NOTICIAS

El padrecito de Cantinflas, el padre Amaro y otros curas inolvidables del cine y la tv

Estos actores dieron vida a memorables personajes, cuyas historias oscilan entre la comedia, el drama y la polémica

Foto: Sector Cine
publicidad

En la historia del cine y la televisión se han presentado personajes religiosos con vidas tan entretenidas, que seguimos recordando sus hazañas, aventuras y, en algunos casos, sus pecados.

Desde clásicos del cine mexicano hasta películas de terror y series internacionales, ellos son los padres más memorables en la cultura del entretenimiento. 

 

El padre Amaro

Gael García Bernal interpreta a un joven sacerdote, cuya fe es puesta a prueba por los secretos e intrigas de su pequeña parroquia. El Crimen del Padre Amaro (2002) fue una película muy controversial, pero también exitosa, obteniendo una nominación al Óscar en la categoría de Mejor Película Extranjera.

 

El padre Sebastián

En El Padrecito (1968), Cantinflas interpreta a un padre que no es aceptado por el pueblo al que recién se mudó pero, poco a poco, las personas van notando que sus virtudes e ideales son una buena influencia para ellos.

 

El padre Merrin

El sacerdote es encomendado con la misión de expulsar al demonio Pazuzu en El Exorcista (1973). En la película, Merrin trata de ayudar a la pequeña Regan junto con el padre Karras, mientras se enfrentan a insólitos hechos que cuestionan sus creencias. 

 

El ‘Hot’ priest

Andrew Scott da vida al interés amoroso de la protagonista de Fleabag (2016). Cuando se estrenó la serie, su personaje se hizo viral por su atractivo y le comenzaron a apodar “el padre sensual” en redes sociales, resultando en una gran cantidad de memes y publicaciones muy atrevidas.

 

El padre Perez

Este personaje del universo de El Conjuro aparece por primera vez en Annabelle (2014), en donde parece que su final es incierto; sin embargo con el estreno de La Maldición de la Llorona (2019) descubrimos que sí sobrevivió al ataque de la muñeca.

 

El padre Lucas

En El Rito (2011), un joven sacerdote viaja a Roma para ayudar al personaje de Anthony Hopkins, un padre famoso por sus métodos poco ortodoxos para exorcizar.

publicidad

Te puede interesar