REVIEW

La leyenda del Chupacabras, historia, leyendas y humor

Después de la Leyenda de la Nahuala, la Leyenda de la llorona y la Leyenda de las Momias de Guanajuato, Ánima Estudios presenta una nueva y tenebrosa aventura.

Foto: Videocine/Ánima Estudios

Mucho se nos ha dicho que México es un lugar donde abundan las leyendas, la historia y las tradiciones. A pesar de que ya las conocemos, al menos la mayoría, no está de más ver una reinterpretación de esos elementos que forman parte de la cultura de nuestro país. Una buena oportunidad para hacerlo son las producciones de Ánima Estudios, que nos traen la nueva aventura de Leo San Juan, La leyenda del Chupacabras. 

Imagen: Videocine/Ánima Estudios

Parte de una larga saga, La Leyenda del Chupacabras comienza con el sueño de Leo San Juan, un niño que vive en tiempos de la Guerra de Independencia de México, a quien se le presenta un extraño ser. Despierta para darse cuenta que las personas con las que viaja son parte del ejército insurgente y que están a punto de pasar por un retén del gobierno español. Al ser descubiertos, terminan en la cárcel. Parecería que este es el fin de nuestro héroe, pero más bien es el principio de su aventura, pues el campamento es atacado por el Chupacabras. Él y sus amigos deben averiguar qué hace este ente místico en ese pueblo para poder hacerle frente.

Imagen: Videocine/Ánima Estudios

Aunque es la cuarta película de la serie y tiene relativa independencia de las demás, si no has visto las primeras cintas quizá te queden algunos huecos sobre los personajes y de dónde salieron. Fuera de esto, la historia se sostiene por sí sóla.


Imagen: Videocine/Ánima Estudios

Frente al avance de las animaciones en tres dimensiones, esta película se mantiene en las ilustraciones bidimensionales, pero con movimiento. La narración de la historia es lineal, cuestión que funciona al tratarse de una cinta para niños, pues no genera demasiadas consfusiones. 

Imagen: Videocine/Ánima Estudios

El humor de la cinta definitivamente causa sentimientos encontrados: los guiños a la cultura popular mexicana en unas ocasiones funcionan muy bien (como cuando Evaristo entona una popular canción noventera), pero otra veces resultan muy rebuscados (como cuando Merolick, con la voz Lalo España, hace referencia a Carlos Salinas de Gortari).


Imagen: Videocine/Ánima Estudios

Como hemos visto antes en otras leyendas de Ánima Estudios, uno de los puntos fuertes de la película es la reinterpretación de las leyendas populares de México. Pero no hay que confundirse, estas cintas no tienen la precisión de un documental o una cinta histórica, sino que más bien retoman elementos de nuestro país y les dan nueva vida, pero al final las personas, en especial los pequeños, terminan conociendo más sobre estos personajes. Quizá en más de un caso estos filmes sirven para despertar la curiosidad de los niños, quienes buscan más información sobre estos temas por su propia cuenta.

Imagen: Videocine/Ánima Estudios

Un elemento importante es la edición del audio: desde los sonidos que hace el chupacabras hasta los disparos están bien logrados. La música que acompaña las escenas funciona bien para cada una de las escenas, incluso en las de comedia. 

Esta película cuenta con lo necesario para pasar un rato agradable en familia, te invita a sacar a tu niño interior y re descubrir las mágicas leyendas mexicanas que en ocasiones olvidamos. 

Te puede interesar