REVIEW

ESTACIÓN ZOMBIE: SEÚL, un duro drama rodeado de mortales zombies

Al principio parece una típica película de zombies, pero esta cinta va un paso adelante.

Foto: http://www.therottingzombie.co.uk

A diferencia de la mayoría de las películas animadas que se desarrollan en occidente y que están dirigidas a un público prominentemente infantil, los trabajos de animación que se realizan en los países orientales le hablan a un público mucho más adulto y utilizan este género para darle vida a dramas aterradores y crudos como es el caso de Estación Zombie: Seúl (Seoulyeok, 2016), la cual se estrena en los cines mexicanos.

El terror coreano arriba en Estación Zombie

Estación Zombie: Seúl sigue la historia de tres personajes: Ajussi, una chica que ha escapado de su casa y que vive con un chico bastante patán llamado Yun-Ja. Él pretende prostituirla, por lo que sube una foto suya en internet, motivo por el cual discuten y se separan. Es en este punto donde entra el tercer personaje, el padre de la muchacha, quien se entera de la imagen en la red y decide ir a buscarla. Simultáneamente, un anciano muy lastimado llega a una estación del tren, pero todas las personas ahí parecen ignorarlo, al poco tiempo este señor se transforma en un feroz zombie que comienza a atacar y a infectar a las personas que tiene cerca. Estos sucesos hacen que nuestros personajes principales tengan serios problemas para encontrarse. Su viaje por sobrevivir no sólo estará lleno de peligros, sino también de giros tan inesperados que dejarán perplejo al espectador.

Imagen: http://ramenparados.com

Imagen: http://www.hancinema.net

Más allá de que esta película sea una secuela o precuela de Estación Zombie (Busanhaeng, 2016), esta cinta funciona como un capítulo independiente de esta, aunque ambos están dirigidos y coescritos por Sang-ho Yeon. Cada una de las producciones tiene sus bemoles interesantes y atrapantes. Quizá, y al ser menor la cantidad de personajes, podemos conocer con mayor detenimiento a sus protagonistas y sus distintas motivaciones, sin dejar de lado la fuerte carga de tensión provocada por los zombies.

Los giros en la trama son completamente deliciosos e inesperados. Cada giro de tuerca nos deja pensando que, si bien lo zombies son un terrible y mortal peligro, de quienes realmente se tienen que cuidar los protagonistas son de las personas, cuya naturaleza feroz y egoísta resulta igual de letal que la de los muertos vivientes que los persiguen sin cesar por toda la ciudad.

Imagen: http://www.tomatazos.com/

Imagen: http://www.septimoescenario.com/

Estación Zombie: Seúl tiene un tipo de animación particular que se diferencía de la que nos ha llegado de Japón. La calidad, especialmente en los movimientos continuos de los personajes, deja que desear (al punto que parece que se pasma por momentos); sin embargo, hay que admitir que el diseño de los personajes da la sensación de realismo. Esto último nos queda claro con los zombies, los cuales se nos presentan mutilados, colmados de sangre y con los ojos abiertos de par en par, lo que les otorga un aspecto aterrador.

¿Por qué sí verla? El final vale la pena, pues los giros finales de tuerca incluso se sienten como de tragedia griega, otorgándole cierta genialidad.

¿Por qué no verla? Aunque la película está llena de acción, hay algunos puntos en los que tanto huir de los zombies se siente ligeramente monótono.

Otro artículo que seguramente te gustará es el que te tenemos preparado en el siguiente enlace: La evolución de los zombies en el cine.

Te puede interesar