OPINIóN

12 escenas de anime que nos gustaría vivir en carne propia

No hay mundos más increíbles que los que han creado estos animadores japoneses

Foto: Netflix, Sony Pictures Classics
publicidad

Es imposible no sorprendernos y desear vivir muchas de las maravillosas escenas de la ficción que la pantalla grande ha creado. Pongamos el caso del día en que Jake Sully elige a su Ikran en Avatar (2010). Todos quisimos estar ahí para surcar los cielos de Eywa en uno de esos increíbles dragones multicolores.   

De la misma forma, los animadores japoneses también han creado escenas maravillosas en las que, invariablemente, nos encantaría estar y repetir millones de veces. Veamos algunas de ellas.

 

  1. Cuando Howl y Sophie caminan en el aire en El Castillo Vagabundo (2004):

Después de ser acosada por dos soldados en la calle, Sophie siente un apretón en el hombro. Se trata de Howl, un hombre al que nadie a visto, ni siquiera ella. Cuando intenta zafarse ya es demasiado tarde, Howl la eleva de un salto en el aire y juntos caminan sobre la ciudad. A la par, el hermoso vals compuesto por Joe Hisaishi suena a todo volumen. 

  1. Cuando Taki y Mitsuha se encuentran en el cráter de la montaña en Tu Nombre (2016):

Justo cuando creíamos que iba a ser demasiado tarde para que estos dos adolescentes salvaran el pueblo donde vivía Mitsuha y toda su familia, los dos, por destino e intuición se encuentran juntos en el cráter de la montaña donde una vez se unieron espiritualmente. Desde distintas dimensiones logran verse por primera vez.

  1. Cuando Chihiro limpia al dios del río en El Viaje de Chihiro (2001): 

Desde la escena en que llega “el gran dios apestoso” a los baños de Yubaba y va dejando todo sucio a su paso, hasta cuando Sen le dice a Lin que el dios tiene algo atorado en el cuerpo, toda la escena es inolvidable. 

  1. Cuando Yuki y Ame juegan como lobos en la nieve en Los Niños Lobo (2012):

Después de que la pequeña familia llega a vivir al campo, los niños esperan varias temporadas para jugar con la nieve. Todos quisimos transformarnos en lobos para correr libremente por el bosque como estos dos hermanos. 

  1. Cuando Light Yagami conoce a un shinigami por primera vez en Death Note (2006): 

Aunque puede ser terriblemente escalofriante de pronto encontrar en tu cuarto a oscuras a un espíritu que te ha venido siguiendo desde que encontraste una extraña libreta, ¿quién no quisiera tener el poder de ver directo a los ojos lo sobrenatural?, y no solo eso, que también te hable.  

  1. La primera vez que Makoto se da cuenta que puede saltar en el tiempo en La Chica Que Saltaba A Través Del Tiempo (2006): 

Para salvar a su amigo de un terrible accidente, esta chica descubre involuntariamente cómo poder saltar en el tiempo. Es indudable que todos envidiaríamos tener este poder en nuestras manos. 

  1. Cuando Shinji logra dominar al Eva en Neon Genesis Evangelion (1995):

Después de muchos intentos fallidos, por fin Shinji logra volverse uno mismo con el Eva. Esta escena logra transmitirnos un poder físico colosal que a todos nos gustaría experimentar por lo menos una vez en la vida. 

  1. La hermosa pelea que Motoko le propina a un sicario en Ghost In the Shell (1995): 

En medio de lo que parece ser un suburbio superpoblado chino, entre luces de neón y un gran charco al final de la calle, Motoko, que puede volverse invisible, derrota a un sicario con la mejor pelea de artes marciales de la historia. 

  1. Cuando Taeko recoge flores con las mujeres del campo y habla sobre la historia del carmín en Recuerdos del Ayer (1991):

Después de arreglarse apropiadamente para unirse a la cosecha de carmín, Taeko recuerda cómo su cuñada Kiyoko le contó una historia increíble tras preguntarse cómo de una flor tan amarilla puede salir un rojo tan potente. Antiguamente las mujeres que cosechaban esta flor se pinchaban los dedos con las espinas y se creía que de su sangre nacía el color carmín. ¡Poesía pura!

  1. Cuando las hermanas Kusakabe y Totoro hacen crecer el árbol de su jardín en Mi Vecino Totoro (1988) 

Esta preciosa escena, acompañada de la increíble música de Joe Hisaishi, le enchina la piel a cualquiera. Durante la madrugada, Totoro se encuentra en el jardín de las pequeñas hermanas intentando germinar las semillas que les regaló. Las hermanas logran verlo desde la ventana y salen corriendo para ayudarle. Con una magia increíble todos logran hacer crecer las semillas, las cuales se unen y crean un un precioso árbol colosal. 

  1. Cuando Ashitaka es besado por el dios del bosque en La Princesa Mononoke (1997): 

Cuando Mononoke decide ayudar a Ashitaka, no pierde el tiempo y lo lleva directamente con el dios del bosque para que sane su herida. En medio de un manantial gigantesco, entre árboles que parecen tener más de 1 millón de años y sobre un musgo lleno de rocío, el dios del bosque, que tiene forma de venado, se aproxima al delirante Ashitaka para besarle la frente y devolverle la vida.  

  1. El desfile de los espíritus en Paprika (2006):

Sería genial poder ver los sueños de otras personas, ahora, vivirlos es otra historia. Pensamos que sería increíble solo si se parecen a los que vimos en el desfile de espíritus en el desenlace de esta película.

publicidad

Te puede interesar