NOTICIAS

Cameron Diaz y otros famosos que no volvieron a actuar en Hollywood

Aunque por mucho tiempo gozaron de fama y reconocimiento en el cine y la televisión, estos actores decidieron retirarse del medio

Foto: Columbia Pictures/Newsmakers
publicidad

Alguna vez te has puesto a pensar, ¿qué fue de Cameron Diaz? y ¿de Amanda Bynes?; ¿por qué, si eran tan populares, se alejaron de las pantallas?

A continuación, te presentamos las razones por las que algunos de los actores más famosos de su época, terminaron retirándose del medio, dejando un legado de icónicas películas para recordarlos.

Cameron Diaz: A finales de los 90 y principios de los 2000, Diaz era una de las actrices más cotizadas de Hollywood, sin embargo, en el 2018 sorprendió al confirmar su retiro definitivo de la actuación, siendo Annie (2014) su última película.

Recientemente, explicó en una entrevista con Gwyneth Paltrow que esta decisión le brindó la paz que no había encontrado, ya que por años, había descuidado su vida personal al enfocarse completamente en su trabajo.

 

Mary Kate y Ashley Olsen: Las gemelas que conquistaron a una generación con sus roles en Full House (1987) y New York Minute (2004) dejaron de hacer películas para convertirse en empresarias.

Juntas, fundaron su propia marca de moda The Row y también tienen la línea Elizabeth & James, lo cual les permitió distanciarse de los comentarios negativos y el acoso de la prensa, tras la revelación del desorden alimenticio de Mary Kate.

 

Daniel Day Lewis: El ganador del Oscar anunció que dejaría la actuación luego de su participación en la cinta de Paul Thomas Anderson, Phantom Thread (2017), que ni siquiera pudo ver una vez terminada, porque le provocaba demasiada tristeza.

“Necesito creer en el valor de lo que estoy haciendo. El trabajo puede parecer vital y hasta irresistible. Si una audiencia cree en él, debería ser suficiente para mí, pero últimamente no es el caso”, explicó.

Aún así, algunos creen que es posible que regrese eventualmente, porque en años anteriores ya se había tomado breaks de hasta seis años y siempre encontraba las ganas de regresar.

 

Amanda Bynes: La exestrella de Nickelodeon tuvo una vida muy difícil a consecuencia de la fama, ya que en su juventud tuvo problemas de alcoholismo y salud mental.

En una situación parecida a la de Britney Spears, sus padres manejan todas sus finanzas, ya que , ante la corte, ella no es capaz de ser completamente responsable de su vida cotidiana.

 

Sean Connery: El legendario actor, famoso por su rol como James Bond, se retiró oficialmente después de participar en League of Extraordinary Gentlemen (2003).

En una entrevista, confesó que Steven Spielberg casi lo convence de regresar para participar en Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal Skull (2008), pero al final le pareció un papel muy pequeño, por lo que prefirió declinar la oferta.

 

Jack Gleeson: Parece que dar vida a uno de los personajes más odiados de televisión le cobró factura al joven actor, ya que después de que su personaje, Joffrey Baratheon,  muriera en Game Of Thrones (2011) dejó la actuación.

“Cuando empiezas a ganarte la vida con algo, cambia tu relación con ello. No lo odio, simplemente ya no lo quiero hacer”, reveló en una entrevista para Entertainment Weekly.

publicidad

Te puede interesar