NOTICIAS

Emmanuel Lubezki: El joven que fue expulsado de la escuela por querer cambiar las reglas

Existen muchas historias acerca de personas famosas que han logrado dejar huella en las páginas de la historia, y que a pesar de su innegable talento, en algún punto de su vida fueron juzgados y criticados fuertemente, haciéndolos dudar de su verdadera capacidad como individuos.

Foto: El Fanzine
publicidad

Tales son los casos de Michael Jordan, quien fue apartado del equipo de básquetbol de su escuela por no ser lo “suficientemente bueno”, o el de Walt Disney, a quien le dijeron en una clase de arte que “carecía de imaginación”. Sin embargo, hay una historia poco conocida de un introvertido joven mexicano que fue expulsado de la academia de cine a una corta edad, y terminaría convirtiéndose en una leyenda de la cinematografía a nivel mundial.

Estamos hablando, ni más ni menos, que de Emmanuel Lubezki Morgenstern, mejor conocido como El Chivo Lubezki. 

El ganador de tres premios Óscar por su espectacular trabajo cinematográfico para El Renacido (The Revenant, 2015), Birdman o la inesperada virtud de la ignorancia (Birdman, 2014) y Gravedad (Gravity, 2013), que hoy en día ha logrado posicionarse en la cima del estrellato en Hollywood gracias a un ojo artístico que le ha otorgado fama y reconocimiento internacional, no siempre tuvo un camino de rosas. 

Foto: Mike Blake (Reuters)

En sus años de estudiante en el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC) de la UNAM, Lubezki era conocido por siempre criticar y juzgar la forma en la que se enseñaba a realizar cine, desafiando a los profesores y directores del Instituto, lo que eventualmente causaría que fuera expulsado por el revuelo que estaba generando entre el resto de sus compañeros, entre ellos, el ahora también ganador del Óscar por Mejor Director, Alfonso Cuarón, quien en una entrevista confesó también haber sido expulsado del CUEC por las mismas razones. 

De hecho, en la tendencia de El Chivo por criticar y cuestionar todo, buscando siempre hacer las cosas a su manera, renunció rápidamente a uno de sus primeros trabajos como director de comerciales debido al estrés que le causaba tener que realizar los trabajos en un solo día, sin tener oportunidad de dedicarle el tiempo necesario para construir las escenas. 

Cuenta una anécdota que durante su trabajo en la película (Solo con tu pareja, 2001) de Alfonso Cuarón, tardó más de cinco horas en dejar lista la iluminación, ¡para una escena! ¿se imaginan el nivel de detalle que le imprime a sus trabajos? 

Foto: Kimberly French

No cabe duda de que el mexicano Emmanuel Lubezki es un gran ejemplo de que la pasión y dedicación son una fórmula perfecta para vencer todo tipo de adversidades, y que es posible lograr aquello con lo que tanto soñamos. 

Les compartimos algunas imágenes de la cuenta de Instagram de Lubezki para disfrutar y celebrar su gran talento fotográfico. 

¿Cuál es tu favorita? 

publicidad

Te puede interesar