nacional. Ilse Salas, quien le diera vida a la aristócrata Sofía de Garay, fue laureada por la crítica, y automáticamente, la inmortalizamos en nuestra memoria, como cualquier canción de Julio Iglesias y con su clásico “no digas provechito”. Una joya. –Iván Romero

8. Güeros (2014), de Alonso Ruizpalacios

Después de una amplia experiencia en el teatro, Alonso Ruizpalacios debutó en cine con este experimental road trip por las entrañas de la Ciudad de México que –de una u otra forma– lograba convencer a los ojos y al corazón. El novel cineasta no necesitó mucho: una mirada fresca y un guion ingenioso en el que dudó en criticar al “puto cine mexicano” que filma en blanco y negro y dice que es arte. Resulta una tarea casi imposible describir brevemente de lo que habla Güeros (2014), pero sobre todo, cómo consigue salirse con la suya con cada caprichosa y voraz decisión cinematográfica y narrativa propuesta, e incluso cómo logra (con Agustín Lara de fondo) convertir un paseo por los pasillos de CU en una experiencia tan hermosa como cotidiana.

Tal vez Ruizpalacios supo representar el sentimiento que genera su película en el espectador con aquella escena en la que el personaje de Tenoch Huerta se pierde en la música de un viejo cassette. Mientras la pantalla permanece en silencio, Sombra queda notablemente maravillado por algo que solo él puede escuchar. Así es Güeros. ­–Andrés Olascoaga

7. Carmín tropical (2014), de Rigoberto Perezcano

El noir siempre se ha caracterizado por la pureza de sus bases. Esto ha provocado que muchos sucumban ante los clichés, pero también ha resultado en grandes historias cuando los cineastas descifran la manera de experimentar con sus convencionalismos. Tal fue el caso de Rigoberto Perezcano con Carmín tropical, que asienta sus bases sobre un asesinato y una persona empeñada en resolverlo, aunque con una innovadora reversión simbólica de los roles de género ante una muxe que funge como personaje principal y un homme fatale como interés amoroso. Es brillante en su narrativa, pero sobre todo en sus objetivos de adentrarnos en un contexto contemporáneo poco explorado, para realizar una dura crítica a una sociedad tan homófoba como misógina. –Luis Miguel Cruz

6. El laberinto del fauno (2006), de Guillermo del Toro

Ya sé que se están preguntando: “¿a poco es una película mexicana?” Pues sí lo es. Es una coproducción con España, filmada en España con actores españoles, pero dirigida y escrita por un paisano: Guillermo del Toro (y con mucho talento mexicano que no aparece a cuadro, además).

Pocas películas me han sacudido con tal fuerza. El laberinto del fauno (2006), es, ante todo, una lección de cómo manejar los recursos expresivos del cine. Es un cuento de hadas que me cautivó por su gran capacidad de imaginación, pero al mismo tiempo me impactó su testimonio sobre la violencia. ¡Vaya habilidad para mezclar fantasía y realidad! Y el personaje central de la niña es entrañable . –Eduardo Marín Conde

5. Temporada de patos (2004), de Fernando Eimbcke

En su opera prima, Fernando Eimbcke explora la adolescencia, la sexualidad y las relaciones entre padres e hijos a través de un día en la vida de tres jóvenes que buscan hacer de su aburrido domingo uno fuera de serie. ¿El resultado? Una entrañable disección sobre el fracaso, la soledad y la dificultad de crecer.

Haciendo uso de un subgénero poco explorado en el cine nacional, Eimbcke (también guionista) logró sentar las bases que determinarían sus futuros proyectos: historias que se cuecen a fuego lento, con protagonistas adolescentes y un característico minimalismo narrativo. Acreedora de 11 premios Ariel, Temporada de patos (2004) se convirtió en una de las mayores promesas del cine mexicano contemporáneo. –Adrián Yóguez

4. Y tu mamá también (2001), de Alfonso Cuarón

Después de dirigir La princesita (A Little Princess, 1995) y Grandes esperanzas (Great Expectations, 1998) en Hollywood, Y tu mamá también (2001) marcó el regreso a México de uno de sus hijos pródigos: Alfonso Cuarón.

