OPINIóN

4 mitos y 4 verdades de Miroslava Stern

La actriz del Cine de Oro mexicano tuvo una vida personal complicada, pero aún así dejó un increíble legado en la industria

Foto: IMDB
publicidad

Cuando Miroslava Stern tuvo su primera aparición en la pantalla mexicana, el público quedó sorprendido con la belleza de la actriz de origen checo.

A su corta edad –y a pesar de todas las dificultades por las que pasó– Miroslava demostró que estaba dispuesta a adaptarse a su nueva vida en México, tanto a nivel profesional como personal, pero esto último fue sumamente complicado para ella.

Con el paso del tiempo se volvería evidente que la joven estaba lidiando con una fuerte depresión y, como nunca recibió ayuda psicológica, lamentablemente se suicidó, a sus 30 años de edad.

Esta tragedia resultó en muchas especulaciones sobre los últimos años de la diva del Cine de Oro mexicano, así que a continuación analizamos algunos datos para determinar si realmente sucedieron, o son parte del mito alrededor de Miroslava.

 

¿Tuvo que huir de los nazis?

La infancia de Miroslava fue sumamente difícil. Desde muy pequeña se enteró que era adoptada, ya que don Óscar Stern, quien era judío, tuvo que revelar que no era el padre biológico de la niña para evitar que los nazis la capturaran.

Aún así, la familia estuvo detenida por un tiempo y cuando tuvieron la suerte de salir, decidieron que la única manera de sobrevivir la persecución nazi era mudándose a México.

 Veredicto: Verdad

 

¿Se intentó suicidar en su juventud?

Cuando falleció Miroslava, su padre le dijo a El Universal que su hija ya había intentado quitarse la vida cuando tenía 17 años y estaba viviendo en un internado en Nueva York. 

Un rumor de la época aseguraba que había sido porque su entonces novio, un soldado estadounidense, había fallecido en combate, lo cual la sumió en una profunda depresión; pero esta versión nunca se confirmó de forma oficial.

Veredicto: Verdad y mito

 

¿Era gran amiga de Pedro Infante?

Cuando se involucró en el cine mexicano fue recibida con los brazos abiertos. Tenía muy buena amistad con Ernesto Alonso, Ninón Sevilla y el gran ídolo de la era, Pedro Infante.

De hecho, Miros, como le decían de cariño, tomaba con buen humor las bromas del galán, quien en una escena de Escuela de Vagabundos (1955) la empujó a una fuente de imprevisto. 

Este momento se quedó en la película y, según Anabel Gutiérrez, la actriz lo correteó por todo el set para reclamarle por la travesura. 

Veredicto: Verdad

 

¿Una película predijo su muerte? 

Ensayo de un Crimen (1955) fue el último filme de la actriz, lo que desató una alocada teoría de que la trama predijo la muerte de Miroslava, específicamente por una parte en la que incineran a un maniquí basado en su personaje. 

Algunos relacionan esto con el hecho de que a la actriz la cremaron después de su muerte fue lo que desató este rumor, que por supuesto no tiene ningún tipo de relación con esta decisión.

 Veredicto: Mito 

 

¿Tuvo un romance con Cantinflas?

Este episodio en la vida de la actriz es de los que más causan intriga, pero realmente no hay pruebas de que hayan tenido una relación física. 

Más bien es un caso de un amor no correspondido, ya que ella tenía gran afecto por su coestrella, a quien conoció en la cinta  ¡A Volar Joven! (1947), pero él siempre dejó en claro que eran solo amigos y que era fiel a Valentina Ivanova.

Veredicto: Verdad y mito

 

¿Se suicidó por un corazón roto?

En una declaración sin precedente, Jacobo Zabludovsky dijo que Miroslava se había suicidado por Cantinflas, luego de recibir una carta en la que el comediante le confirmaba que no iba a dejar a su esposa por ella.

Otras versiones apuntan a que sería el romance fallido con el torero Luis Miguel Dominguín lo que la llevaría a la quitarse la vida, pero en ninguna de las notas suicidas que escribió hace mención que alguno de estos hombres fuera la verdadera causa.

 Veredicto: Mito 

publicidad

Te puede interesar