NOTICIAS

Películas de terror que podrían convertirse en realidad

Ten miedo, ten mucho miedo.

Foto: Lionsgate Entertainment
publicidad

Las películas de terror podrán parecer exageradas e incluso irreales, digo, es probable que no haya pirañas voladoras que quieran matarte a como dé lugar o que un asesino en serie reencarne en un hombre de nieve, pero hay otras tantas historias que sí son reales, así que más vale tener cuidado en estos meses de terror, pues tus pesadillas podrían volverse realidad…

Foto: New Line Cinema

Y es que Pesadilla en la calle del infierno (A Nightmare on Elm Street, 1984) no se encuentra nada lejos de la realidad, ya que Wes Craven, director y guionista de este filme que te atormentó durante años, se inspiró en un joven asiático que murió una noche, por razones inexplicables, después de varios días sin dormir por miedo a sus pesadillas. 

Foto: Lionsgate Entertainment

¿Tienes un viaje planeado por Europa? Piénsalo dos veces antes de elegir hostal, ya que la película Hostal (2005), cuya trama es el negocio del placer de torturar o matar a una persona por sólo 10 mil dólares ¡ES REAL!, por lo menos en Tailandia, pero no dudes que ya se haya extendido hacia varios países. Más vale prevenir, ¿no?

Foto: Metro-Goldwyn Meyer

Las casas poseídas por espíritus son de lo más común, si de vez en cuando escuchas ruidos extraños y voces malignas, lo más probable es que la casa trate de convencerte de que mates al resto de tu familia, tal y como en Terror en Amityville (The Amityville Horror, 1979), película basada en una historia real, en la que el hijo mayor mató al resto de su familia, conformada por sus dos padres y cuatro hermanos, según él, obligado por la casa. Cuidado con las voces extrañas, no vaya a ser la de malas.

Foto: Lionsgate Entertainment

En pleno 2016, los payasos diabólicos siguen haciendo de las suyas y tenerles miedo es de lo más válido, pues el filme Gacy, el payaso asesino (Gacy, 2003) retrata la vida de John Wayne Gacy, un ciudadano modelo que se vestía de payaso y hacía voluntariado en hospitales infantiles, pero que al mismo tiempo asesinaba jóvenes y los enterraba en su casa. La próxima vez que te encuentres un payaso en la calle o en el metro, se vale huir sin ser juzgado.

Foto: Screen Gems

Si eres un ladrón de poca monta, lo mejor que te podría pasar es terminar en la cárcel, ya que de lo contrario podrías terminar asaltando la casa de un psicópata ciego pero con una gran habilidad para matar, en una de esas hasta te insemina para que procrees a la hija que alguna vez perdió, tal y como en No respires (Don't breathe, 2016). Te aconsejamos que te consigas un trabajo honorable, el karma existe.

Básicamente aléjate de casas grandes y viejas, y al viajar, siempre sé precavido y no aceptes hospedarte con extraños pues las cosas siempre terminan mal, y por mal queremos decir: en muerte. Mejor checa nuestra guía de cómo sobrevivir en una película de terror, just in case.

¿Qué otras historias de terror basadas en hechos reales conocen? 

publicidad

Te puede interesar