OPINIóN

Los grandes amores de Pedro Infante

Te contamos cuáles fueron los corazones que Pedro Infante conquistó dentro y fuera del set de rodaje, pues el Ídolo de México también era conocido por su lado romántico

Foto: Archivo
publicidad

Pedro Infante se caracterizó por ser uno de los grandes actores y cantantes de México, pero también por sus conocidos romances, que captaron la atención del público una vez que se volvió famoso.

Maria Luisa León fue su legítima esposa y se conocieron antes de que él saltara a la fama en 1937. No es ningún secreto que vivió varias infidelidades por parte de Pedro Infante, pero lo que la mujer no soportó fue que él intentara contraer matrimonio con otra, así que nunca le concedió los papeles del divorcio.

Maria Luisa era 10 años mayor que él, y fue quien lo motivó a mudarse a la Ciudad de México para perseguir su sueño artístico.

Fuera de Maria Luisa, existieron varias mujeres con quienes el ídolo de México mantuvo relaciones amorosas y a algunas de ellas las conoció en el set de las filmaciones donde participó. ¿Las conocías a todas?

Guadalupe López

En Sinaloa, Pedro Infante tuvo a una de sus primeras novias: Guadalupe López, que tenía 17 años al igual que él y con quien tuvo a su hija primogénita, Guadalupe Infante. Ellos no se casaron, pero Pedro Infante se hizo cargo de la manutención de la pequeña.

 

 

Lupita Torrentera 

La reconocida actriz y bailarina sostuvo una relación con Pedro Infante, la cual duraría seis años y tuvo como fruto a tres de los herederos de Infante: Graciela, Pedro y Maria Guadalupe, aunque tristemente, Graciela perdió la vida a los pocos meses de haber nacido.

Lupita Torrentera y Pedro Infante se conocieron cuando él todavía estaba casado y ella tenía solamente 14 años. Una vez Lupita lo vio afuera de su casa y, en otra ocasión, los presentó Miguel Aceves Mejía en la XEW, pero todo comenzó formalmente cuando él la fue a ver en el teatro Follies mientras ella presentaba una obra y, aunque su madre intentó todo para que el romance no fructificara, Lupita cayó rendida ante el actor.

Cuando Lupita se enteró del romance que existía entre Pedro Infante e Irma Dorantes, dio por terminada la relación.

 

Irma Dorantes

Se conocieron por primera vez durante la filmación de Los Tres Huastecos (1948), pero el amor entre Irma Dorantes y Pedro Infante surgió mientras filmaban No Desearás a la Mujer de tu Hijo (1949), cuando ella tenía solamente 16 años y él 32. Ella interpretaría a Polita y Pedro al protagonista, Silvano. Se casaron en Yucatán tres años después de conocerse, cuando ella tenía 19 años.

No todo fue miel sobre hojuelas en esta historia de amor, pues todavía no estaba legalmente divorciado de Maria Luisa y, de hecho, falsificó la firma de los papeles de divorcio de su primer matrimonio, lo cual lo obligó a anular su matrimonio con Irma.

Fue su última mujer, vivió con él durante cuatro años hasta que él tuvo el fatídico accidente aéreo y, aunque fue quizás la relación más controversial del actor, pues él le llevaba 17 años de diferencia, ella siempre lo recordó con enorme cariño, y escribió “Así fue Nuestro Amor”, un libro que publicó con el motivo del aniversario 50 de la muerte de Pedro Infante

La pareja tuvo Irma Infante, la última de los hijos de Pedro y actual actriz de doblaje en México.

 

 

Blanca Estela Pavón 

Aunque oficialmente nunca existió un romance fuera del set entre estos dos grandes actores, en muchas ocasiones se dijo que Pedro Infante estuvo muy enamorado de Blanca Estela Pavón, y que ella era su amor platónico.

Muchos los consideraron como la “pareja inolvidable” del cine mexicano, pues compartieron créditos en cintas como Cuando Lloran los Valientes (1947), Vuelven los García (1947), Los Tres Huastecos (1948), Nosotros los Pobres (1948), Ustedes los Ricos (1948), y La Mujer que Perdí (1949).

Quizá fue su química en pantalla lo que desató los rumores de una posible relación.

El romance de sus personajes no fue lo único que compartieron, lamentablemente, ya que ambos perdieron la vida muy jóvenes en un accidente aéreo, ella cuando apenas tenía 23 años, y él cuando tenía 39. Se dice que en el funeral de Blanca Estela Pavón, Pedro Infante con lágrimas en los ojos decía que estaba seguro que él iba a correr con la misma suerte de la joven actriz.

 

 

publicidad

Te puede interesar