NOTICIAS

Los lujos de La Doña: ¿Cómo vivió María Félix?

La gran diva del cine de Oro mexicano, quien falleció hace 19 años, tuvo una vida muy fascinante fuera de la pantalla

Foto: Getty Images
publicidad

María Félix siempre interpretó increíbles personajes. Dio vida a mujeres valientes y adelantadas a su época, que la convirtieron en una de las representantes más importantes del Cine de Oro mexicano.

Pero más allá de sus personajes, el público siempre ha tenido una peculiar fascinación por el estilo de vida de La Doña, quien era conocida por su gran forma de vestir, además que tenía un su gusto especial por los viajes y el arte.

A continuación hacemos un repaso de los lujos más impresionantes de los que gozaba la gran diva mexicana. 

 

El estilo de María Félix

María Félix derrochaba estilo en todo momento. En la pantalla, sus atuendos eran diseñados por prestigiosos creativos mexicanos, entre ellos Armando Valdés Peza, quien fue el responsable del vestuario de películas como Doña Diabla (1950), Enamorada (1946) y El Peñón de las Ánimas (1943).

Fuera del set, la actriz acostumbraba lucir piezas de grandes casas de moda como Balenciaga, Dior, Chanel, Valentino y Givenchy. También fue una de las pioneras en usar pantalones a la cintura, un corte que hoy en día sigue siendo imprescindible en el guardarropa femenino.

En 1984 fue reconocida como una de las mujeres mejores vestidas del mundo por la Cámara Nacional de la Moda Italiana. 

 

Las joyas de una diva

Uno de los objetos más valiosos para La Doña era el legendario collar de cocodrilos entrelazados de Cartier que, según se dice, está valuado en 67 millones de dólares. 

Una leyenda asegura que la actriz le llevó a los artesanos un cocodrilo bebé enjaulado y pidió que se inspiraran en su curiosa mascota para el diseño de la increíble pieza, que actualmente pertenece a la colección privada de dicha firma francesa. 

Más adelante continuaría haciendo comisiones especiales a la marca, entre ellos un majestuoso collar de serpiente con más de dos mil diamantes y un brazalete con la figura del mismo reptil. 

 

María Félix en el arte

María Bonita ha sido la inspiración de poemas, canciones y también pinturas, entre las que destaca el legendario retrato realizado por Diego Rivera, que años después sería adquirido por Juan Gabriel. 

Quizá menos conocida es una obra realizada por la pintora surrealista Leonora Carrington, la cual fue subastada en el 2007 y recaudó 430 mil 400 dólares.

Por supuesto, La Doña no solo coleccionaba retratos, pues cuando se vendieron algunas de sus pertenencias después de su muerte se reveló una impresionante selección de esculturas, lámparas, espejos y muebles antiguos. 

 

La Doña y sus viajes

La gran diva mexicana recorrió muchas ciudades del mundo por su trabajo, desde los paisajes oaxaqueños para el rodaje de Tizoc (1957) hasta Roma, para su trabajo en Mesalina (1951).

Por placer, ella solía disfrutar de lugares remotos como Hong Kong, Filipinas, Seúl y Yakarta; aunque fue París la ciudad que se convertiría en su casa fuera de México. 

 

publicidad

Te puede interesar