NOTICIAS

Alerta Roja: ¿Realmente existieron los huevos de Cleopatra?

La nueva película de Dwayne Johnson, Ryan Reynolds y Gal Gadot está causando furor. Conoce de dónde viene el origen de la trama

Foto: Netflix
publicidad

Alerta Roja (2021) –protagonizada por Dwayne Johnson, Ryan Reynolds y Gal Gadot– se centra en la búsqueda de los míticos huevos que Marco Antonio supuestamente le regaló a Cleopatra, pero, ¿realmente existió este tesoro?

En la película, John Hartley (Dwayne Johnson) y el criminal Nolan Booth (Ryan Reynolds) tendrán que ir contra la ladrona de arte más grande del mundo, interpretada por Gal Gadot, para recuperar los preciados objetos, pues un benefactor está ofreciendo 300 millones de dólares para recuperarlos.

Según esta historia, los huevos se perdieron a través del tiempo y espacio; uno está en el Castillo San Ángelo, en Roma, otro en Valencia, y el otro aparece en un escondite de arte Nazi. Robárselos a la magnífica Gal Gadot será toda una odisea.

 

Pero la realidad es que los huevos que detonan la trama de Alerta Roja son completamente ficticios, aunque muy posiblemente tuvieron influencia en la vida opulenta y de lujos de la icónica reina de Egipto.

Los huevos ornamentales de oro son un tesoro invaluable que supuestamente llevaban el nombre de Cleopatra y, muy probablemente, están inspirados en los huevos Fabergé de los zares de Rusia que fabricó Peter Carl Fabergé en la época entre 1885 y 1917 para los Zares Alejandro III y Nicolás II.

Después de la Revolución Bolchevique, muchos de estos huevos se perdieron a través del mundo, pero los que quedan, son de una belleza y valor incalculable; por lo cual no es sorprendente que los productores hayan tomado piezas de la historia para hacer una historia sumamente interesante y entretenida.

 

De los 69 huevos catalogados que existen, 52 fueron encargados por la Familia Imperial y 8 están desaparecidos.

Actualmente, 10 huevos imperiales se encuentran en la Armería de Kremlin, 9 en el Museo Fabergé de San Petersburgo, 5 en el Museo de Bellas Artes, 3 bajo la posesión de la Reina de Inglaterra, y el resto es de colecciones privadas y museos.

En octubre de 2016, uno de los huevos Fabergé rompió récords en la subasta londinense de Christie´s al venderse en 12.5 millones de euros para la familia Rothschild.

Para añadirle más emoción a la historia, cabe recordar que la tumba de Marco Antonio y la de Cleopatra nunca fueron encontradas, así que especular sobre los tesoros y las joyas que puedan existir dentro es un ejercicio que da mucho para contar.

publicidad

Te puede interesar