NOTICIAS

Películas para niños que los adultos también disfrutan

Llevar a tus hijos al cine o ponerles una película puede convertirse en una muy buena experiencia.

Foto: http://taqplayer.info
publicidad

Si tienes amigos, hermanos o primos con hijos lo más seguro es que te juren hasta el cansancio que son una bendición y lo mejor que te puede pasar, y todos los demás sabemos perfectamente que esto tiene tonos de gris. Si tienes que cuidar a los sobrinos/primos/hijos de amigos por un par de horas o peor aún, tienes que entretener a tus propios hijos, esto no quiere decir que tengas que sufrir viendo una de las típicas películas para niños que te hacen querer gritar y sacarte los ojos, gracias a Pixar y otras casas productoras existen cintas infantiles que una persona adulta también puede disfrutar, y a continuación te ofrecemos unos cuantos ejemplos.

La gran aventura Lego (The Lego Movie, 2014)

Desde niños jugábamos con Lego y a los niños de esta generación también les gusta, así que tenemos eso en común. Es de esas películas animadas que manejan un sentido del humor tan simple pero a la vez que tiene ciertos chistes escondidos que no son tan infantiles y que nos dan justo en nuestro lado simpático.

Lego Batman: La película (The LEGO Batman Movie, 2017)

Cuando el personaje secundario de una película animada, tiene más carisma que el personaje principal de la película, es casi obligatorio que lo que sigue sea una cinta de dichos personajes y en muchos casos, una muy mala. Es el caso en Lego Batman: La película (The LEGO Batman Movie, 2017), sólo que esta es mil veces mejor que La gran aventura Lego (The Lego Movie, 2014).

El gigante de hierro (The Iron Giant, 1999)

Estamos de acuerdo en que las películas infantiles tengan un mensaje o moraleja, el problema es cuando se vuelve demasiado obvio y cursi. Este no es el caso, aunque el mensaje del valor de la amistad y poder ser quien tú quieras sin importar tu apariencia, es claro, esta cinta lo maneja de una manera natural y fluida. Además de que es muy divertida y tiene una animación estilo retro que se ve increíble.

Up, una aventura de altura (Up, 2009)

El ver como un hombre conoce al amor de su vida, vive esa vida de manera feliz solo por no poder darle un hijo a su esposa, después perderla y hundirse en la depresión, no es un tema muy apto para menores. Luego llega un niño y lo convence de que la vida es bonita, pero todo el primer acto es muy depresivo.

Cómo entrenar a tu dragón (How to Train Your Dragon, 2010)

Esta película es de las mejores para ver con niños; tiene colores, chistes visuales y dragones adorables, además de tener escenas de acción, aventuras y una relación entre un niño y su mascota que te va a hacer abrazar a tu perro o gato después de que termine la cinta.

Toy Story

Cada película de esta trilogía se va poniendo más fuerte, y como nos encanta el drama, pues ahí vamos con todo y chamacos a verlas. En la primera, nos forzan a ver a un juguete con problemas existenciales que terminan con un colapso de identidad, en la segunda, Woody se pone en contacto con la noción de la inmortalidad y su sentido de propósito ¿ir a un museo a ser admirado por toda la eternidad, o regresar a hacer feliz a su niño por unos años para después ser desechado para siempre? Y de la tercera ni hablar porque esa herida sigue fresca. Pero aún así, a niños y adultos nos queda claro el mensaje: “Yo soy tu amigo fiel”.

Los Increíbles (The Incredibles, 2004)

Disney hizo una película de Los 4 Fantásticos sin que nadie se diera cuenta y se llama Los Increíbles. Es una cinta de superhéroes con un grado mínimo de violencia y mucho más alegre, pero aún así es una película que sigue emocionando a chicos y a grandes por igual. Además de darles una muy valiosa lección a los niños y niñas: di no a las capas.

Coraline y la puerta secreta (Coraline, 2009)

Una película animada de una manera hermosa (usando stop motion de primer nivel) pero con una historia que honestamente ha sacado más de una pesadilla. Y después de saber que está adaptada de la novela del escritor británico Neil Gaiman era de esperarse. Aunque también tiene su moraleja esta se queda muy atrás después de ver como la madre del otro lugar quiere coserle botones en los ojos a la protagonista, que es una niña.

publicidad

Te puede interesar