OPINIóN

9 cosas de las películas de terror que dan más risa que miedo

Seamos honestos, ¿a quién le siguen dando miedo los fantasmas?

Foto: Sector Cine
publicidad

El cine no para de evolucionar, y en concreto, el cine de terror tampoco lo ha hecho. Hay cosas que se han quedado desde la primera vez que las vimos, como las posesiones satánicas o los extraterrestres invasores que intentan destruir el mundo.

Películas como El Conjuro (2013) y Life (2017) siguen demostrando que lo desconocido y fuera de nuestro control siguen poniéndonos los pelos de punta. Sin embargo, existen elementos en el cine que han sido tan repetidos y poco cambiantes que incluso han sido parodiados en películas como Scary Movie (2000). 

Aquí te dejamos algunos ejemplos de elementos que en las películas de terror de hoy en día nos dan más risa que miedo.

  1. Muñecos diabólicos: 

Fuera de Annabelle, que sigue aterrorizando a millones alrededor del mundo, los muñecos diabólicos ya son un recurso del pasado. Es imposible no ver a Chucky y reír al escuchar al muñeco pelirrojo con cuerpo de niño y voz de adulto muy conflictuado.

  1. Caerse en una persecución: 

Las persecuciones hacen que se nos acelere el corazón, pero cuando vemos a alguien caerse, simplemente ya no nos tapamos los ojos para esperar lo peor, preferimos gritarle a la pantalla y en algunas ocasiones, la caída es tan ridícula que es inevitable que nos saque unas carcajadas.

  1. Niños malvados:

Tal vez hace años las películas con niños diabólicos como protagonistas, como es el caso de Damien en The Omen (1976) o los niños de pelo blanco en El Pueblo De Los Malditos (1995) aterrorizaron a muchos, pero hoy en día da más coraje y ganas de darles un buen castigo que asustarnos al verlos venir. Honestamente, los niños son los que deben respetar a los adultos, no al revés. ¡Dejen a los niños en paz!

  1. Vampiros: 

Desde Twilight todo cambió. Ahora no solo los vampiros no dan nada de miedo, sino que son figuras inmortales, codiciadas y sensuales que además tienen un gran corazón y son veganos (que comen sangre animal y no humana). Si esto no nos hace reír, no sabemos que más lo hará. 

  1. Slashers:

Este género nos dio en las décadas de los 80 y 90 las mejores películas de terror. Cintas como Halloween (1978) o Scream (1996) se convirtieron en piezas de culto con miles de fans alrededor del mundo. Hoy en día, la idea de un maníaco desquiciado con una sierra, aunque sería impresionante verlo en persona, en el cine ya no nos aterroriza como hace 30 años. 

  1. Zombies:

Aunque los zombies han tenido un renacimiento como los de Estación Zombie (2016), donde los muertos vivientes son extremadamente hábiles, la verdad es que los zombies tradicionales ya son completamente parodiables. Ejemplo de esto es la película Zombieland (2009). 

  1. Fantasmas: 

Solo una pregunta: ¿Desde hace cuánto no vemos una buena película de fantasmas?, fantasmas que de verdad nos asusten. Tal vez solo La Maldición de Hill House (2018) es el último bastión de este género que ya no asusta a nadie.

  1. Adolescentes ingenuos:

Junto a los slashers murieron también los adolescentes ingenuos que parecen no tenerle miedo ni a lo desconocido ni a los peores asesinos seriales hasta que matan a alguno de sus amigos. Recordemos por favor House Of Wax (2005) con Paris Hilton como una de sus protagonistas, siendo honestos nos dio mas risa que miedo. 

  1. Llamadas telefónicas:

Con lo avanzados que ahora son los celulares, las llamadas telefónicas de extraños que quieren hacerle daño al protagonista podrían ser fácilmente bloqueadas y reportadas.

publicidad

Te puede interesar