NOTICIAS

Películas en Netflix para cuando no quieres pensar

Para esos días en los que solamente quieres apagar la cabeza

Foto: Fuente: trbimg.com

Hay días en los que lo único que uno quiere es llegar a casa, sentarse frente a la televisión y apagar el cerebro. A veces estamos tan cansados que hasta ver una película da flojera, y la sola idea de tener que involucrarse y seguir una trama provoca dolor de cabeza. No temas, para esos momentos también existen películas que no requieren demasiada concentración, y que de todos modos son sumamente entretenidas. A continuación te presentamos una lista de películas que podrás encontrar en Netflix para esos días en los que sencillamente no quieres pensar:

Wet Hot American Summer, 2001

A pesar de las pésimas críticas que recibió al momento de su estreno, Wet Hot American Summer, 2001, se ha convertido en una comedia de culto. Además de haber lanzado a la fama a muchas de las grandes personalidades de la comedia actual como Amy Poehler, Ken Marino y Elizabeth Banks, y de tener la particularidad de ser la primera película de Bradley Cooper, su humor absurdo y sus parodias de otras comedias de adolescentes de la época la han vuelto tan popular que se han producido dos series derivadas de la cinta. Es, en palabras de Janeane Garofalo, una de las comedias más citables de este siglo, y disfrutarla no requiere demasiado esfuerzo mental.

Otro día para matar (John Wick, 2014)

Una de las películas de acción más divertidas de lo que va del siglo, esta historia de venganza estelarizada por Keanu Reeves cuenta la historia de un ex asesino a sueldo que tras perder a su esposa a causa del cáncer intenta rehacer su vida con la compañía de un cachorrito que ésta le dejó. Cuando el hijo de su ex jefe, un poderoso mafioso ruso, lo ataca en su casa, mata a su perro y se roba su coche, Wick decide recurrir a sus habilidades como matón para cobrar venganza, iniciando una violenta cacería para encontrar al responsable. Nada como una sencilla pero muy entretenida historia de venganza para terminar el día.

¿Y dónde está el piloto? (Airplane!, 1980)

Este clásico es una de las mejores comedias de la década de los ochenta es la divertidísima ¿Y dónde está el piloto? (Airplane, 1980), protagonizada por el inigualable Leslie Nielsen. La trama es bastante boba y basta decir que, como el título lo sugiere, ocurre en un avión. Lo divertido aquí es la manera en la que la cinta tira chiste tras chiste y parodia tras parodia, algunos geniales y otros no tantos. Como sea, se trata de una película obligatoria para cualquier fanático de la comedia, y una gran opción para esos días en los que hasta pensar un poco cansa.

Ataque a la casa blanca (Olympus Has Fallen, 2013)

Estelarizada por Gerard Butler, Aaron Eckhart y Morgan Freeman, esta cinta de acción narra la historia de un ex agente del servicio secreto (Butler), que debe proteger la vida del Presidente de los Estados Unidos (Eckhart) de un ataque a la Casa Blanca perpetrado por un comando guerrillero de origen nor coreano. Básicamente es Duro de matar (Die Hard, 1988) pero en la Casa Blanca, así que no se necesita demasiada concentración ni actividad para seguir la trama y disfrutar la película.

Una guerra de película (Tropic Thunder, 2008)

Escrita y dirigida por Ben Stiller, y con un reparto estelar integrado por Robert Downey Jr., Jack Black, Matthew McConaughey y Tom Cruise, esta película cuenta la historia de un grupo de cotizados actores hollywoodenses durante el rodaje de una película de guerra al estilo Apocalipsis ahora (Apocalypse Now, 1979) o Cara de guerra (Full Metal Jacket, 1987), que deben sobrevivir solos en medio de la selva cuando una mina hace que el director de la película (Steve Coogan) vuele en pedazos. Absurda hasta morir, esta película tiene una de las mejores actuaciones de Robert Downey Jr. que has visto en tu vida.

Non-Stop: sin escalas (Non-Stop, 2014)

Liam Neeson protagoniza esta cinta de acción aérea que cuenta la historia de un Agente Federal que durante un vuelo de Nueva York a Londres comienza a recibir misteriosos mensajes de texto en su celular de alguien que amenaza con asesinar a un pasajero cada 20 minutos a menos que la cantidad de 150 millones de dólares sea transferida a una cuenta de banco. Se trata de una mezcla de acción con thriller en la que prácticamente todos los pasajeros son sospechosos. Ideal para una de esas noches en las que solamente quieres desconectarte y distraerte un rato.

El reportero: la leyenda de Ron Burgundy (Anchorman: The Legend of Ron Burgundy, 2004)

Esta es otra comedia que tuvo un arranque mediocre pero que con el tiempo se ha convertido en una película de culto. Estelarizada por el siempre genial Will Ferrell y dirigida por Adam McKay, este monumento al absurdo cuenta las aventuras de un exitoso y popular periodista de horario estelar que ve su carrera y su autoridad amenazadas cuando la cadena para la que trabaja decide contratar a una mujer para conducir el programa con él. La película ha adquirido tal estatus entre los fanáticos de la comedia que casi diez años después de produjo su secuela: Al diablo con las noticias (Anchorman 2: The Legend Continues, 2013)

Locos por los votos (The Campaign, 2012)

Los políticos están dispuestos a hacer lo que sea con tal de ganarse la simpatía de la gente, incluso si esto implica humillarse públicamente. Zach Galifiankis y Will Ferrell estelarizan esta divertidísima comedia sobre dos candidatos al Congreso de Estados Unidos que se enfrascan en una campaña a muerte para representar a su distrito. Es una película genial y muy vigente en el actual clima político, pero tampoco es tan profunda como para no poder ponerla y desconectarse un rato.

Te puede interesar