NOTICIAS

Películas que te muestran el amor como es, crudo y sin tanto dulce

Muchas veces Hollywood nos enseña un amor dulce, tierno y de cuento de hadas que siempre termina bien, pero todos sabemos que en la vida real esto no pasa, y gracias a Dios, hay películas que nos muestran una cara más cercana a la realidad.

Foto: www.identi.li
publicidad

Envejecer juntos, ser compatibles al 100% y a prueba de todo (cual Bear Grylls) son algunas cosas que vemos en las películas románticas y que nos encantaría tener; sin embargo, cualquier persona que haya vivido unos 30 segundos en esta realidad sabe que la situación regularmente no es tan sencilla, y no es que seamos los peores pesimistas en la faz de la tierra, sino que seguramente todos hemos salido al menos una vez raspados en esto que llamamos amor; pero por suerte el mismo cine también nos enseña por medio de algunas películas cómo es esto de las relaciones en el mundo real, por eso mismo te dejamos el siguiente listado que sirve como una buena dosis de realidad acerca de este tan agridulce sentimiento.

Closer, llevados por el deseo (Closer, 2004)

Además de contar con un gran reparto que incluye a Julia Roberts, Natalie Portman, Clive Owen y Jude Law, esta cinta nos muestra no una relación de pareja, no un triángulo amoroso, sino ¡un cuadrado amoroso! La infidelidad, los celos y el deseo sólo son algunos de los componentes que se dejan ver en la película, donde nos muestran el rostro más cruel e instintivo de las relaciones de pareja. Para prueba quizá sólo basta una línea que dice Alice (Portman) casi al final de la película: “Ya no te amo. Ahora puedes odiarme”.

500 días con ella (500 days of Summer, 2009)

Esta película debería ser considerada (y canonizada) como la biblia para cuando te encaminas vertiginosamente a la friendzone, directito y sin escalas. Tom Hansen (Joseph Gordon-Levitt) es un chico común y corriente que se encuentra con la chica de sus sueños, Summer (Zooy Deschanel), quien tiene un pequeño detalle: es escapista profesional de todo lo que se le parezca a un compromiso, por lo que mientras uno se enamora perdidamente al grado de pensar que es el amor de su vida, la otra simplemente va perdiendo el interés. Una de las frases emblemáticas de la cinta es la que dice Rachel (Chloë Grace Moretz), la hermana menor de Tom, a éste: “Solo porque a una chica linda le gusta la misma basura que a ti te gusta, no la hace tu alma gemela”.

Siempre el mismo día (One Day, 2011)

Quizá es una de las películas que nos muestran el rostro más realista sobre el amor. Emma (Anna Hathaway) y Dexter (Jim Sturgess), tras una bastante peculiar noche juntos después de su graduación, entablan una relación de amistad que enmascara el amor que sienten el uno por el otro, pero que no puede concretarse pues ambos están en distintos puntos de sus vidas. Giros, subidas y bajadas tanto profesionales como personales, definitivamente no extinguen la llama entre los dos (pues como dice Mecano, hay llamas que ni con el mar); sin embargo, el destino no siempre conspira a nuestro favor (¡toma eso, Coelho!), pero la vida siempre sigue. Una de las mejores frases de esta película es de Dexter: “si sólo te pudiera hacer un regalo para el resto de tu vida, sería esto: confianza. Sería el regalo de la Confianza. O eso, o una vela aromatizada.”.

Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (Eternal Sunshine of the Spotless Mind, 2004)

Todos tenemos una relación que parecía increíble pero que una vez que terminó quisimos con todas nuestras fuerzas borrarla de nuestras mentes, tal como Joel (Jim Carrey) y Clementine (Kate Winslet) lo intentan hacer; esta extraordinaria película nos muestra que muchas veces tomamos decisiones llevados por el dolor, las cuales quizá no son las mejores y difícilmente se puede volver atrás. La cinta es todo un florilegio de frases salpicadas de melancolía, pero ésta que te ponemos de Clementine, es una de las más bellas y tristes de todas: “Recuérdame. Haz todo lo posible. Tal vez podamos”.

Triste San Valentín (Blue Valentine, 2010)

Muchas veces damos todo y un poco más por la persona menos indicada, a veces un gran amor simplemente queda reducido en costumbre, en discusiones y en peleas, situación en la que se ven envueltos Dean (Ryan Gosling) y Cindy (Michelle Williams). Su relación simplemente ha llegado a un punto que no tiene retorno por más que ambos lo intenten, definitivamente el ocaso del amor. La frase que describe perfectamente la película está en la canción que canta Dean y que dice: “Siempre dañas a la persona que amas, a la persona que no deberías dañar”.

¿Las has visto? ¿Cuál de ellas es tu favorita? ¿Cuál crees tú que muestra la cara más realista del amor?

publicidad

Te puede interesar