OPINIóN

Guía Astrológica para Corazones Rotos: 5 lecciones de vida de la serie de Netflix

La nueva serie italiana de Netflix, Guía Astrológica para Corazones Rotos, nos ha dejado una serie de lecciones de vida que queremos compartir contigo

Foto: Netflix
publicidad

Guía Astrológica para Corazones Rotos (2021), una comedia romántica italiana basada en la novela homónima de Silvia Zucca, viene como anillo al dedo con todo el furor que la astrología ha causado en los últimos años.

Pero la serie de Netflix es mucho más que eso. Sí, nos encantan las referencias a los movimientos de los astros, ver la compatibilidad entre los signos y los enredos amorosos que nacen a partir del tema; pero también nos ha dejado una serie de lecciones de vida que no querrás perder de vista.

La serie en su primera temporada abarca de los signos Aries a Virgo, así que probablemente podremos ver en una segunda entrega la descripción de Libra a Piscis, pero por lo pronto, nos deja seis capítulos divertidísimos para aprovechar el fin de semana.

La trama trata sobre Alice, una asistente de producción con el corazón roto, que junto con su amigo Tio, un actor experto en astrología, analizarán a cada uno de sus pretendientes según la posición de las estrellas el día que nacieron.

Aquí las mejores lecciones que nos dejó Guía Astrológica para Corazones Rotos:

 

Un corazón roto es a veces un golpe de suerte

La serie comienza cuando Carlo, el exnovio de nuestra protagonista Alice (Claudia Gusmano), le muestra el anillo de compromiso que está por entregarle a su nueva novia embarazada.

Esto deja a Alice con el corazón roto y una borrachera; pero conforme va avanzando la serie nos damos cuenta de que esto es lo mejor que pudo haberle pasado a la carismática protagonista. Nuevas amistades, retos laborales y distintos intereses amorosos son solo un poco de lo que le depara esta nueva etapa.

Además, Carlos resulta no ser lo que parecía, librando a Alice de un futuro poco conveniente a su lado.

 

Nuestras ideas “locas” a veces resultan ser geniales

Cuando Alice se encuentra con su nuevo jefe a altas horas de la madrugada (y en un estado etílico inconveniente) le comenta la idea de hacer un show en donde un participante soltero pueda elegir entre 12 concursantes -cada uno de un signo distinto- a quienes valorará según su compatibilidad. Su jefe Davide queda fascinado con la idea, lo cual la convierte en la productora ejecutiva del programa, asumiendo nuevos retos y muchísimo crecimiento profesional.

Las estrellas no nos determinan

Sí, la serie toma la astrología como pretexto, pero también deja muy en claro que no debemos dejar que ni los astros ni nada externo nos determine. En su carta astral, Alice tiene la casa del amor “vacía” pero esto no la detendrá de seguir abierta a encontrar el amor verdadero, y la búsqueda y las aventuras que ésta conlleva valdrán toda la pena.

Alice es una total entusiasta del amor y esa es la más grande lección.

La amistad lo es todo

Al comienzo de la serie, Alice atraviesa un corazón roto y una crisis laboral; pero no hay mal que una buena amistad no pueda enmendar. Así Alice atraviesa sus momentos más difíciles, los más cómicos y los más encantadores al lado de Paola, su mejor amiga, y de Tio, su nuevo mejor amigo y presentador del show.

Paola en ocasiones siente rivalidad con Tio por la amistad de Alice, pero si algo nos queda claro, es que no podemos tener suficientes “mejores amigos”.

Las cosas no siempre son lo que parecen 

Si algo nos ha enseñado esta serie es a mantener flexibilidad de mente y de corazón. Y esto implica no solo no dejarnos determinar por el movimiento de los astros, sino también romper las estructuras mentales que nos condicionan, y que a veces son nuestro propio enemigo.

Alice aborrece a Davide, su nuevo jefe por presuntamente haber despedido a su colega Enrico, y al paso de los capítulos se da cuenta de que Davide no es tan “malo” como parece. Enrico en realidad renunció por cuenta propia, y David empieza a convertirse en el principal interés amoroso de Alice.

publicidad

Te puede interesar