La película, hecha en México, fue para Cuarón un éxito aun mayor que aquellas realizadas en el extranjero. Con ella tuvo oportunidad de consolidar un estilo propio con una historia con rasgos autobiográficos escrita con su hermano, Carlos. Los charolastras hablaban de una juventud peculiar, la del México (y más específicamente, la del entonces DF) clasemediero y eternamente adolescente, hijos de las crisis y del clasismo. Fue, además, la catapulta para que Gael García Bernal y Diego Luna saltaran al panorama internacional, luego de valerles reconocimientos por su trabajo como actores jóvenes en Venecia. –Fabiola Santiago

3. Los insólitos peces gato (2014), de Claudia Sainte-Luce

De alguna manera, este trabajo de Sainte-Luce me incomodó profundamente. Era una contrariedad muy particular: Martha (Lisa Owen) era la mamá-“no mamá” que removió mi imaginario. Y es que Los insólitos peces gato (2014) está construida a través de una serie de personajes que trastocan estereotipos y se sumergen en cuestionamientos esenciales sobre la maternidad, la hermandad entre mujeres, el adulcentrismo y los seres solitarios, que desde la orilla, quieren pertenecer, pero pertenecer a su modo. Sin imponer, sin maniqueísmos y juicios melodramáticos, Claudia Sainte-Luce nos regaló un pedazo de empatía en el cine mexicano. –Arantxa Luna

2. Tempestad (2017), de Tatiana Huezo

Mi recuerdo más vivo de Tempestad (2017) está ligado a su estreno en el Festival de Berlín de 2016. En tanto los mexicanos en la sala no llegábamos a diez, había una sensación rara en la empatía que recorría a todos los presentes, quienes estoy seguro podían reconocerse en las heridas abiertas de dos mujeres y una nación que caminaban descalzas sobre la barbarie y lo hacían con el temple de quien fue al infierno y regresó para contarlo en voz alta, sin quebrarse.

Después de todo, algo sabe el público alemán sobre reconciliarse con un pasado monstruoso, y creo que cuando México pueda dejar atrás sus demonios, tendremos la película de Tatiana Huezo como prueba de que, en medio del abismo, había una luz de belleza y verdad que no llegó a extinguirse nunca. –Sergio Huidobro

1. Roma (2018), de Alfonso Cuarón

Dependiendo de la trinchera donde se vea, Roma (2018) es muchas cosas: una declaración de guerra (Netflix y las streaming wars); un despliegue técnico apabullante; una máquina del tiempo impresionante. Pero lo que más me gusta de Roma es que es una invitación a no olvidar, a pensar el futuro del país a partir de su pasado sin negar ni avergonzarse de nuestro privilegio como clase media. Es, además, la demostración de que una actuación memorable puede venir de cualquier lado, aunque el talento es de solo unos cuantos. Claro, estoy hablando de ti, Yalitza. –Alejandro Alemán

¿Estás de acuerdo con nuestra lista d elas mejores películas mexicanas del siglo 21?

Videos

da 5 bloods trailer
Videos Da 5 Bloods – Hermanos de armas: Tráiler
los ultimos dias del crimen trailer
Videos Los últimos días del crimen: Tráiler
lovecraft country trailer
Videos Lovecraft Country: Tráiler
cómo sobrevivir soltero trailer
Videos Cómo sobrevivir soltero: Tráiler
Sector Cine
Podcast El cine mexicano en Cannes y en “la nueva normalidad”

Te puede interesar

Las mejores actuaciones mexicanas del siglo 21
Noticias Las mejores actuaciones mexicanas del siglo 21
No Manches Frida 2
Noticias Cine mexicano: top 10 de taquilla en 2019
Las mejores películas mexicanas de 2019
Noticias Las mejores películas mexicanas de 2019

Comentarios

Las mejores películas mexicanas del siglo 21

10