RECOMENDACIONES

Los papás más queridos del cine mexicano

Estos personajes se robaron el corazón del público con su instinto paternal y divertidos momentos en pantalla

Foto: Archivo
publicidad

Por la cercanía del Día del Padre, queremos recordar a los papás del cine mexicano que marcaron a varias generaciones con sus películas, que van desde la época de Oro hasta la actualidad. 

Esta selección incluye a los papás más divertidos, los que eran estrictos y los que conmovieron al público mexicano con sus increíbles historias. 

¿Te acuerdas de ellos?

 

Valentín de No se Aceptan Devoluciones (2013)

Aunque ya era muy conocido por dar vida al irreverente Ludovico P. Luche, Eugenio Derbez presentó una paternidad más compleja en esta película, la cual cuenta la historia de un hombre que se entera que es padre y hará todo lo posible por no defraudar a su hija. 

 

Lorenzo de Los Tres Huastecos (1948)

Con su carisma, Pedro Infante repitió varias veces el rol de padre dedicado, uno de ellos fue en esta cinta de Ismael Rodríguez en la que hace una divertida mancuerna con la Tucita (María Eugenia Llamas).

 

Pepe el Toro de Ustedes los Ricos (1948) 

Desde la primera entrega de esta trilogía el personaje ya había demostrado su instinto paternal, aunque no tuvo a su propio hijo hasta la secuela, en la que interpretó una de las escenas más desgarradoras del cine mexicano cuando se entera de la muerte de Torito.

 

Don Venancio de Los Hijos de Don Venancio (1944)

Es imposible pensar en los mejores papás del cine sin hacer mención del trabajo de Joaquín Pardavé, por lo que no es sorpresa que él mismo dirigiera esta película en la que un hombre viudo tiene que criar a sus cinco hijos.

 

 

Germán Noble en Nosotros los Nobles (2013)

Aunque en su carrera descuidó a sus hijos, este hombre decide que no es tarde para enseñarles una lección, así que finge que su empresa está en problemas para animarlos a trabajar y, aunque no tardan en llegar los conflictos, finalmente terminan más unidos que nunca.

 

Don Pepe en Cuando los Hijos se Van (1941)

Otro gran actor del Cine de Oro que solía hacer papeles paternales era Fernando Soler; en este caso, da vida a un hombre estricto que, si bien puso en problemas a su familia, realmente fue por su sentido de justicia y en general tenía buenas intenciones. 

 

publicidad

Te puede interesar