NOTICIAS

Las mejores antologías de terror que seguro te quitarán el sueño

El género de horror ha sabido sacarle provecho a estas aterradoras historias

Foto: FX/HBO/Netflix
publicidad

No es coincidencia que el género de terror recurra al formato de antología para contar aterradoras historias, ya que muchas veces los embrujos son más efectivos entre menos complicados sean.

A lo largo de la historia, varias series de este tipo han marcado precedentes en la televisión y hasta la fecha siguen siendo muy buenas, incluso aunque algunos efectos sean algo anticuados. 

A continuación repasamos las antologías de terror que nos provocan pesadillas cada vez que las vemos.

 

La Dimensión Desconocida (1985): Es imposible leer el título del show y no recordar la música de la intro, las ilusiones ópticas y la voz de Rod Serling narrando cada episodio. Por supuesto, aquí se combinaban historias de terror y ciencia ficción, marcando un precedente para las series que vemos hoy en día. 

 

¿Le Temes a la Oscuridad? (1990): Sabemos que esta producción iba más dedicada a niños y ahora no tiene el mismo efecto para asustar, pero si creciste en los 90 no puedes negar que te hizo pasar noches en vela y por eso merece ser reconocida incluso hoy en día. 

 

Cuentos de la Cripta (1989): La antología de terror es memorable especialmente por el Guardián de la Cripta, el aterrador muerto viviente que presentaba las historias. Producida por HBO, en su momento innovó con la tecnología de CGI y también al incluir actores de Hollywood como Steve Buscemi, Tom Hanks y más. 

 

La Maldición… (2018): Aunque hasta el momento solo van dos entregas, con Hill House y Bly Manor la serie de Netflix se ha consolidado como una de las mejores producciones de terror de años recientes y en cada temporada nos hace conectar con los personajes y las almas que los torturan. 

 

American Horror Story (2011): En este caso, hay temporadas que son significativamente mejores y otras que pasaron desapercibidas… pero eso merece su propio análisis en otra ocasión. Lo que si, es que la serie de Ryan Murphy sigue siendo una de las favoritas de muchos. 

 

Mención especial…

 

Black Mirror (2011): La serie no es de terror, más bien entra en la categoría de ciencia ficción, pero en muchas ocasiones los capítulos nos han provocado un miedo existencial que resulta más aterrador que el que puede provocar cualquier fantasma y por eso merece una mención honorífica. 

publicidad

Te puede interesar