7 clichés del cine de terror que nunca nos dejarán de provocar escalofríos

Estas escenas no pueden faltar en el cine de terror, pero por más que las hayamos visto antes, no dejan de ser perturbadoras

Foto: Warner Bros.
publicidad

Para lograr sustos inesperados, el cine de terror constantemente usa elementos que nos hacen alejar la mirada de la pantalla y no necesariamente por el miedo, sino por la incomodidad que producen.

Estos momentos pueden llegar a ser considerados clichés del género, pero esto no impide que nos hagan disfrutar de una buena película de horror, como Eso (2017), El Conjuro (2013), entre otras. 

No te pierdas la siguiente lista de escenas que siempre nos provocarán escalofríos.

 

1. Cuando alguien se asoma en un desagüe: Por alguna extraña razón, los personajes no piensan dos veces antes de meter la mano o asomarse al lavabo, algo que como espectadores sabemos que no es la mejor idea, sobre todo si en tu casa están ocurriendo sucesos paranormales.

Películas donde sucede: The Grudge (2020), Eso (2017), The Blob (1988), Halloween H20 (1998).

 

2. Agacharse o distraerse en frente de un espejo: En las películas de terror, es casi seguro que cada vez que alguien está parado frente a un espejo es porque algo está a punto de salir muy mal. 

Películas donde sucede: Candyman (1992), Prom Night (2008), What Lies Beneath (2000).

 

3. Cuando el protagonista se está bañando: La escena de Psicosis (1960) inspiró a muchas otras cintas a usar el elemento de la regadera o la tina de baño como un momento perfecto para asustar a las víctimas.

Películas donde sucede: Pesadilla en la Calle del Infierno (1984), The Grudge (2004), Viernes 13, Parte III (1982).

 

4. Apariciones entre las sábanas: Los protagonistas no están seguros ni en su propia cama, ya que es uno de los lugares favoritos de los espectros y asesinos para atraparlos desprevenidos.

Películas donde sucede: Actividad Paranormal (2007), El Conjuro (2013), Poltergeist (1984), Halloween (1978).

 

5. Todo lo que tenga que ver con uñas: Si lo comparas con la violencia que se ve en las películas de terror esto podría parecer mínimo, pero por alguna extraña razón cada que alguien se quiebra las uñas hace que se nos erice la piel.

Películas donde sucede: The Fly (1986), El Orfanato (2007), Black Swan (2010), The Ring (2002). 

 

6. Cuando se asoman por alguna rendija en la puerta: Es muy común que, mientras se tratan de esconder, los personajes quieran asegurarse que están a salvo, pero al asomarse por la puerta casi siempre terminan siendo atrapados, porque el asesino tuvo la misma idea.

Películas donde sucede: Llamada Perdida (2008), Saw II (2005), Los Extraños (2008).

 

7. Cualquier escena que involucre videos caseros: En el cine de terror, es casi una regla que cualquier grabación vieja esconde un oscuro secreto detrás de las tomas que se esconden a simple vista.

Películas donde sucede: Siniestro (2012), El Aro (2002), Eso (2017).

publicidad

Te puede interesar