Bienvenido

Sé parte de esta gran comunidad de cine en México.

Ingresa los datos y crea una contraseña
Personaliza tu experiencia
¿Ya estás registrado?
el irlandes critica

El irlandés

Martin Scorsese hace una revisión por sus obsesiones e intereses para presentar una apasionante épica de gángsters.

Por: Foto: Netflix 15. Nov. 2019
0

Por El irlandés crítica El irlandés crítica El irlandés crítica El irlandés crítica El irlandés crítica

En su análisis más básico, El irlandés (The Irishman, 2019), es una atractiva reunión de amigos entre algunos de los nombres que definieron el cine estadounidense moderno: el director Martin Scorsese, Robert De Niro, Al Pacino, Joe Pesci, Harvey Keitel, Bobby Cannavale, y la editora Thelma Schoonmaker. Entre trajes, sombreros y armas humeantes, el grupo se reunió  para hacer una película más antes de que esto sea imposible.

Sin embargo, The Irishman no es una película más (¿cómo podría serlo una cinta en la que se enlistan todos esos apellidos?) y mucho menos es solo una inocua reunión de amigos haciendo lo que mejor saben hacer (una película de gángsters, ni más ni menos). De hecho, la más reciente producción del hombre detrás de Taxi Driver (1976), Buenos muchachos (Godfellas, 1990) y El lobo de Wall Street (The Wolf of Wall Street, 2013), es una apasionante épica humana que se interesa más por el final que por el largo recorrido que todos, desde el protagonista de la historia hasta los involucrados en la realización de esta, quizá la mejor película del año, tuvieron en sus ajetreadas vidas.

Tomando como base la investigación publicada en el libro I Heard You Paint Houses, de Charles Brandt y un cauteloso guion de Steven Zaillian, Scorsese presenta la historia de Frank “El irlandés” Sheeran (Robert De Niro) a quien vemos por primera vez –después de un brillante plano secuencia producto de la maestría del cinefotógrafo mexicano Rodrigo Prieto– en la sala de espera de un hospital. Su cara llena de arrugas, las manchas en sus manos y la silla de ruedas a la que está atado denotan la imagen de un hombre en decadencia.

el irlandes critica 2

Netflix

A partir de ahí, la cinta avanzará en tres épocas para converger en los últimos días de Sheeran: los 50, cuando “El irlandés” se encuentra con Russell Buffalino (Joe Pesci), una de las figuras clave de la mafia italiana en Nueva York, y desarrolla una relación que va más allá del trabajo; los 70, en un viaje que Sheeran y Buffalino realizan para asistir a una boda –aunque el propósito final es otro–; y los 2000, con Sheeran, en convalecencia, renunciando a todo secreto guardado durante su época como fixer-asesino de la mafia.

A lo largo de la cinta, justificando sus 3 horas 30 minutos de duración, también suceden acontecimientos importantes en la historia de los Estados Unidos, desde la Segunda Guerra Mundial hasta el asesinato de John F. Kennedy, y aparecen decenas de personajes que, cual lista del super, son eliminados en cuanto la situación lo demanda. El más importante de ellos: el líder sindical Jimmy Hoffa (Al Pacino), cuya desaparición sigue siendo uno de los casos sin resolver más importantes de EUA.

Usando la tan popular tecnología de rejuvenecimiento facial como pocos cineastas habían podido hacerlo, Scorsese juega con sus personajes y sus situaciones con pleno control. Parece que esta es su película definitiva pues mezcla todos los elementos que le apasionan y que ha retratado a lo largo de su carrera: la mafia, la tradición religiosa y el impacto del crimen organizado en las calles de Nueva York. Sin embargo, hacer un resumen de su carrera no es el único propósito (quizá, ni siquiera es un propósito) de Scorsese, que ha escondido entre CGI, grandes actores y un breviario cultural por el Estados Unidos moderno, una historia de dolor y redención.

el irlandes critica 1

Netflix

Es claro que Scorsese no mira con los mismos ojos de Casino (1995) o Godfellas a sus personajes. No toma ciudadanos de pie y los lleva de la plenitud del poder a la decadencia esperada. Al contrario, aquí retoma a nombres grandes de la mafia y los humaniza en su camino al crepúsculo, los enfrenta con los silencios de sus hijas, las miradas de sus esposas, la soledad de la cárcel o la impotencia del final de los días. En su madurez, Scorsese se muestra tan juguetón como siempre pero preocupado por las repercusiones, por la impunidad y la justicia tardía.

