NOTICIAS

¿Cómo sería Trainspotting si Mark Renton fuera adicto a los libros?

La literatura sería como una especie de heroína para él.

Foto: http://www.sundancetv.es
publicidad

Trainspotting es una de las películas más brutales que nos muestran el mundo de las adicciones, en este caso en particular, a la heroína, sustancia que mueve a Mark Renton, Sick Boy, Spud y Begbie a vivir al límite. ¿Qué tanto podrían cambiar las cosas si el protagonista de esta cinta fuera más bien adicto a los libros?

Imagen: tumblr.com

La escena comenzaría con el épico discurso de Mark Renton, pero diría más o menos lo siguiente: “Elige la vida. Elige un empleo. Elige una carrera. Elige una familia. Elige un jodido televisor… Elige la vida… ¿Por qué querría yo hacer algo así? Escojo no elegir mi vida: escojo algo más. ¿Y las razones? No hay razones. ¿Quién necesita las cuando tienes libros?. La gente cree que sólo se trata de papel, tinta y toda esa basura, pero lo que olvida es el placer que proporciona. De otro modo, no leeríamos”, mientras Mark Renton y Spud huyen de los policías con libros todos tamaños y temáticas claro, con Iggy Pop de fondo.

Imagen: http://metro.co.uk

Escenas más adelante, veríamos a Mark Renton en una librería en Edimburgo llamada “La casa de la Madre Superiora”, nombre que le daban a su proveedor de textos, un hombre grande y rapado que les proporcionaba a él y a sus amigos todo tipo de textos: desde La Guerra y la Paz de León Tolstói hasta Mujercitas. Después de darles algunos libros, ellos se sentarían en los sillones del lugar a leerlos hasta quedar en éxtasis.

Imagen: https://es.pinterest.com

Como en la cinta, habría un punto en el que Mark diría que ya no leería ni un libro más, que ya está cansado de las cortadas de papel y de las tramas mal logradas, buscaría desintoxicarse. Prepararía todo lo necesario para su aislamiento y superar así el periodo de abstinencia: metería a su cuarto un par de botellas de ron, un bote de helado, latas de comida y por supuesto, pagaría la mensualidad de Netflix para mantenerse entretenido con algunas películas o series. 

Imagen: tumblr.com

Pero irremediablemente, y después de que Mark se metiera con una chica de secundaria iletrada, él y sus amigos tomarían la saludable, informada y democrática decisión de volver a leer libros. Volverían a la librería de la Hermana Superiora a leer todo lo que pudieran. Después de haber terminado con todos los buenos libros y no contar con tanto dinero, tendrían que comenzar a consumir textos de otra calidad como ¿Quién se ha robado mi queso?, Juventud en Éxtasis o algún escrito de auto ayuda  (los cuales serían como el equivalente a Crocodile o peor).

Imagen: www.sopitas.com

Cada vez se podrían a leer cosas peores como el TV Notas, De 15 a 20 o incluso comenzarían a conseguir folletos. Todos esos materiales terminarían apilados en el cuarto del protagonista, quien apenas y podría entrar. Un terrible accidente sucedería: una pila de libros caería sobre Renton, dejándolo casi muerto, por lo que, después de recuperarse, consideraría que tendría que cambiar su forma de vida. Dejaría su adicción por la literatura, cambiaría su nombre por el de Ewan McGregor y se volvería un famoso actor.

Imagen: whicdn.com

¿Cómo crees que sería Trainspotting  2 (Trainspotting 2, 2017) si siguiera esta historia? ¿Qué nueva adicción movería a Mark Renton? Entre tanto, puedes leer la guerra de soundtracks: Trainspotting 1 VS Trainspotting 2. ¿Cuál crees que gane?

publicidad

Te puede interesar