NOTICIAS

¿Qué es un MacGuffin?

Pista: no lo venden en McDonalds.

Foto: Fuente: Warner Bros.
publicidad

No, no es un nuevo producto en el menú de McDonalds. Es un recurso narrativo que se utiliza desde hace miles de años, y que está presente en prácticamente todos los libros, series de televisión y películas que te gustan. Puede ser cualquier cosa, desde una piedra filosofal hasta un maletín con dinero, y su función es poner y mantener una historia en marcha. Te presentamos a MacGuffin.

Aunque no se sabe con precisión de donde proviene el nombre, la leyenda se lo atribuye a uno de los guionistas de Alfred Hitchcock, quien popularizó el término y lo volvió común entre otros escritores y directores de cine. Hitchcock, sin embargo, solamente le puso nombre, porque el recurso como tal existe, y se utiliza prácticamente desde que la humanidad comenzó a contar historias.  

Fuente: http://nofilmschool.com/

Un MacGuffin puede ser un objeto, una persona o un objetivo más abstracto, que motiva al, o a los personajes de una historia a entrar en acción y a avanzar la trama. Uno de los ejemplos más claros y sencillos de un MacGuffin es el Santo Grial que buscan el rey Arturo y sus caballeros, o la codiciada estatuilla negra en El halcón maltés (The Maltese Falcon, 1941). Se trata de algo que mueve a nuestros personajes, ya sean los héroes o los villanos, a actuar, y de esta manera echar a andar una historia y mantenerla en movimiento.

Ejemplos clásicos de MacGuffin en el cine van desde objetos claros y tangibles como el Arca de la Alianza en Los cazadores del arca perdida (Raiders of the Lost Ark, 1981), R2-D2 y los planos de la Estrella de la muerte en La guerra de las galaxias (Star Wars, 1977) personas como el soldado Ryan en Rescatando al soldado Ryan (Saving Private Ryan, 1998) o Doug en ¿Qué pasó ayer? (The Hangover, 2009), hasta objetivos más abstractos como el significado de Rosebud en El ciudadano Kane (Citizen Kane, 1941) o la identidad de Keyser Söze en Sospechosos comunes (The Usual Suspects, 1995).

Fuente: Paramount Pictures

En muchas ocasiones, la naturaleza o apariencia del MacGuffin es secundaria para la historia, y su única función es movilizar la acción de los personajes. La legendaria Pierda Filosofal en Harry Potter y la piedra filosofal (Harry Potter and the Sorcerer’s Stone, 2001) podría haber sido, para fines prácticos, una piedra, un diamante o un cuarzo de Tepoztlán. Lo único que el público necesitaba saber para que el recurso funcionara era que se trataba de un objeto sumamente poderoso, y que si caía en las manos de Voldemort el mundo entero estaba perdido. Nunca vemos a la piedra en acción y en realidad no importa como funciona, lo importante para nuestros héroes es que no caiga en las manos equivocadas. ¿Qué había dentro del famoso portafolio de Tiempos violentos (Pulp Fiction, 1994)? Nadie lo sabe, y en realidad no tiene mayor importancia. El portafolio es un pretexto para que la historia avance. Además de corromper y volver invisible a la gente, ¿qué es exactamente lo que hace el poderoso anillo único de la trilogía de El señor de los anillos? No sabemos, pero estamos convencidos de que debe ser destruido. El collar de Rose en Titanic, 1997 es un MacGuffin tan irrelevante que una vez que cumplió su función (básicamente obligar a Bill Paxton a escuchar la historia de una viejita a la que en otras circunstancias le hubiera dado el avión), James Cameron literalmente lo arrojó por la borda.

Fuente: New Line Cinema

No importa qué tan sofisticada y compleja sea la trama de una película, si hacemos un análisis siempre encontraremos algún tipo de MacGuffin, incluso si se trata de motivaciones más abstractas como una venganza, una conquista amorosa, la liberación de un país entero o el sueño de convertirse en un famoso baterista jazz. ¿Cuál es el MacGuffin de Maximus en Gladiador (Gladiator, 2000)? Vengar la muerte de su esposa e hijo. ¿Qué es lo que mueve a Bruce Wayne a desaparecer durante años, entrenar por todo el mundo y convertirse en el Caballero de la Noche? Sin duda el detonador de todo es el asesinato de sus padres, pero al final del día su MacGuffin es la justicia.

Así que ahora ya lo sabes, la próxima vez que escuches el término no pensarás en desayunos de McDonalds. Ahora que, si alguien escribiera una película sobre las aventuras y desventuras de un hombre que está dispuesto a todo con tal de comerse un McMuffin, en ese caso tendríamos el primer McMuffin MacGuffin de la historia… *BA DUM TSS*

publicidad

Te puede interesar