OPINIóN

Los mejores momentos de Daniel Craig en la saga Bond

Ante la despedida de Daniel Craig como James Bond, recordamos sus mejores momentos en la pantalla grande.

Foto: Universal
publicidad

Después de cinco entregas de la saga 007, nos despedimos definitivamente de Daniel Craig como James Bond con muchas teorías sobre quién caracterizará ahora a nuestro héroe británico, pero también momentos inolvidables del protagonista.

A través de los años, hemos visto la evolución no solo de la Chica Bond, sino también del mismo James Bond, quien se ha convertido en un personaje falible y con sus propios obstáculos internos, se ha convertido en un “sex symbol” él mismo, y hemos visto muchas transformaciones internas.

Te dejamos una lista de los momentos clave de Daniel Craig como James Bond:

 

Cuando vimos su lado vulnerable, en Casino Royale (2006)

Uno de los aciertos magistrales de Daniel Craig como James Bond fue la increíble dualidad que maneja entre un hombre superpoderoso, de habilidades físicas inigualables, y una psicología compleja y muy humana. Así lo vimos en Casino Royale (2006), cuando después de un altercado en el casino, consuela a su amada Vesper (Eva Green) en la regadera, tomando su mano y abrazándola, mostrando un lado vulnerable que no habíamos conocido del agente secreto.

 

La persecución en el Lago Garda, en Quantum of Solace (2008)

Aunque fue una de las menos favoritas del público, esta película protagonizada por Daniel Craig tiene todos los elementos que amamos en James Bond, autos de impacto, paisajes paradisíacos, adrenalina a todo lo que da, las Chicas Bond, los gadgets, frases memorables, bandas sonoras increíbles y elegancia pura.

 

En esta película, vemos una persecución en un paisaje italiano idílico entre James Bond, que maneja un Aston Martin, y Mr. White, quien intenta alcanzarlo en un Alfa Romeo, capturando perfectamente la esencia de la saga.

 

La persecución en el Tren en Estambul, en Skyfall (2012)

A través de las cinco películas caracterizadas por Craig, notamos cómo el mismo personaje de James Bond va creciendo, hasta alcanzar una madurez y una inteligencia emocional soberana en Skyfall (2012). Si bien en las películas anteriores ya veíamos una figura en control de sí misma, en esta entrega es cuando James Bond se siente como pez en el agua en las diferentes misiones.

Durante la persecución en el tren en Estambul, James Bond brinca desde la parte superior del tren a su interior, se acomoda las mancuernas con una sofisticación que solo él sabe, y prosigue con su misión como si nada.

 

La escena en donde tira el helicóptero de Blofeld, en Spectre (2015)

Una de las escenas más memorables, pues marcó un giro impactante en el arco del personaje. Después de tirar el helicóptero de Blofeld, este le dice que le disparara; James Bond tiene al villano en sus manos, y se encuentra ante la difícil disyuntiva entre seguir trabajando para la reina y seguir persiguiendo misiones imposibles, o, elegir la felicidad y el amor de la mano de Madaleine Swann, a quien elige finalmente… pero solo por un momento, pues sabemos que la historia sigue en Sin Tiempo para Morir (2021), que recién se estrenó en cines.

 

publicidad

Te puede interesar