Bienvenido

Sé parte de esta gran comunidad de cine en México.

Ingresa los datos y crea una contraseña
Personaliza tu experiencia
¿Ya estás registrado?

Sueño en otro idioma: El valor de una lengua

Por: Foto: 08. Jun. 2018
0

El quenya y el sindarin en El Señor de los Anillos; el mondoshawan de El Quinto Elemento, o el na’vi de Avatar, son lenguajes ficticios que ya forman parte del universo cinematográfico. Hoy, el zikril de Sueño en otro idioma se suma a esta singular lista.

Por Rosalina Piñera / @RossPinera

La ganadora a Mejor Película en la 60ª edición de los premios Ariel, Sueño en otro idioma (2017) del cineasta mexicano Ernesto Contreras, sustenta la particularidad de haber recurrido a la invención de una lengua para la expresión del mundo contenido en la historia. El eje de la trama es una lengua ancestral en extinción: el zikril. Martín (Fernando Álvarez Rebeil), un joven lingüista cuyo propósito es realizar un registro de esta expresión verbal, viaja hasta un lejano pueblo en medio de la selva veracruzana en busca de los últimos hablantes: Evaristo (Eligio Meléndez) e Isauro (José Manuel Poncelis), dos ancianos que llevan décadas enemistados.

Para su objetivo, Martín, recurre a la ayuda de Lluvia (Fátima Molina), la nieta de Evaristo, para reconciliar a los dos ancianos y lograr que dialoguen en zikril. Así, se van develando tanto los secretos de esa hermandad perdida como el particular universo al que refiere esa lengua en agonía.

La creación de un nuevo idioma

La invención del zikril fue una decisión tomada por el director como muestra de respeto a las lenguas indígenas y a ese espacio sagrado en que cada una de ellas da sentido y significado a la realidad colectiva. El lingüista mexicano Francisco Xavier Félix Valdez, originario de Guaymas, Sonora y egresado de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), fue el encargado de la creación del zikril, lo cual implicaba desde la elaboración de un alfabeto hasta la construcción de una identidad sonora.

El lingüista, Francisco Xavier Félix Valdez. Fotografía: Paulina Munive

El zikril no se inspiró en ninguna lengua, afirma Félix Valdez, aunque reconoce que tiene coincidencias con una variante del totonaca: “Fui tomando decisiones, me dije: por las características de la película, esta lengua tiene que ser muy sonora. En el español hay letras que, al pronunciarlas, en el contexto se ensordecen, así que para hacerlas más sonoras para la película había que prenasalizar.” El alfabeto del zikril consta de 14 consonantes y tres vocales. “Elegí hacer un sistema triangular de las vocales, 'a', 'e', 'i'.  Es sistema triangular porque si ubicamos la posición de la lengua al interior de la boca se dibuja un triángulo. La 'a' hasta abajo en el centro, la 'i' está arriba y al frente, la 'e' en el otro extremo.”

Para la construcción lingüística hubo un diseño previo. “Hice una estadística somera del español para ver más o menos el orden de aparición de las categorías gramaticales, cuál es la variación de terminación en ella. Entonces, establecí un pequeño rango no muy riguroso, solo para identificar con qué regularidad aparecían los sonidos. Y para asegurar la frecuencia, utilicé clasificadores para adverbios, verbos, sustantivos, pronombres.”

La conexión lingüística que en la película vincula a los personajes de la comunidad de Sueño en otro idioma le tomó a Félix Valdez más de dos meses para constituirla con reglas gramaticales y fonológicas. Una vez establecido el sistema lingüístico del zikril, se hizo la traslación del guion cinematográfico. Posteriormente, Félix Valdez grabó con su voz todos los diálogos para que los actores tuvieran una referencia escrita y una auditiva con la pronunciación correcta.

Cada lengua es una expresión del mundo y el zikril no es una excepción. La comunidad indígena que lo habla en la película posee su propia cosmovisión: sus creencias, valores y sistemas de conocimiento, así como tradiciones, canciones y leyendas, como la que narra Jacinta (Mónica Miguel) a Martín a su llegada al pueblo, sobre el origen del zikril. “En el principio una mujer pájaro se enamoró del primer hombre que caminaba sobre la Tierra. Como no hablaban el mismo idioma, no podían consumar su amor. La mujer pájaro decidió enseñarle a hablar en zikril. De esa unión nacimos todos nosotros. Y desde entonces, hombres y animales hablamos el mismo idioma.”

“Todas las lenguas tienen su encanto”, afirma el experto. “Su relación con el Universo, con el ser humano, con la naturaleza. Todas las palabras, todos los conceptos que encierra cada una de ellas es a partir de la relación que estableces con lo que te rodea. Tu forma de amar, odiar, gratificar, tomar revancha, todo, es lo que engloba cada una de las lenguas. Lo que intenté fue acercarme a la historia de la película, pensaba en esa forma mágica de relacionarse con la naturaleza, de comunicarse con los muertos, de tal manera que esto influía cuando iba diseñando las palabras.”

