REVIEW

LIFE: VIDA INTELIGENTE, ¿qué clase de Alien es este?

No hay sorpresas en esta película, pero aún así nos dejó contentos.

Foto: collider.com
publicidad

De todos los escenarios imaginables, el espacio es uno de los más perturbadores. Como dice uno de los personajes de Interestelar (Interstellar, 2014), fuera de las paredes de las naves espaciales (de milímetros de espesor) hay un inmenso vacío. La situación se pone más tensa cuando tienes que sobrevivir a un ser extraterrestre que está matando uno por uno a la tripulación y tú puedes ser el siguiente. Esta es la premisa básica de Life: Vida inteligente (Life, 2017). 

La película nos habla de seis astronautas que están en la Estación Espacial Internacional (EEI). Su misión es recolectar unas muestras provenientes de Marte con la esperanza de encontrar vida extraterrestre. Después de recogerlas y estudiarlas, los científicos de la nave enconcontrarían una célula. Tras estimularla, ésta comienza a crecer a un paso acelerado pero debido a un incidente, el ente cae en estado catatónico. El biólogo de la nave decide aplicar otros métodos para reanimar a su pequeño huésped, el cual había tomado la forma de algo parecido a una estrella de mar, pero el cambio no le sienta nada bien al extraterrestre. Enfurecido, comienza a cazar uno a uno a los tripulantes de la nave, quienes no tomaron en cuenta que éste fuera tan letal e inteligente. Los que van sobreviviendo buscan desesperadamente una solución, pues si fallan, el animal podría llegar a la Tierra, provocando la extinción de la vida como la conocemos.

Imagen: https://cinemedios.com

Como una especie de remake de Alien: El octavo pasajero (Alien, 1979), esta película, por más giros que tenga, no nos ofrece algo distinto del clásico de terror y ciencia ficción. Ojo, esto no implica que sea mala. Difícilmente esta cinta podrá apartarse de la sombra del trabajo de Ridley Scott, pero nos ofrece una producción de calidad, coherente dentro de su propia lógica y sobre todo entretenida.

Imagen: http://newcinema.es

Lo que más hay que aplaudir de esta película es sin duda alguna la parte visual. Tanto las imágenes del espacio profundo, las estrellas en el fondo e incluso el diseño de la nave (especialmente del interior) nos meten de lleno en la escena. A esto contribuye lo intrépido de las tomas, que provocan en el espectador esa sensación de estar flotando en el vacío.

Imagen: http://www.this-is-cool.co.uk

El protagonista de la película no es Ryan Reynolds, quien de hecho sale poco tiempo en la película. Tampoco son Jake Gyllenhaal y Rebecca Ferguson, quienes nos entregan interpretaciones impecables a lo largo de toda la cinta y que nos transmiten el terror que sienten sus personajes al ser atacados. Calvin, el extraterrestre asesino, es quien en realidad capta nuestra atención por completo, haciendo que saltemos de nuestro asiento en más de una ocasión. El diseño del personaje, es primero como una célula, después como una especie de estrella de mar y luego como un pulpo asesino bien hecho.

Imagen: http://www.slashfilm.com

Uno de los pequeños problemas de la película es que comienza lento, lo cual puede llegar a aburrir al público, pero después de algunos minutos la cinta va tomando un buen ritmo. Cada minuto va aumentado la tensión y eso es algo que se agradece.

Imagen: https://vimeo.com

Definitivamente, Life: Vida inteligente no decepciona. Si bien no nos ofrece algo diferente, sí cuenta de un modo diferente y entretenido la clásica historia de extraterrestres.

publicidad

Te puede interesar