OPINIóN

¿Cuántas mujeres hay en realidad detrás de las series más vistas?

Muchas plataformas de streaming le deben su éxito a estas historias de mujeres, pero ¿cuántas directoras y guionistas estuvieron involucradas en su producción?

Foto: Netflix/HBO
publicidad

En noviembre, Netflix anunció que Gambito de Dama (2020) se convirtió en la serie limitada más vista de la plataforma, registrando 62 millones de espectadores en los primeros 28 días de su estreno.

Esto no debería sorprender a nadie, ya que la historia de Beth Harmon como una jugadora de ajedrez brillante –pero sumamente imperfecta- tenía todo para atrapar a las audiencias: un vestuario y producción increíbles, una trama interesante y, sobre todo, una protagonista compleja tratando de sobrevivir a sus circunstancias.

Superficialmente, podría parecer que los esfuerzos de la industria del entretenimiento están encaminados a una mayor inclusión y las series de mujeres empoderadas del momento podrían ser prueba de esto.

Pero, ¿cuántas mujeres hay en realidad detrás de estas producciones y cuál es su influencia en cada historia?

 

Prácticas que se han vuelto comunes como el “tokenismo”, es decir, la inclusión simbólica que hace concesiones superficiales a grupos oprimidos, nos hacen cuestionarnos si Hollywood está verdaderamente comprometido con la causa o si simplemente es una distracción y los espectadores estamos cayendo en una “trampa”, en la que aplaudimos el más mínimo empeño.

En una pieza para Lumínicas, la directora Alejandra Márquez Abella advierte los riesgos de decir que una película (o serie) es “buena” solo porque cumple con el discurso de que las mujeres somos personas. 

“Preocupa que en esta nueva normativación se construye la creencia de que se puede prefabricar, preordenar, la representación de un grupo oprimido. Como si hablar de una experiencia individual, única, fuera un mueble que puede comprarse en línea y que se ensambla con ayuda de un instructivo” explica la cineasta.

Al leer el texto de la mexicana, reconocemos que no siempre hemos basado nuestro criterio en una verdadera inclusión; así que decidimos analizar algunos de los contenidos recientes más populares que tienen a mujeres como protagonistas, para descubrir si al menos hay creativas involucradas en estas historias femeninas de la pantalla.

Para cada show se hizo un conteo de las directoras y guionistas involucradas, tomando como referencia los registros de IMDb y los mismos créditos de las series.

 

Industry (HBO)

La serie sigue a un grupo de recién graduados que buscan un lugar permanente en un prestigioso banco. Myha’la Herrold da vida al personaje principal, Harper, una chica que tiene mucho por demostrar. 

Directoras: 3 de 4

Guionistas: 1 de 4

 

Emily in Paris (Netflix)

Lily Collins es la protagonista de esta historia en la que una joven consigue un trabajo en una importante empresa francesa y, al mudarse, se dará cuenta que es una oportunidad para descubrirse a sí misma. 

Directoras: 1 de 3

Guionistas: 7 de 11

 

WandaVision (Disney+)

Es la primera serie de Marvel que se conecta al MCU, pero a la vez es muy diferente ya que muestra el duelo y la salud mental de Wanda Maximoff tras la muerte de su amado Vision y su hermano Pietro.

Directoras: 0 (un director estuvo a cargo de todos los episodios)

Guionistas: 5 de 12

 

I May Destroy You (HBO)

Basada en su propia historia de abuso sexual, Michaela Coel hace un retrato sobre su propio trauma, mientras ejemplifica otras situaciones en las que el “gaslighting” y la violencia obstruyen el consentimiento.

Directoras: 1 de 2

Guionistas: 4 de 4

 

Gambito de Dama (Netflix)

Beth Harmon es una jugadora de ajedrez prodigio, cuya dependencia a las drogas y al alcohol es cada vez más difícil de sobrellevar por sus ambiciones y problemas personales. 

Directoras: 0 (un director estuvo a cargo de todos los episodios)

Guionistas: 0 de 2

 

Euphoria (HBO)

La serie sigue a Rue, una joven estudiante que tras la muerte de su padre se vuelve adicta a las drogas, pero la llegada de Jules pone de cabeza su lado autodestructivo. A la par, varias compañeras tratan de lidiar con los problemas de la adolescencia. 

Directoras: 3 de 4

Guionistas: 2 de 4

 

Selena: La Serie (Netflix)

En la primera parte de esta bioserie se muestra la vida de Selena Quintanilla y su familia, desde los primeros conciertos de Los Dinos, hasta el salto a la fama de la joven cantante texana. 

Directoras: 2 de 2

Guionistas: 4 de 9

 

Bridgerton (Netflix)

Esta temporada la historia se centró en el personaje de Daphne, una chica que si bien se tenía que atener las expectativas de la sociedad, logró evolucionar como una mujer más madura y libre en cada episodio. 

Directoras: 2 de 4

Guionistas: 7 de 8

 

En México 

 

De Brutas Nada (Prime Video)

Tessa Ia da vida a una joven que trata de rehacer su vida mudándose a un departamento con un roomie que cree que es gay, pero se da cuenta que todo es una gran confusión. 

Directoras: 0 (un director estuvo a cargo de todos los episodios de la primera temporada)

Guionistas: 1 de 3

 

Madre Solo hay Dos (Netflix)

Dos mujeres muy diferentes se ven forzadas a convivir luego de que sus bebés son intercambiadas en el hospital, así que la única solución es vivir juntas para que sea más fácil adaptarse a la transición. 

Directoras: 1 de 4

Guionistas: 3 de 5

Fe de Erratas: en escritores, son 5 mujeres de 7 en total.

 

Los resultados de este experimento son mixtos y Gambito de Dama demostró ser la producción con menos representación femenina, contrario a I May Destroy You (2020), cuyo equipo está conformado casi en su totalidad por mujeres. 

Algo que también resulta interesante es que la serie mexicana, Madre Solo Hay Dos (2021) demostró un compromiso por involucrar a una mayoría de escritoras, aunque quizá esto es algo natural, sobre todo tratándose de contenido sobre maternidad.

Para complementar este ejercicio, un estudio del Center for The Study of Women in Television and Film estableció que en el 2020 sí hubo un incremento en el porcentaje de mujeres con roles clave en producciones taquilleras. 

Sin embargo, los números siguen siendo dolorosamente bajos, con un total del 18 por ciento para directoras y el 17 por ciento en el caso de guionistas. 

A estas alturas, ni siquiera se trata de igualdad, o de romper el techo de cristal… 

Las mujeres merecen liderar la conversación sobre las historias femeninas que se cuentan en el cine y la televisión, no porque los hombres no lo hayan hecho exitosamente en ciertas ocasiones, pero sin duda hay un discurso que se puede enriquecer con las experiencias individuales. 

En voz (o pluma) de Alejandra Márquez Abella, “es importante concentrar los esfuerzos en nuestra mirada, en nuestra agencia, tomarnos en serio como seres deseantes. Amorosas, cuidadoras, pero también corruptibles o hurañas. Somos personas, no somos hadas”.

publicidad

Te puede interesar