REVIEW

VALERIAN: Ciencia ficción con espíritu juvenil

Dane DeHaan y Cara Delevingne protagonizan la nueva cinta del francés Luc Besson.

Foto: EuropaCorp

Inspirada en el cómic francés con el que el director Luc Besson creció, Valerian (Valerian and the City of a Thousand Planets, 2017) nos presenta un futuro que, de alguna forma, va acorde a los tiempos actuales en los que el progresismo y la diversidad han triunfado aparentemente. Alfa, donde se desarrolla gran parte del filme, es una estación espacial en la que humanos y miles de razas alienígenas han vivido en paz y armonía por mucho tiempo; sin embargo, y como es de esperarse, el lugar oculta un secreto oscuro que será eventualmente descubierto y combatido por nuestros  protagonistas. 

Dane DeHaan y Cara Delevingne interpretan a dos policías espaciales de actitud fresca e irreverente, en un movimiento que, sin duda, busca atraer a públicos jóvenes. Por un lado los vemos mientras cumplen con su deber – en una aventura galáctica que finalmente los llevará a la estación Alfa -, y por otro la película está sumamente interesada en un tono romántico, con el mujeriego Valerian (DeHaan) tratando de convencer a Laureline (Delevingne) de que ella será la única chica en su vida. 

A pesar de tratarse de una producción de corte independiente – la más cara en la historia del cine francés eso sí -, Besson contó con el trabajo de las compañías ILM y Weta para los efectos especiales. Por ende Valerian cumple con creces como espectáculo visual al mostrar mundos llenos de color y un futuro con su propia tecnología y personalidad. No obstante tampoco podemos decir que Valerian es una cinta revolucionaria; esto tiene que ver con que llega cuando ya vimos cosas como Avatar (2009), pero sobre todo con su convencional guión y sus protagonistas que solo serán altamente carismáticos para los fans de DeHaan y Delevingne. 

¿Por qué vale la pena verla? Valerian es una curiosidad: una cinta independiente que visualmente está al nivel de cualquier mega producción de Hollywood. Complicado que te decepcione en el aspecto visual. 

¿Por qué no vale la pena verla? Está lejos de ser de lo mejor de Besson, aunado a que el tono romántico y juvenil resultará insulso para el público que tiene un mayor conocimiento de la ciencia ficción.  

También te podría interesar: Luc Besson en México: 5 lecciones que nos dejó el director de Valerian

Te puede interesar