NOTICIAS

Comediantes de stand-up que también dirigen cine

Divertidos delante y detrás de las cámaras.

Foto: Fuente: bbci.co.uk

La comedia en el cine es uno de los géneros más populares y taquilleros. Independientemente del tono, tema y trama, no hay quien se pueda resistir a pasar un par de horas riéndose, y quien no esté de acuerdo está muerto por dentro. El problema es que una cosa es escribir comedia y otra es escribir historias, y son pocos los que logran un buen balance entre las dos. A continuación te presentamos una lista de comediantes de stand-up que también son grandes contadores de historias:

Kumail Nanjiani

Este comediante y actor de origen paquistaní se puso en el mapa haciendo stand-up y como uno de los protagonistas de la serie Sillicon Valley. El año pasado, junto con su esposa Emily V. Gordon, Nanjiani escribió y protagonizó Por eso le llaman amor (The Big Sick, 2017), que narra la historia real de cómo se conocieron. La película es una de las nominadas este año para el Oscar a Mejor Guion Original.

Judd Apatow

Judd Apatow se ha convertido en uno de los directores y productores de comedia más influyentes de Hollywood. Al igual que el resto de la lista comenzó su carrera como comediante de stand-up, y posteriormente fungió como escritor y productor de televisión en shows como The Larry Sanders Show y Freaks and Geeks. Apatow hizo su debut cinematográfico con Virgen a los 40 (The 40 Year Old Virgin, 2005) y es hoy en día una de las figuras más poderosas en el medio

Billy Crystal

Billy Crystal es ya todo un ícono de la comedia americana. El protagonista de Cuando Harry conoció a Sally (When Harry Met Sally, 1989) comenzó como comediante de stand-up y escritor de televisión antes de dar el salto a la pantalla grande, en donde además de ser protagonista también se desempeñó como escritor y director. Entre las películas que ha dirigido están El cómico de la familia (Mr. Saturday Night, 1992) y Olvídate de París (Forget Paris, 1995).

Seth Rogen

Seth Rogen es uno de los nombres indispensables en la comedia actual, y el comediante ha diversificado su carrera en la actuación, el guionismo, la producción y la dirección. Sus inicios en la comedia se remontan cuando tenía 13 años, edad a la que comenzó a escribir chistes y a subirse a los escenarios para hacer stand-up. A los 16 años ganó un concurso local de stand-up y poco después conoció a Judd Apatow. Su debut como director lo hizo con Este es el fin (This is the End, 2012).

Bob Odenkirk

A lo mejor no ubicas a este comediante por el nombre, pero su cara se volvió mundialmente famosa luego de que interpretara a Saul Goodman, el abogado de la aclamada Breaking Bad y del posterior spin-off Better Call Saul. Odenkirk se ha convertido en un actor más serio y respetado, pero sus primeros pasos en la industria fueron en la comedia. Además de escribir e interpretar sus rutinas de stand-up, Odenkirk trabajó como guionista para programas como Saturday Night Live. Como cineasta ha dirigido las cintas Los hermanos Solomon (The Brothers Solomon, 2007) y Melvin Goes to Dinner, 2003.

Louis C.K.

Caído en desgracia luego de las acusaciones de acoso sexual en su contra, Louis C.K. es a pesar de todo una de las figuras más importantes en la comedia actual. El prolífico C.K. tuvo éxito con su carrera ya bastante avanzada, y antes pasó décadas como un comediante más de stand-up antes de ponerse en el mapa con su serie Louis. Su carrera como cineasta comenzó con la película Pootie Tang, 2001 y recientemente con I Love You, Daddy, 2017.

Mel Brooks

Mel Brooks es una leyenda de la comedia aún mayor que Woody Allen. El nonagenario comediante, actor, productor, escritor y director inició su carrera con rutinas de stand-up en clubes nocturnos y finalmente se convirtió en escritor para televisión. Entre sus películas más destacadas como escritor y director están Locuras en el Oeste (Blazing Saddles, 1974), El joven Frankenstein (Young Frankenstein, 1974), Robin Hood: Men in Tights, 1993 y Los Productores (The Producers, 1967).

Te puede interesar