NOTICIAS

La triste historia de Carlos Thompson, el galán al que María Félix dejó en el altar

El actor argentino tuvo varias oportunidades de trabajar en Hollywood, pero el amor lo llevó por otro rumbo

Foto: IMDb
publicidad

María Félix tuvo grandes amores en su vida y uno de ellos, al que no todos conocen, fue Carlos Thompson, un actor argentino con quien la mexicana casi llega al altar.

Juan Carlos Mundin Schaffter, como se llamaba en realidad, fue un hombre sumamente apasionado, una característica que sin duda llamó la atención de la Doña desde su primer encuentro con él en el set de La Pasión Desnuda (1953).

La actriz era 9 años mayor que Thompson, pero aún así logró conquistarla y la cosa se puso seria relativamente rápido, pues le propuso matrimonio y ella aceptó.

 

En ese entonces, “María Bonita” estaba pasando un momento difícil por la enfermedad de su querida amiga, Eva Perón, así que era natural que decidiera quedarse con él a vivir en Argentina. 

De acuerdo a la prensa Sudamericana, la pareja tenía planes de casarse en Uruguay, pero para sorpresa de todos, María Felix cambió de opinión poco antes de la boda, por lo que decidió regresar a México. 

Esto pasó días antes de la fecha acordada para la ceremonia.

Muchos rumores circularon alrededor de esta ruptura, incluso se aseguró que el deprimido hombre se quebró su propio brazo con un martillo para tener una excusa para la cancelación de la boda. 

 

Puede que esto sea más mito que verdad, pero lo que es seguro es que tras el escándalo la Doña inmediatamente se puso a trabajar en su próximo proyecto, El Rapto (1953), una película de Emilio Fernández. 

Por este tiempo se reencontró con quien más tarde se convertiría en su esposo, Jorge Negrete; mientras tanto, Carlos Thompson sufrió enormemente la humillación por la partida de la actriz.

 

¿Qué fue de Carlos Thompson?

Aunque su vida personal no iba bien, al menos en su carrera se estaban presentando nuevas oportunidades, por ejemplo, en Hollywood protagonizó varios filmes como Flame and the Flesh (1954) junto con Lana Turner. 

A pesar de esto, en realidad nunca se adaptó a la vida en California, así que no dudó en dejar Hollywood y mudarse a Europa para seguir a su nuevo interés amoroso, la actriz Lili Palmer. 

 

Gracias a esta nueva relación se estableció en Alemania, donde siguió trabajando como actor, pero lo más importante es que al fin pudo seguir su sueño de ser un escritor, siendo “The Assassination of Winston Churchill” uno de sus libros con más éxito.

Lamentablemente su esposa murió en 1986 y esto dejó a Carlos Thompson devastado, hasta que finalmente regresó a Argentina a finales de los 80, sintiendo una soledad como nunca antes. 

El actor tuvo un trágico desenlace que culminó con su suicidio el 10 de octubre de 1990; murió por un disparo en la cabeza. 

publicidad

Te puede interesar