OPINIóN

Todos los retos que aparecen en El Juego del Calamar, del más sencillo al más difícil

La serie coreana ya es una sensación global y nos ha puesto a reflexionar si lograríamos sobrevivir las misiones de El Juego del Calamar

Foto: Netflix
publicidad

La serie coreana, El Juego del Calamar (2021), sorprendió al público por los mortales retos que tienen que enfrentar los protagonistas para sobrevivir y llevarse un premio que podría cambiarles la vida para siempre. 

En este escenario apocalíptico, la pobreza extrema ha orillado a varios ciudadanos a unirse a un concurso con juegos de la infancia, pero el precio que tendrán que pagar los perdedores es demasiado alto. 

Esto nos ha hecho cuestionarnos si seríamos capaces de pasar de la primera misión, así que nos dimos a la tarea de clasificar cada concurso de El Juego del Calamar, del más sencillo al más difícil.

 

Ojo, SPOILERS a continuación…

 

Panal de azúcar

En este juego los concursantes tenían que elegir una figura, sin saber lo que les deparaba. Una vez que lo hicieron se reveló que la tarea consistía en tallar un dulce de azúcar sin romperlo, hasta que éste tomara la forma seleccionada. 

Para muchos fue confuso que se incluyera un alfiler, ya que no era una manera sencilla de lograrlo, pero la creatividad y lógica resultó en que varios de nuestros favoritos se salvaran. 

Dificultad: 5/10

 

Luz roja, luz verde

El primer episodio nos dio un adelanto de lo brutal que sería la serie. Al igual que las “estatuas de marfil”, este juego consiste en correr mientras suena una canción, pero todos deben dejar de avanzar en cuanto ésta se detiene.

Aunque parece simple, recordemos que justo en este momento los participantes descubren que el precio que tienen que pagar si pierden es con su vida y, la verdad, no estamos seguros si seríamos capaces de mantenernos quietos en una situación tan estresante.

Dificultad: 6/10

 

El juego de la cuerda

Sin duda, una vez que comenzaron las dinámicas en equipo las cosas se salieron de control, especialmente porque la prioridad de muchos era su propia supervivencia, dejando de lado que fuera un juego justo para todos.

Como explica Oh Il-nam, más que fuerza era un asunto de estrategia, y el grupo lo demostró coordinandose antes de comenzar y confiando en la improvisación para alcanzar el éxito.

Dificultad: 7/10

 

Piedras de cristal

La suerte marcó el destino de los jugadores en esta etapa, porque tuvieron que elegir un número al azar sin saber que esto significaba que serían los primeros en poner a prueba la fuerza de los vidrios. 

Sin duda este fue uno de los retos más peligrosos, pero también nos dio el gusto de presenciar el fin de Deok-su, quien fue uno de los personajes más odiados de la serie de Netflix.

Dificultad: 8/10

 

El Juego del Calamar

El juego final es el que le da nombre a la serie. Se selecciona a alguien para hacer el ataque y su misión es llegar a todas las bases; mientras que la defensa debe tratar de impedirlo, incluso si es necesario recurrir a la violencia. 

Para este punto la situación ya era muy personal, ya que Sang-woo y Gi-hun solían jugar todo el tiempo, sin mencionar que la muerte de Sae-byeok fue la traición definitiva entre los amigos. 

Dificultad 9/10

 

Las canicas

Aunque el juego podía ser tan fácil como los participantes quisieran, la complejidad estaba en el hecho de que no sabían que tendrían que jugar en contra de un ser querido o aliado. 

Narrativamente esto cambió el rumbo de la historia, porque nos hizo darnos cuenta del lado oscuro de nuestros personajes favoritos, pues solo muy pocos permanecieron firmes con sus valores. 

Dificultad 10/10

 

publicidad

Te puede interesar