OPINIóN

5 razones para ver The Sex Lives of College Girls, la primera serie de Pauline Chalamet

Pauline Chalamet, hermana de Timothée, protagoniza esta serie que se acaba de estrenar en HBO Max

Foto: HBO Max
publicidad

The Sex Lives of College Girls (2021), serie estelarizada por Pauline Chalamet, ya está disponible en HBO Max bajo la producción de Mindy Kaling y no cabe duda que es una bocanada de aire fresco para el género.

Si el nombre de esta actriz te parece familiar, es porque es la hermana de Timothée Chalamet y esta es la primera serie en la que participa, después de un largometraje titulado The King of Staten Island (2020) del director Judd Apatow.

La historia trata sobre cuatro estudiantes universitarias: Leighton, Kimberly, Whitney y Bela, las cuatro de personalidad y contextos completamente diferentes, pero con un interés en común: su vida sexual, la falta de la misma y las confusiones que de ella derivan.

Aquí te decimos las principales razones por las que no te querrás perder The Sex Lives of College Girls.

 

Mindy Kaling es coproductora

Nos enamoramos de Mindy Kaling desde que la vimos en Virgen a los 40 (2005) y después en The Office (2007), serie para la cual escribió una gran cantidad de episodios. También creó y protagonizó The Mindy Project (2012) en donde interpreta a la obstetra Mindy Lahiri, papel que está inspirado en su propia madre.

En esta ocasión coproduce The Sex Lives of College Girls, en donde también podremos ver guiños autobiográficos, pues ella asistió a Dartmouth, así que muy probablemente las aventuras y crisis de las cuatro protagonistas tienen mucho que ver con la experiencia universitaria de Mindy.

 

La presencia de Pauline Chalamet

Se trata del primer protagónico en una serie de la hermana de la estrella del momento, Timothée Chalamet pues, aunque ya había salido en algunos episodios de series como One Life to Live (1999) Royal Pains (2009) y Les Engagés (2021), este es su primer papel principal.

La serie se rodó durante la pandemia, así que tuvo que audicionar vía Zoom y fue perfecta para el personaje de Kimberly, una alumna entregada e ingenua, proveniente de un pequeño pueblo en Arizona que se siente completamente fuera de lugar, sensación que la hizo identificarse con el simpático personaje.

 

Sigue la fórmula del cuarteto femenino

Al igual que Sex and the City (1998) y que Girls (2012) -ambas de HBO- The Sex Lives of College Girls se centra en la historia de cuatro protagonistas mujeres. En esta ocasión, las estrellas son cuatro roommates universitarias obsesionadas con sus primeras experiencias sexuales, que tendrán que atravesar los años de universidad mientras tienen solamente una cosa en la cabeza.

La serie nos recuerda que la fórmula cuatro protagonistas está ahí, sí, y que el tema universitario se ha tratado también en diversas ocasiones anteriores, pero que todavía existen maneras sumamente originales, diferentes e inteligentes de contar una historia.

 

Se explora la sexualidad desde una óptica femenina

Muy atrás quedaron los tiempos en donde la sexualidad adolescente era representada por y para los hombres al estilo American Pie (1999) y, cuando aparecían personajes femeninos, eran casi exclusivamente estereotipos de chicas atractivas y dispuestas a satisfacer la mirada masculina.

En The Sex Lives of College Girls vemos cómo las protagonistas quizá ya no son adolescentes, pero tampoco son del todo adultas, y naturalmente atraviesan todo tipo de dudas, confusiones y tentaciones a pesar de venir de contextos familiares y sociales muy distintos entre ellas, creando historias y diálogos con los que todas se podrán identificar.

 

Su increíble guión 

La serie está escrita por Mindy Kaling y Justin Noble y se agradece que el guión es una mezcla entre cómico, pero tierno a la vez, que te hará pasar un buen rato en medio de esporádicas carcajadas. Como por ejemplo, Kimberly le pregunta a una de las chicas qué materias había inscrito para ese término, y ella le responde “literalmente no sé, solo inscribí las materias que empezaran con Introducción”.

Una frase que resume a la perfección cómo las chicas tienen que sacar adelante la carrera universitaria, cuando sus preocupaciones e intereses son completamente distintos a los académicos.

publicidad

Te puede interesar