REVIEW

Ángeles de Charlie

Si quieren ver química y carisma, allí está el primer remake con Barrymore, Diaz y Liu. Aquí no hay mucho qué salvar.

Foto: Sony Pictures
publicidad

Por Ángeles de Charlie crítica Ángeles de Charlie crítica Ángeles de Charlie crítica

Tan pronto Elizabeth Banks demostró con Más notas perfectas (Pitch Perfect 2, 2015) ser una directora que concilia la taquilla con el feminismo, Hollywood se encargó de recompensarla dándole… ¡¿el nuevo remake de Los ángeles de Charlie?!

Ángeles de Charlie (Charlie’s Angels, 2019), esta nueva versión nos describe a “los Ángeles” como miembros de la Agencia Townsend, encargada de brindar seguridad e investigación a clientes privados. La integran las mujeres más inteligentes y mejor capacitadas de todo el mundo: múltiples equipos de Ángeles guiados por múltiples Bosleys, completando las misiones más difíciles del mundo. Cuando un joven ingeniero de sistemas denuncia una tecnología peligrosa dentro de la compañía de un billonario emprendedor, Jane (Ella Balinska), Sabina (Kristen Stewart) y Elena (Naomi Scott) serán llamadas a la acción.

Ni siquiera los talentos más a la alza pueden darle una actualización relevante a este concepto televisivo que se rehúsa a expirar. Tenemos a Elizabeth Banks en la dirección; a la recién nombrada actriz de la década, Kristen Stewart; a Naomi Scott, quien fue lo único rescatable de Aladdín (2019); incluso a nuestro Luis Gerardo Méndez en un rol secundario que le da suficiente tiempo en pantalla para destacar.

Chiabella James / Sony Pictures

Angelical es la última palabra que usaría para describir su guión, que recurre a una historia de espionaje genérica (villano ultra rico, arma secreta para destruir el mundo, viajes a países exóticos, secuencias de acción decentes) en la que ninguno de los mencionados se divierte o puede hacer mucho actoralmente.

La presión cultural por alinear el mensaje de la película con la narrativa de la equidad de género hace de las suyas (hace más que el villano de la historia, de hecho), ajustando la trama con gestos superficiales de poder femenino como: usar tenis en vez de tacones, sugerir que Charlie, la mente maestra detrás de estas agentes, en realidad todo el tiempo había sido una mujer. También se suma a esos gestos el usar como tema musical una canción titulada “Don’t Call Me Angel”, interpretada por Ariana Grande, Miley Cyrus y Lana del Rey. De ninguna manera estas ideas son malas ideas.

El problema es que son aportación nula para la coherencia e impacto de este remake. Si el veredicto misógino dictaba que nadie veía a Ángeles de Charlie por la trama, lo primero que los creadores de este remake debieron hacer era terminar con esa reputación. Para colmo, toma prestado de James Bond, quizá la mas misógina de las franquicias.

Nadja Klier / Sony Pictures

Si quieren ver buenos cortes de cabello, quédense con la serie de televisión. Si quieren ver química y carisma, allí está el remake de McG con Drew Barrymore, Cameron Diaz y Lucy Liu. De esta versión no hay algo qué salvar.

+Lo mejor: Debo reconocer que su supervisión musical incluye un par de buenos temas que me hicieron sacar el Shazam. Ahí están “Like Sugar“, de Chaka Khan y “Do It Tonight“, de Cedric Gervais.

– Lo peor: La existencia de una carrera post-Crepúsculo para Kristen Stewart sigue siendo un misterio sin resolver.

? Dato curioso: La película presenta un amplio uso de armas de fuego y  explosivas. No obstante, esto representa un cambio notable en comparación a sus dos predecesoras. En la versión del 2001, Drew Barrymore, insistió en que los Ángeles no usaran armas, solo artes marciales.

> Veredicto: Pues ya pagué mi boleto, ¿no?

Ángeles de Charlie
Charlie’s Angels
Estados Unidos, 2019
Dir. Elizabeth Banks
con Kirsten Stewart, Naomi Scott, Ella Balinska, Elizabeth Banks
Estreno en México: 1 de Enero, 2020

publicidad

Te puede interesar