OPINIóN

10 lecciones de vida que nos sigue enseñando Matilda

Por más que los millennials crezcamos, siempre nos identificaremos con este personaje de Roal Dahl

Foto: Columbia TriStar
publicidad

Matilda (1996) nos enseñó muchísimas lecciones de vida, algunas incluso no las recordamos pero en verdad son invaluables. 

La exitosa película noventera, basada en la novela original de Roal Dahl, quien también escribió “Las Brujas”, “Charlie y La Fábrica de Chocolate” y “El Fantástico Señor Zorro”, se ha vuelto un clásico más que ha traspasado generaciones enteras y aún seguimos amando.

Aquí te presentamos lo que aprendimos de la adorable niña mágica y hasta de Miss Miel y Tronchatoro.

 

  1. Solo tú puedes validarte

Esta primera lección es quizá la más importante, Matilda fue en contra de todos, incluso de sus propios padres, para lograr lo que se proponía. Sabía que sus sueños e intenciones eran buenas y eso es una enseñanza invaluable para todos los que vimos la película.

  1. Leer es en realidad es algo muy cool

Muchos no estarán de acuerdo con esto, pero Matilda nos enseñó que solo para vencer nuestros propios miedos, debemos acabar con la ignorancia. 

  1. Al igual que leer, Matilda nos enseñó que usar lentes también es un look interesante

Tan solo recuerda este movimiento de Miss Miel: 

  1. Eres más inteligente de lo que crees

A pesar de que Matilda era una niña genio con poderes sobrenaturales, lo que nos demostró a todos fue que no debemos olvidar que tenemos la capacidad para aprender cualquier cosa, incluso física cuántica o cálculo analítico. 

  1. Cuando alguien te humilla en realidad está sacando sus propias inseguridades

Si alguien llega a decirte algo como “Yo soy lista, tú tonta, yo soy grande, tu pequeña, yo estoy bien, tú mal”, lo más seguro es que suceda completamente lo opuesto.

  1. Nunca hay que tenerle miedo a nada

Vencer nuestros propios temores es una de las cosas más difíciles, pero el miedo paralizante es el que causa que no nos arriesguemos a hacer lo que realmente queremos en la vida. Matilda tuvo también mucho miedo, sobre todo de Tronchatoro, pero nunca se detuvo por esos temores. 

  1. Eres único y especial

Matilda nos enseñó que también somos únicos, inteligentes, divertidos e interesantes; como dice el narrador al principio de la película: “Todos nacemos, pero no todos nacemos iguales”.

  1. El rencor te transformará en un adulto espantoso

Toma el caso de Tronchatoro, que aunque no sabemos qué horrible trauma la orilló a ser como es, nunca pudimos ver un ápice de humanidad en ella. 

  1. La amabilidad es el virtud más devaluada de todas

Miss Miel nos enseñó esta valiosa lección. ¿A quién no le gustaría tomar té en esa preciosa cabaña donde vive la maestra de Matilda y disfrutar de su amable compañía?

  1. Sí es posible que te ocurran cosas grandiosas

Nunca te desanimes, lo mejor siempre está por llegar. Tal vez no logres mover objetos con solo mirarlos, pero al igual que Matilda, seguro podrás lograr todo lo demás que te propongas.

publicidad

Te puede interesar