NOTICIAS

Dragon Ball: Evolution cumple 10 años de odio

¿Será posible aprender algo de la peor adaptación de manga a live action?

POR: lmier
Foto: 20th Century Fox
publicidad

Por Sector Cine / @SectorCine

Hoy es el aniversario número 10 de la adaptación live action del manga que marcó generaciones: Dragon Ball: Evolución (Dragon Ball: Evolution). Sin embargo, para ser uno de los animés más importantes a nivel mundial, esta película fue un fracaso en taquilla, fue nombrada la peor película del 2009 y fue criticada ampliamente por los fans de la franquicia, incluso recibió críticas por personas que no habían invertido emocionalmente en los personajes desde su infancia y que solo son aficionados del cine.

Causó tanta impresión que la gente buscaba excusas para traerlo a tema y convertirlo en broma: 

Mientras tanto, algunos se dieron cuenta del crossover más esperado: ¡Dragon Ball meets MCU!

Y el meme que no podía faltar: 

Ahora que Netflix anunció que el elenco está listo para la adaptación de Cowbow Bebop, la reacción de los fans no se hizo esperar con un poco de estrés postraumático: 

(Al menos, podemos confiar en que ninguna adaptación en live-action de un animé será peor que el completo desastre que fue Dragon Ball: Evolution, veamos el lado positivo).

Pero, muy aparte, @Katerationopia tiene un excelente punto: 

“El lado negativo de todas las adaptaciones de animé a live-action de Netflix nunca han sido los actores, siempre será el guion y la completa bastardización del material original. Confío en que los actores harán lo mejor con lo que tengan, no confío en los escritores.”

¿Habrá algo que podramos aprender de todo lo que estuvo mal con Dragonball: Evolution?

Ben Ramsey, guionista de Dragon Ball: Evolution explica todo lo que necesitamos entender con la disculpa que dio a los fans de la franquicia: “Sabía que tendría que aclararlo, Dragon Ball marcó un punto muy doloroso en mi vida creativa. Mi nombre estaba en ese guion y al final, aunque traté de evadir responsabilidad, fui yo quien recibió la ira global. Hoy acepto con completa responsabilidad la decepción que provoqué a tantos fans, acepté el proyecto siguiendo un gran cheque como cualquier hombre de negocios aceptando un trato. Aprendí que no puedes tomar un proyecto creativo sin pasión por el mismo, o los resultados serán basura. “

Esperemos que al recordar esta decepcionante película las adaptaciones puedan tomar nota de la lección que nos deja. 

publicidad

Te puede interesar