NOTICIAS

4 cosas que siempre pasan en todas las películas de David Fincher

Y no solo estamos hablamos del suspenso en el que siempre nos mantiene

Foto: Columbia Pictures
publicidad

Cuando David Fincher saca un nuevo proyecto cinematográfico siempre termina siendo un éxito, House Of Cards (2013) El Juego (1997) y La Chica Del Dragón Tatuado (2011), entre muchas otras, siempre terminan fascinando a la audiencia y los suspende en un estado de zozobra magnética como ningún otro director lo sabe hacer mejor. 

 

¿Pero qué lo hace ser un director tan especial? Aquí te dejamos 4 puntos imprescindibles en todas sus películas, pequeños pero significativos guiños, que te permitirán reconocer cualquier película de David Fincher.

 

1. La forma en la que dirige es evidentemente significativa, pero sus planos y la manera en la que usa las fotografía es particular entre otros directores de cine. Su cámara te mete directamente en el comportamiento de los personajes. Según una entrevista para el lanzamiento de House of Cards, Robin Wright mencionó que es justo este foco en el comportamiento, en los movimientos y formas de moverse de cada personaje, en donde Fincher pone el foco. Esto nos deja ver intenciones antes que acciones, lo cual nos suspende en un estado de ansiedad particular, tan sutil que difícilmente lo notamos. 

2. Y es justamente sobre este foco en el comportamiento de sus personajes que entramos al segundo punto. La información en sus películas. Según el sitio especializado en cine, Every Frame a Painting, los comportamientos de los personajes de Fincher siempre están conversando, intercambiando información. No existe realmente acción hasta que esta es necesaria, sino que se debe poner especial cuidado siempre en las conversaciones interminables de sus personajes, ahí está el enredo de la trama. 

3. Fincher siempre trabaja con la sensación de lo ominoso o lo siniestro. Este estado de zozobra nos hace pensar que algo malo va a suceder en cualquier momento, o que incluso todo el ambiente en el que se mueven sus personajes es tóxico y cualquier cosa terrible puede suceder si se distraen aunque sea un segundo. En La Chica del Dragón Tatuado, por ejemplo, pareciera como si el personaje que interpreta Daniel Craig siempre se encontrara en peligro, desde el minuto uno en el que aparece en pantalla. 

4. Por último, enfoca sus conversaciones en espacios vacíos. Con esto nos referimos a que cuando está sucediendo una acción o cuando sus personajes se encuentran conversando, en algunas situaciones, Fincher enfoca espacios vacíos para dar una dimensión más compleja a la trama. Por ejemplo, en la escena del payaso de juguete en El Juego, Michael Douglas mira directamente a los ojos del payaso, mientras detrás de él, un mensaje importante se transmite por televisión. 

publicidad

Te puede interesar