NOTICIAS

5 razones por las que Bridgerton es básicamente Gossip Girl pero en el siglo 19

La nueva serie de época de Netflix tiene varias cosas en común con el show juvenil protagonizado por Leighton Meester y Blake Lively

Foto: Netflix

El drama de la alta sociedad siempre ha sido un tema recurrente en series y películas, y –ya sea por placer culposo o simplemente por curiosidad– la verdad es que hay algo que hace que no podamos resistirnos a este tipo de historias. 

Prueba de ello es el éxito de la reciente temporada de The Crown (2016) y también Bridgerton (2020), el nuevo lanzamiento de Netflix producido por Shonda Rhimes, la creadora de Grey’s Anatomy (2005) y Scandal (2012).

Curiosamente, la producción tiene mayor parecido con Gossip Girl (2007) que con estos shows, así que a continuación, analizamos las similitudes entre ambas series y las razones por las que vale la pena darle una oportunidad.

 

 

1. La narradora:

Empezamos con lo más obvio, ya que Lady Whistledown tiene básicamente la misma función de Gossip Girl… es capaz de destruir o salvar reputaciones y nunca estamos completamente seguros de su verdadera identidad.

Aún así, todos los personajes (hasta la reina) están al pendiente de su opinión y por si necesitas una razón más para amarla: la voz la hace Julie Andrews, sí, la reina de El Diario de la Princesa (2001). 

 

2. Su protagonista hará todo por encajar:

Cuando conocemos a Daphne Bridgerton, la joven está lista para debutar ante la sociedad, pero para su sorpresa, no tiene tantos pretendientes como esperaba, así que hace un plan con el Duque para aumentar su popularidad.

Esta actitud nos recuerda al personaje de Blair Waldorf (Leighton Meester), quien estaba acostumbrada a manipular a los demás para su beneficio. En este caso, la estrella de Gossip Girl era más intensa que Daphne, pero sin duda, las expectativas impuestas por la sociedad definen las decisiones de ambas mujeres.

 

3. Los galanes:

Al igual que Chuck (Ed Westwick) y Nate (Chace Crawford) en su momento, los actores de Bridgerton ya conquistaron las redes sociales, especialmente Regé-Jean Page quien da vida a Simon Basset, el atractivo Duque de Hastings. 

Además, hay que destacar que para ser una serie de época, los protagonistas son MUY apasionados, y es que las escenas sexuales hacen que sea una serie que no te recomendamos ver en compañía de tus papás.

 

4. La controversia:

Para muchos, Gossip Girl es de esas series que no envejecieron tan bien, porque varios momentos de la relación de Chuck y Blair resultaron ser sumamente tóxicos, algo que hizo que muchos fans se decepcionaran del show. 

Aún es pronto para criticar en este aspecto a la serie de Netflix, pero (sin revelar muchos detalles) hay una escena en particular que resulta perturbadora por cómo aborda el tema del consentimiento sexual (o falta de).

 

5. Todos se visten increíble:

Sí, las tendencias son muy diferentes entre cada producción, pero la atención que se prestó al vestuario es digna de admirarse y, la verdad, ¿quién no quisiera un clóset como el de Daphne?

Te puede interesar