OPINIóN

Tenemos que hablar del final de Descuida, Yo te Cuido, la nueva película de Rosamund Pike

La película de Netflix con la estrella de Gone Girl y Eiza González nos dejó con sentimientos encontrados

Foto: Netflix
publicidad

En Descuida, Yo te Cuido (2021), Rosamund Pike retoma un papel que le sale increíble: el de la mujer malvada a la que no podemos evitar odiar y amar al mismo tiempo.

Desde que la vimos en Gone Girl (2014) como Amy, la actriz demostró que tiene una facilidad para provocar escalofríos al dar vida a personajes detestables y el de Marla Grayson no es la excepción.

En la película de Netflix, nuestro enojo con el personaje se debe a que se dedica a estafar a ancianos al convertirse en su guardiana legal por métodos fraudulentos, con la intención de robarles su dinero e impedirles que tengan contacto con sus seres queridos.

Por supuesto, para salirse con la suya necesita seguridad en sí misma y muchísimo carisma… así que esto nos lleva al punto que nos dejó con sentimientos encontrados: el final.

ALERTA DE SPOILERS A PARTIR DE AHORA 

 

 

El final explicado

En la cinta, el plan de Marla se pone de cabeza cuando elige como víctima a una anciana que aparentemente no tiene familiares ni herederos, pero resulta ser la madre de un jefe de la mafia (Peter Dinklage), quien hará lo posible por liberarla de los abusos de la protagonista.

Por supuesto, Marla demuestra que no se someterá tan fácilmente y continua tratando de sacarle todo el provecho posible a las finanzas de su nueva “clienta”, con la ayuda de su novia Fran (Eiza González).

 

En un ejemplo de inmensa arrogancia, decide usar el poder que tiene para internar a la anciana en un psiquiátrico como venganza por las amenazas que ha recibido, algo que el hijo de la señora no tomará NADA bien y aquí es donde nos damos cuenta que todos los personajes de este filme son de lo más nefasto y no hay a quien irle. 

Para empezar, el grupo criminal asesina a la doctora responsable de pasarle pacientes a Marla (ok, no podemos negar que una parte de nosotros se alegró por esto) y después se van contra la protagonista y su pareja.

Ambas se salvan de milagro y –por alguna extraña razón– deciden que ahora ellas van a ir en contra de la mismísima mafia rusa. Este es un buen momento para recalcar que AMAMOS el arquetipo de la venganza femenina en el cine, pero en este caso no nos explicamos cómo es que todo le sale bien a Marla con solo algunas pocas lágrimas y moretones de por medio.

En un giro inesperado, la mujer termina por convertirse en una exitosa empresaria a base de más fraudes y abusos de poder. Además, logra ganarse el apoyo financiero del grupo criminal y al final la termina asesinando… ¿el hijo de una víctima del pasado?

 

Podemos entender que quizá es una “lección” para la actitud egocéntrica de Marla pero, la verdad, el personaje se merecía algo mejor (o en este caso, peor).

A diferencia de su papel en Gone Girl, en el que básicamente solo le hizo daño su esposo infiel y al ex que estaba obsesionado con ella, la sensación de justicia se queda corta en Descuida, Yo Te Cuido, de forma muy similar como pasó con la muerte de Cersei en Game of Thrones (2011).

Los fans de la serie de HBO seguro recordarán que después de todas sus maldades, la reina terminó muriendo en una cueva derrumbada, un final que definitivamente no le hizo honor a uno de los personajes más odiados (y amados) de la televisión.

Ahora los espectadores tenemos menos tiempo para alcanzar este nivel de odio con Marla, pero sin duda gracias a la increíble interpretación de Pike, el potencial definitivamente estaba ahí.

A ti, ¿te gustó el final de la película?

publicidad

Te puede interesar