NOTICIAS

5 razones por las que Tory es el personaje más incomprendido de Cobra Kai

La actriz Peyton List da vida a una de las alumnas más rudas del dojo liderado por Kreese

Foto: Netflix
publicidad

Entre todos los antagonistas de Cobra Kai (2018), incluyendo los que vimos por primera vez en la película original, sobresale una chica increíblemente ruda, que no se deja pisotear por nadie y pone de cabeza a sus compañeros con sus impresionantes habilidades en karate.

Se trata de Tory Nichols, una de las alumnas más brutales del dojo Cobra Kai, quien es interpretada por Peyton List en la serie de Netflix, y se ha convertido en una de las más odiadas por todo lo que hace sufrir a Sam Larusso.

Pero, ¿realmente es tan mala como parece? nosotros creemos que no, ya que tiene una historia muy compleja que podría explicar su comportamiento, tal como sucede con otros villanos de la saga. 

A continuación analizamos las razones por las que Tory es un personaje más complejo de lo que parece. Y ojo, esta nota contiene algunos SPOILERS de la tercera temporada. 

 

1. Su vida cotidiana deprimiría a cualquiera

A sus 16 años, el personaje ha pasado por muchos momentos difíciles y, aunque no se justifica su comportamiento, la verdad es que ver a su mamá luchar por alimentar a su familia, y después pasar por una complicada enfermedad, marcó a la joven y no podemos culparla por estar enojada. 

Por si fuera poco, en la reciente temporada la vemos que tiene que lidiar con un rentero acosador que le ofrece perdonarle sus deudas a cambio de favores sexuales, definitivamente él sí se merecía una buena patada de parte de Tory. Lo que nos lleva al siguiente punto…

 

2. Su lealtad fue “comprada” por Kreese

John Kreese es experto en ver las necesidades de los jóvenes para manipularlos y el caso de Tory no es la excepción, ya que justo cuando está pasando por su peor momento él llega a su rescate y amenaza a su rentero. 

También sabe decirle las palabras adecuadas para tenerla de su lado, pues cualquier adolescente necesita validación de los adultos que admira, así que nos podemos imaginar lo mucho que significó para ella el cumplido de uno de los maestros de karate más poderosos. 

 

3. Sam también es responsable de su rivalidad

Aunque son polos opuestos, Samantha también se ha dejado llevar por sus prejuicios, como cuando acusó a Tory de haber robado la cartera de su mamá y no solo esto, también trató de jalonearla para demostrar su punto. 

Tampoco podemos perdonarle el beso que le dio a Miguel en el penúltimo episodio de la temporada 2; sí, la reacción de Tory fue exagerada, pero que sea la “niña buena” no excusa su comportamiento. 

4. La salud mental influye mucho

Por más que comprendemos a la joven, hay que mencionar que tiene actitudes muy peligrosas y, aunque se enojó con Miguel cuando se lo dijo, estamos de acuerdo con que necesita ayuda. 

Quizá lo más complicado es que ella está tratando de solucionar este problema con karate –y peor aún, con violencia– lo cual obviamente no servirá para atacar sus problemas de raíz, así que por su bien esperamos que alguien pueda cuidarla en la cuarta temporada… cualquiera menos Kreese. 

 

5. Es esencial para la historia

Desde la primera película, cada protagonista tiene a un rival que lo ayuda a evolucionar y a desarrollar sus habilidades deportivas a un nuevo nivel. En este caso, Tory comenzó siendo la enemiga de Sam, pero nadie puede negar que se ha robado el corazón de los fans y ya no es solamente un personaje secundario.

Además, en redes sociales existe la teoría de que puede que el rol de la joven sea más importante de lo que hemos visto hasta ahora, ya que se dice que podría estar relacionada al pasado de Kreese. 

 

 

publicidad

Te puede interesar