OPINIóN

7 películas que tienen un lado realmente oscuro y quizá no te habías dado cuenta

Aunque su trama es muy directa, estos filmes esconden un lado más sombrío de lo que se muestra a simple vista

Foto: Lionsgate
publicidad

Hay películas que –al menos a primera vista– parecen muy alegres, pero con el paso del tiempo se ha demostrado que son mucho más profundas y en algunos casos, más oscuras de lo que parecen.

Desde clásicos juveniles, comedias románticas y cintas familiares, estas producciones tienen un lado muy sombrío que nos tomó por sorpresa una vez que analizamos detenidamente su trama o algunos momentos clave.

 

Mujer Bonita (1990):

Hoy en día recordamos esta película como una de las comedias románticas más entrañables de los 90, pero si ponemos atención, es notorio que aún quedan algunos elementos del guión original de J. F. Lawton.

Esta versión era demasiado oscura y se tuvo que adaptar para encajar más con el perfil de sus protagonistas, pero Touchstone (una marca de Disney) sí dejó un momento muy fuerte en el que Phillip, el ambicioso abogado de Edward, intenta abusar sexualmente de Vivian.

 

Dirty Dancing (1987):

La escena en la que Johnny carga a Baby mientras bailan “(I’ve Had) The Time of My Life” es inolvidable, pero, detrás de todo el romance, la película también muestra la realidad del aborto clandestino.

A lo largo de los años, se ha analizado lo importante que fue que esta comedia romántica hablara de un tema tan vigente, ya que el personaje de Penny está a punto de morir por un procedimiento mal hecho, en el cual “el tipo tenía un cuchillo sucio y una mesa plegable”.

 

The Breakfast Club (1985):

El director John Hughes entendía perfectamente los problemas de los adolescentes de los 80 y esto lo demostró con las películas que realizó en esta época, en las que combinaba momentos muy ligeros, con temáticas fuertes.

En el caso de The Breakfast Club, a simple vista parece la cómica aventura de cinco chicos muy diferentes, pero realmente reflexiona sobre la violencia familiar, la presión social y el suicidio, que fue la razón por la que Brian terminó castigado, aunque en el momento su maestro no sabía que esas eran sus verdaderas intenciones al llevar una pistola a la escuela.

 

Candyman (1992):

Esta película de terror es siniestra por naturaleza, pero independientemente de los sustos, el filme funciona como una crítica social en contra del racismo en Estados Unidos, una problemática que hoy se ha globalizado gracias a los esfuerzos de movimientos como Black Lives Matter.

Más allá de la aterradora apariencia de Candyman, en vida el personaje sufrió un terrible desenlace cuando se descubrió que tenía una relación interracial con una mujer blanca, por lo que fue torturado y asesinado y esta es la razón por la que ahora busca venganza.

 

Indiana Jones y El Templo de la Perdición (1984):

Si no lo has visto reciententemente, quizá no recuerdes las escenas de esclavitud infantil que se incluyeron casualmente en este filme de Steven Spielberg.

Por supuesto, esta es una problemática real que el cine ha retratado apropiadamente en varias ocasiones, pero parece fuera de contexto que una película familiar muestre este tipo de abusos… ah y tampoco nos podemos olvidar de los sacrificios humanos.

 

Un Experto en Diversión (1986):

Cuando vimos el personaje de Cameron en nuestra adolescencia a muchos nos parecía sumamente tedioso y aburrido por no seguirle el juego a Ferris pero, pensándolo bien, este chico tenía graves problemas.

A lo largo de la historia da indicios de que tiene ansiedad y depresión y, aunque al final resultó ser una broma, por un segundo parece que si estaba considerando ahogarse en la piscina.

 

Macario (1960):

Esta película mexicana demostró estar adelantada a su época al presentar una visión única de la muerte, en un país que –tradicionalmente– tiene fuertes fundamentos católicos.

En ella, el personaje principal experimenta un viaje sobrenatural y, al final, resulta que todo lo que vivió fue un sueño o truco de la Muerte para jugar con él antes de llevárselo. Quizá para muchos actualmente no sea tan relevante, pero sin duda en el contexto en el que se estrenó, este concepto es muy profundo.

publicidad

Te puede interesar