OPINIóN

8 películas mexicanas de los 90 que siguen siendo increíbles

Te decimos cuáles son las películas que, tres décadas después, seguimos disfrutando como si fuera la primera vez que las vimos

Foto: Mirmax, Bandidos Films, IMCINE
publicidad

En el cine mexicano, a la década de los 90 se le ha conocido comúnmente como “La Nueva Era”, pues después del Cine de Oro –y una crisis intermedia– se le apostó a producciones de bajo y no tan bajo presupuesto que exploraron diversas temáticas.

Abordando géneros como el terror, la comedia, el cine político o de denuncia social, el cine de los 90 destacó por sus propios méritos y dio pie a piezas fundamentales en nuestra cinematografía como Amores Perros (2000) y Perfume de Violetas (2001).

Quién diría que ya estamos a treinta años del lanzamiento de muchas de las películas de los 90 que siguen siendo vigentes hoy día y, probablemente, jamás dejaremos de disfrutar.

 

Cronos (1993)

Cómo no mencionar a la ópera prima de nuestro querido director Guillermo del Toro. Ganó varios Premios Ariel, entre ellos, el Premio a Mejor Película, a Mejor Director, Mejor Actor de Cuadro, Mejor Guión, Mejor Escenografía, Mejor Ambientación, Mejores efectos Especiales y Mejor Ópera Prima.

Bajo el género de misterio y horror se erige la versión mexicana del mito del vampiro, en donde el protagonista, Jesús Gris, hará de todo para conseguir la inmortalidad, que se presenta en forma de un escarabajo de oro que es capaz de dar la vida eterna a cambio de sangre.

 

Como Agua para Chocolate (1992)

En el año de su estreno ganó 10 Premios Ariel y estuvo nominada a Mejor Película Extranjera de Habla Hispana en los Premios Goya y como Mejor Película Extranjera en los Globos de Oro. Es una adaptación de la novela homónima de Laura Esquivel.

En la cinta de Alfonso Arau vemos la historia de amor secreta entre Tita, una apasionada cocinera y Pedro. Los amantes de la cocina seguiremos disfrutando de las metáforas culinarias, un viaje de sabores, texturas y colores que nos sigue deleitando los sentidos.

 

La Ley de Herodes (1999)

Una cinta política de Luis Estrada que daría pie a tantas más que explorarían el género, en un intento de reflejar los temas de corrupción que nos aquejan hoy día. La película está ambientada en 1949 cuando, después de la muerte del Presidente Municipal, se nombra a Juan Vargas, un antiguo militante del PRI, como nuevo alcalde.

La tentación, la sed de ambición y los beneficios de gozar un absoluto poder van torciendo la moral de este personaje, quien se convierte en un tirano capaz de hacer lo que sea con tal de perpetuar el poder. Una cinta que sigue vigente en nuestro clima político hoy día.

 

Sexo, Pudor y Lágrimas (1999)

Para muchos podría ser un drama o comedia ligera, sin embargo, en el año de su estreno se llevó el Ariel de Plata para Susana Zabaleta como Mejor Actriz, Mejor Dirección de Arte, Música Original (por Aleks Syntek) y Guión Adaptado.

Está basada en la obra de teatro de Antonio Serrano bajo el mismo nombre, recaudó más de 115 millones de pesos y fue, en su época, la tercera película más taquillera del país; demostrando que al público mexicano le encantan este tipo de producciones.

 

La Mujer de Benjamín (1991)

La ópera prima de Carlos Carrera, protagonizada por Eduardo López Rojas y Arcelia Ramírez. Nuestro protagonista, Benjamín, se enamora perdidamente de Natividad, la joven más atractiva del pueblo a quien pretende enamorar a través de cartas anónimas, pero falla en todos sus intentos así que decide raptarla. Al final, Natividad encuentra en su casa un fajo de billetes, se lo roba y huye hacia la carretera.

La cinta tuvo una increíble recepción y tuvo premios y reconocimientos internacionales como el Premio Glauber Rocha de la Prensa Extranjera a la Mejor Película.

 

Todo el Poder (1999)

Una extraordinaria película cómica bajo la dirección de Fernando Sariñana. El increíble elenco está conformado por Demián Bichir, Luis Felipe Tovar y Cecilia Suárez y se podría decir que se trata de una denuncia social en donde se tocan temas como la inseguridad, la corrupción y la impunidad, todo, bajo un humor negro al que es imposible resistirse.

La cinta explora los temas de actualidad social de una manera inteligente, cómica e ingeniosa y es que si algo ha caracterizado al cine mexicano desde la Nueva Era, es la manera de retratar de forma tan cruda la problemática actual.

 

El Callejón de los Milagros (1995)

No todo es humor en el cine mexicano. De hecho, pocas producciones han sido tan capaces de retratar la realidad social de manera tan cruda y brutal. La película está dirigida por Jorge Fons, y es una adaptación del talentosísimo escritor y periodista Vicente Leñero a la obra de Nuguib Mahfuz.

La historia está narrada desde tres perspectivas (formato que veremos en películas posteriores, como en los filmes de Iñárritu). El elenco también es imperdible, en él podemos apreciar las actuaciones de Ernesto Gómez Cruz, Salma Hayek y Margarita Sanz.

Ganó once Premios Ariel después de su estreno, así como Mejor Película Extranjera de Habla Hispana en los Premios Goya.

 

Solo con tu Pareja (1991)

Una divertidísima comedia de Alfonso Cuarón en donde Daniel Giménez Cacho representa a Tomás Tomás, un joven que no le teme a los encuentros sexuales casuales en plena epidemia del VIH hasta que una examante enojada le hace una pésima jugarreta, haciéndolo pensar que ha contraído el virus, así que tendrá que cambiar por completo su estilo de vida.

La película ganó el Premio Ariel al Mejor Guión, fue la ópera prima de Cuarón y, desde luego, se convirtió en un clásico y en la comedia favorita de muchos de nosotros.

publicidad

Te puede interesar