En su reunión con el director, Robert De Niro confirma su estatus de superestrella al mismo tiempo que valida el lugar que ocupa entre los grandes actores de su generación. Incluso bajo plastas de maquillaje o con facciones generadas por computadora, el neoyorquino sostiene la cinta con su mirada melancólica y su ímpetu frente a la pantalla. Lo mismo sucede con Joe Pesci, quien entrega una actuación convincente después de abandonar el retiro. Mención especial merece Al Pacino, quien se convierte en el carismático Jimmy Hoffa y se roba algunas de las mejores escenas de la película.

La construcción de la película también es de alabar, empezando por el correcto trabajo de arte, la edición (uno de los puntos clave para que una cinta de 210 minutos nunca se caiga) y la fotografía de Rodrigo Prieto, cuya cámara va de la intimidad de un bautizo hasta la agresividad de una sala de juicios sin mayores problemas. El mexicano, seguro nominado al Óscar, también consigue cuadros que denotan todos los sentimientos que habitan en la cinta y los presenta en pantalla con sutileza.

el irlandes critica 3

Netflix

La sensación de satisfacción y dolor que se genera al iniciar los créditos finales está más que justificada. Valieron la pena décadas de impecable trabajo cinematográfico para llegar a esto, una brillante película que incluso puede sentirse como un testamento, un “canto de cisne” por parte del director. Afortunadamente, Martin Scorsese no está pensando en el retiro, tampoco en reconocer su impecable carrera. Incluso, es casi seguro que The Irishman sea clave en el futuro del realizador americano, quien podrá haber envejecido en edad pero aún se mantiene ávido por contar historias, juguetón y con ganas de innovar.

+ Lo mejor: Martin Scorsese. En un claro ejemplo de por qué Scorsese es quién es, el director desarrolla una trama compleja y la convierte en una película entretenida y un estudio de personaje apasionante. Queda claro que como él, no hay ni habrá nadie más.

– Lo peor: El uso de la tecnología de rejuvenecimiento, como lo vimos en Rogue One, es correcto más no perfecto. Por momentos hay escenas en las que los escenarios generados por computadora y las facciones creadas en ordenador brincan ante la mirada del espectador. Eso y que la polémica de Scorsese vs Marvel haya dominado la conversación de una película de la que merece hablarse mucho.

? Dato curioso: El proyecto de The Irishman lleva años cocinándose a fuego lento. Sin embargo, fue hasta que entró el productor mexicano Gastón Pavlovich al juego que la película pudo reactivarse. El guion, cuyos derechos eran propiedad de Robert De Niro, pasó de Paramount a manos particulares y de estas a Netflix, distribuidor global del filme. Por cierto, esta es la primera colaboración de Scorsese para cualquier plataforma de streaming.

> Veredicto: Casi un clásico

El irlandés
The Irishman
Estados Unidos, 2019
Dir. Martin Scorsese
con Robert De Niro, Joe Pesci, Al Pacino, Harvey Keitel
Estreno en México: 15 de noviembre, 2019

Videos

la maldicion renace trailer
Videos La maldición renace: Tráiler
ghosbusters el legado trailer
Videos Ghostbusters – El legado: Primer tráiler
como caido del cielo trailer
Videos Como caído del cielo: Tráiler
free guy trailer
Videos Free Guy – Tomando el control: Primer tráiler

Te puede interesar

knives out critica
Críticas Entre navajas y secretos
last christmas crítica
Críticas Last Christmas: Otra oportunidad para amar
guadalupe reyes critica
Críticas Guadalupe Reyes
marriage story critica
Críticas Historia de un matrimonio

Comentarios