NOTICIAS

Tenemos la carne, la película mexicana de terror que ha causado polémica

En la edición 45 del Festival Internacional de Rotterdam, pero en SITGES ahuyentó a las personas.

Foto: findelahistoria
publicidad

Después de un larguísimo periodo de sopor, el cine mexicano está viviendo uno de sus mejores momentos. Por esto mismo, las productoras nacionales han dejado su zona de confort, para ampliar sus horizontes. Emiliano Rocha, un joven director y discípulo de Alejandro González Iñárritu, es un buen ejemplo, quien en enero del 2016 nos entregó su ópera prima Tenemos la carne (Tenemos la carne, 2016), cinta que está dando de qué hablar. 

Imagen: http://satelitemedia.mx

Antes de entrar en la polémica acerca de esta película, te contamos de qué va. Dos hermanos (interpretados por Diego Gamadiel y María Evoli) se encuentran en un mundo postapocalíptico. Todo está en ruinas. Mientras recorren la ciudad, encuentran un edificio aún en pie, al cual entran. Una vez en el interior del recinto se topan con un vagabundo (Noé Hernández). Él les proporcionará alimento a cambio de que hagan lo que les pide. Esto será el agujero de conejo que los llevaría a la necrofilia y el canibalismo, entre otras cosas más.

Imagen: http://www.filmstarts.de

Algunos consideran que Tenemos la carne lo tiene todo para ser una muy buena película de horror, mientras que otros creen que es una cinta completamente incomprensible que sólo se centra en mostrar todo tipo de parafilias, pero que no tiene ni pies ni cabeza. Veamos los dos puntos de vista.

Tras su presentación en la edición número 45 del Festival Internacional de Cine de Rotterdam, las buenas críticas comenzaron a surgir, especialmente cuando recibió los elogios de su mentor, González Iñárritu, y de Alfonso Cuarón. Por este motivo, esta película empezó a generar muchas expectativas en el público.

Imagen: filmin.es

Sobre la interpretación de la película, Rocha comenta “Se trata de una cueva en la que puede pasar cualquier cosa. En ella los personajes son libres y están lejos de las ataduras morales, lo que pasa es que con el tiempo los personajes se empiezan a transformar y llegan a sus límites, entonces ocurren situaciones que llegan a trastocar la violencia y la sexualidad, se vuelven seres primitivos”. 

Imagen: http://www.sensacine.com/

Pero cuando se exhibió en SITGES, la historia fue un tanto diferente. La gente se empezó a salir de la sala de cine. ¿La cinta era verdaderamente aterradora para ahuyentar a medio mundo? Al parecer habían dejado el lugar al simplemente no lograr entenderla, y no porque les causara horror o porque las escenas explícitas los hubieran espantado.

Imagen: http://decaymag.com

“La primera vez que leí el guión me gustó mucho, aunque al principio no le entendí nada, pero eso me llamó la atención porque era un guión muy bizarro y me gustaba, no a nivel intelectual o historia común de planteamiento, desarrollo y desenlace, no en la estructura tradicional, sino que cada vez que leía me movía algo en las emociones”, dijo Noé Hernández sobre la cinta.

Imagen: http://www.sensacine.com

Después de un par de proyecciones en la última edición del Festival Internacional de Cine de Morelia, Tenemos la carne llega a los cines mexicanos el próximo 24 de marzo. Tras esta fecha lograremos conocer la percepción del público mexicano sobre esta cinta, que ha dado mucho de qué hablar en el extranjero.

Imagen: http://www.sensacine.com

¿Será buena o será mala? La moneda aún está en el aire. Lo mejor será brindarle a esta película el beneficio de la duda. 

Si esta cinta no fue lo suficientemente fuerte para ti, te dejamos estas otras 5 cintas para personas con estómagos fuertes.

publicidad

Te puede interesar