NOTICIAS

Consejos fáciles y prácticos para saber con quién no ver cierto tipo de películas

Para que no vivas ese incómodo momento de desnudos en pantalla junto a tu abuela.

Foto: www.adslzone.net
publicidad

Estás por ver la película que llevas años esperando o aquella que verías mil y un veces. Ya tienes el tazón de las palomitas listo, el volumen está en el nivel perfecto y tienes todo lo que necesitas a la mano para evitar interrupciones. Hasta este punto todo va bien y el filme comienza, pero los pocos minutos te das cuenta que algo anda fallando: la compañía que elegiste no para de hablar, hacer comentarios o ruidos de cualquier tipo. Para evitar este tipo de problemas, te dejamos los siguientes consejos fáciles y prácticos para saber con quién no ver cierto tipo de películas.

Si vas a ver una película de drama, que no sea aocmpañado de parejas adolescentes.

¿Por qué? Hormonas + tramas complejas = a un rato de pasión entre ellos. Por más buena que esté la cinta, lo más seguro es que el par termine en Netflix & chill y tú de mal tercio.

Evita: El discurso del rey (The King's Speech, 2010), El Pianista (The Pianist, 2002) o Milagros inesperados (The Green Mile, 1999).


Imagen: www.yourtango.com 

Si vas a ver una película con algunas escenas subiditas de tono, no invites a tus papás.

Ahórrate las ganas de adelantar las escenas, el debate entre hacerlo o no y la mirada juzgadora de tu mamá. 

Evita: Ninfomanía Vol. I (Nymphomaniac Vol. I, 2013) y II (Nymphomaniac Vol. II, 2013), Showgrirls (íd., 1995) y Así del precipicio (2006). 


Imagen: cuentateunadepiratas.tumblr.com

Si vas a ver una película histórica,  no le digas a tu amigo ñoño.

Lo último que necesitas esa  alguien que o se la pase diciendo qué está mal con cada escena, personaje, vestuario y locación, o te termine contando cómo pasa todo.

Evit: Pearl Harbor (íd., 2001), Zapata, el sueño del héroe (íd., 2004) o Gladiador (Gladiator, 2000).


Imagen: www.subdivx.com

Si vas a ver películas de terror, que no sea con alguien que ya no se asusta.

Lo divertido de estas cintas, es llenarse de adrenalina y sacarse uno que otro susto en conjunto. Esto es imposible si la persona que te está acompañando es todo un Chuck Norris y no le teme a nada, a tal grado que incluso se ríe cuando todos están al borde de sus asientos.

Evita: El exorcista (The exorcist, 1973), Actividad Paranormal (Paranormal activity, 2007) o Están entre nosotros (Shutter, 2004).


Imagen: adventuretime.wikia.com

Si vas a ver películas cursis, no la veas con alguien a quien friendzonearon o que sufre mal de amores.

A pesar de que el cine resulta increíblemente terapéutico, es demasiado cruel para este tipo de compañía. Pueden terminar llorando a cántaros, berreando o incluso haciendo llamadas de celular que no deberían. 

Evita: Siempre el mismo día (One Day, 2009), Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (Eternal Sunshine of the Spotless Mind, 2004) o Postada: Te amo (P.S. I Love You, 2004).


Imagen: giphy.com

La compañía es algo básico cuando se va a ver una película, pero hay que saber escogerla para evitarte cualquier rato incómodo que pueda arruinarte esa cinta que quieres ver. 

publicidad

Te puede interesar