El lingüista, Francisco Xavier Félix Valdez. Fotografía: Paulina Munive

El director Ernesto Contreras hizo algunas contribuciones, tal y como lo cuenta Félix Valdez: “Él decidió meter unas palabras, no sé si las inventó o las tomó de una lengua africana. Por ejemplo “upibe” que significa “amigo”, no estaba dentro de mi léxico; dentro de mi sistema, cada vez que una palabra tuviera la terminación “ish” era un sustantivo.” Curiosamente, en este lenguaje inventado no existe la palabra zikril. “No podría ser parte de mi lengua porque aparece el sonido de “s” y una “k”, y la “s” la había yo propuesto con un sonido más sonoro para que pudiera haber variantes dialectales. El sonido de la “k” es sorda y por eso zikril estaría fuera del sistema.”

Un reflejo de México

La película, ganadora del Premio del Púbico en el Festival de Cine de Sundance, expone un tema sustantivo para México: la extinción de las lenguas indígenas y, con ello, la pérdida de la riqueza cultural y diversidad lingüística del país. De acuerdo con el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (INALI) actualmente se estima que 64 de ellas están en riesgo de desaparecer. Sueño en otro idioma expone el panorama al que se enfrentan las comunidades, mientras Martín intenta preservar el patrimonio lingüístico nativo; Lluvia, ante la inevitable migración de los jóvenes de su pueblo al país vecino, enseña inglés en la radio local.

“La película es importante porque expone el tema, por eso entré al proyecto”, confiesa Félix Valdez, quien fuera invitado por mediación del poeta nahuahablante y periodista Mardonio Carballo, quien también participa en la película en el papel de locutor de la radio comunitaria. La desaparición de una lengua no es asunto trivial, “es una pérdida enorme y no solo para los hablantes, es para toda la Humanidad. Ninguna civilización sobrevive sin conocimiento. Hay que reflexionar, no es fortuito que los pueblos sepan curar con hierbas, cómo sembrar, la observación de los astros, cómo curarte el espíritu, el alma. Se extingue una manera de entender la vida, una filosofía.”

Entre las razones de la extinción de las lenguas indígenas está el desplazamiento que sufren por el español y la limitación de los espacios discursivos que han quedado reducidos al ámbito comunitario o familiar. Por ello, el desarrollo lingüístico de las lenguas para revitalizarlas y conservarlas es parte del proyecto profesional y personal de Félix Valdez. Toma como ejemplo su invención: “Con el zikril se puede abordar todos los temas; en la película se manejan palabras que son de orden comunitario, pero con el sistema puedo hablar de física cuántica, hoyos negros, nebulosas o de la teoría del Big Bang. Así ocurre con las lenguas, todas tienen préstamos, hay algunas aglutinantes, toman raíces, se puede hablar de todo.”

En el caso de Sueño en otro idioma “el léxico está delimitado por el guion es un corpus pequeño. Lo que hice fue pensar en una comunidad idílica, era el Edén, pura felicidad, mucho amor. Pensaba en esos significados.” Por ello, tampoco dudó cuando le pidieron una canción, un arrullo en el que una abuela le canta a su nieta y que se escucha en una de las secuencias más emotivas de la película. “La lengua es alma, es nuestro ser, es lo que somos”, concluye el entrevistado. En la pantalla, la canción en zikril no está subtitulada y no es necesario, conmueve a los espectadores como si entendieran cada una de las palabras porque, como afirma el personaje de Jacinta en la película, el zikril es una lengua muy poderosa.

Y aquí, la Dulce Canción Zikril:

Sector Cine

Y acá, una (completísima) revisión y análisis que hizo nuestra colaboradora, Rosalina Piñera, junto con Alejandro Ortiz (experto en viajes y quien durante muchos años fue director de arte de México Desconocido), sobre esta gran película. Pongan atención, porque en el video Alejandro nos habla sobre el ecoturismo en la región.

Videos

DOS VECES TÚ ENTREVISTA
Videos Dos veces tú: ¿Cambiar de vida con otra persona?
y como es el trailer
Videos ¿Y cómo es él?: Tráiler
joaquin phoenix peliculas
Videos Joaquin Phoenix en el cine
jaime camil sandra echeverria loco por ti
Videos ¿En qué se parecen Joker y Loco por ti?

Te puede interesar

Platino Industria
Noticias Platino Industria, nuevo espacio de encuentro entre audiovisual, turismo y educación
películas sobre perros
Noticias 10 películas sobre la relación entre perros y humanos
harrison ford poster firmado
Noticias ¿Cómo fue para Harrison Ford trabajar con un perro CGI en El llamado salvaje?
Roberto Gomez Bolaños películas
Noticias Roberto Gómez Bolaños ‘Chespirito’ en cinco películas

Comentarios

Sueño en otro idioma: El valor de una lengua

10