Bienvenido

Sé parte de esta gran comunidad de cine en México.

Ingresa los datos y crea una contraseña
Personaliza tu experiencia
¿Ya estás registrado?

Joshua Gil presenta en el FICM su segunda película, Sanctorum, una propuesta al fin del mundo desde la criminalización de los pueblos indígenas.

Por Sanctorum FICM

Las personas dialogan con espíritus y viven acompañados de presencias al tiempo que la gente de su entorno comienza a desaparecer. Sin embargo, no desaparecen por una cuestión mística, sino por una amenaza real y omnipresente: la del narcotráfico que ha invadido sus tierras. Los sembradíos son otros. Pero, mientras no puedan obtener de la tierra sus alimentos, habrán de ceder a las cosechas ajenas. En Sanctorum (Joshua Gil) un ruido que proviene de las entrañas del bosque advierte sobre la fatalidad con un ruido incómodo y perenne.

¿Cómo narrar el lado más atroz de nuestro presente desde una óptica diferente? La propuesta del director de La maldad en esta segunda obra fue reconocida al resultar seleccionada para cerrar el Festival Internacional de Cine de Venecia, fuera de competencia. Ahora se presenta en el Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM), dentro de la sección de Largometraje Mexicano de Ficción. En entrevista, Joshua Gil compartió detalles sobre la realización de esta película hablada en mixe y filmada en la sierra mixe, Bolivia y lugares sin revelar.

 


Sector Cine (SC): ¿Qué es para ti Sanctorum

Joshua Gil (JG): Sanctorum es mi segunda película. Es una película que está basada en hechos reales. Parte de una investigación que estuve haciendo hace algunos años con respecto a la criminalización del campo mexicano y aborda la vida de campesinos que están trabajando actualmente en campos de cultivo de marihuana y amapola. Es una investigación que llegó a mi hace cuatro o cinco años a través de un reportaje del New York Times, en el cual se hablaba de una generación de niños y mujeres que estaban trabajando en el campo, porque la mano de obra ya no existía. Los hombres habían migrado o habían pasado a ser parte de las fuerzas armadas del crimen organizado. Esta investigación detona Sanctorum y empiezo a buscar la manera de hacer una obra audiovisual, que terminó siendo un híbrido entre el documental y una fantasía.

SC: ¿A qué te refieres al hablar de un híbrido con el documental? ¿A la fuente de la historia? 

JG: Quiero decir que, dentro de la forma narrativa que utiliza el film y los dispositivos que usa, están las herramientas documentales. No se usan actores, la temática es una temática real, los espacios son reales, las plantas, las personas, todo es parte de una realidad. Y llega un momento en que la historia empieza a fusionarse con una propuesta metafísica, con respecto a lo que podría llegar a ser el fin del mundo. Esta propuesta está dada porque cuando estuve analizando qué tipo de obra audiovisual quería hacer, me di cuenta de que no había posibilidad de hacer un documental con otro tipo de final, era muy previsible saber que lo que iba a suceder con las personas es que no se iban a poder alejar de esta realidad. La película está proponiendo, a través de la fantasía, un final poco esperado, que atenta contra la realidad del documental y que al mismo tiempo es una propuesta diferente.

SC: ¿Y por qué elegir narrar la catástrofe del país desde la ficción y por qué con elementos metafísicos? 

JG: El documental sería predecible. Iba a ser aburrido y sabemos que existe, esa realidad que vienen a denunciar incluso reporteros extranjeros, era solo la punta del iceberg de lo que sabemos que es la cadena del narcotráfico en México. Técnicamente hablando, ya era muy predecible. Entonces me puse a pensar, ¿cómo puedo hacer una obra audiovisual, una pieza cinematográfica, que pueda proponer dentro de esa estructura que parece ser ya tan trillada en México, para tener algo diferente? Lo más orgánico fue tomar piezas reales, tipo cinéma verité, y vamos a empatarlo con elementos ficcionados. Tal vez lo que hace diferente a Sanctorum es que lleva la ficción un paso más allá al hacerlo fantástico, al proponer personajes de la mitología de un colectivo mexicano y al hablar de algo que pocas veces se habla en el cine mexicano, que es el fin del mundo. ¿Y cómo es el fin del mundo? Es muy a la mexicana. Se compone desde una estructura ideológica, mística, de los pueblos indígenas.

SC: En cuanto al estilo vi asomos de directores mexicanos que, naturalmente, trabajan con estos temas, pero también cierta cercanía con el cine asiático, mucho del cine tailandés, por la relación con los espíritus y con la naturaleza. Al momento de construir la película, ¿tuviste este tipo de referencias o cómo querías que se viera?

JG: Yo lo que tenía claro es que quería una película documental en su estructura más estricta, pero no tenía exactamente un referente al cual quisiera acercarme, sino todo lo contrario. Sí, dentro del cine que podemos llamar trascendental, algunos de mis referentes como Ozu o como Bresson, más cercanos Apichatpong Weerasethakul o hasta Herzog por la parte documental, sí son personajes que por su propia forma de hacer cine me han influenciado, por así decirlo. Pero sí traté por muchas maneras de hacer que Sanctorum no se acercara a ellos, quería algo muy mexicano y muy particular, lejano a la visión que tienen muchos compañeros mexicanos sobre la violencia.

SC: Creo que también es una película en la que hay mucha consciencia del sonido y su contribución para crear atmósferas. ¿Cómo fue el trabajo con Sergio Díaz (diseñador de sonido)?

JG: Sergio y yo comenzamos a colaborar hace mucho, con mi primer película (La maldad) y nos hicimos muy buenos amigos. Yo entendía mucho su mundo en la parte técnica y él tiene un acercamiento muy lindo a mis historias. Tuvimos la oportunidad de trabajar Sanctorum durante un año en la parte sonora y en ese sentido está casi a la par que la edición, pues íbamos trabajando edición y sonido, y eso permitió que hubiera exploración y que pudiéramos usar herramientas muy nuevas. También que tuviera una atmósfera muy especial. Yo quería que el sonido fuera muy cercano al espectador y que te diera esa sensación de un sonido envolvente e inteligente, que te partiera la sala en espacios. Y creo que se logró.

SC: Otro aspecto del cine mexicano que ha tenido un tratamiento muy externo es la cosmovisión y las historias de los pueblos indígenas, pero aquí se siente muy natural. ¿Cómo  lograste un acercamiento respetuoso?

JG: La película está inspirada en ellos y sus historias. Muchos de los que participan en la película sí son campesinos, sí se dedican a la siembra, sí entienden lo que es ser perseguidos por el ejército, sí entienden lo que es el narcotráfico, tienen una idea de cómo va a ser el fin del mundo. Fue decir “tengo una idea y tengo esta propuesta” y ellos contestaban “ah mira, quítale, súbele, bájale”. Va, me late, filmemos. Lo tardado fue encontrar el grupo de personas interesadas en apoyar el proyecto, porque no era nada sencillos. El hablar de actividades ilícitas con personas que realmente se dedican a ellas, es complicado. Hubo mucha precaución en qué personas escogíamos, cómo protegerlas, cómo presentar una obra cinematográfica para que se sintiera real y no pusiera en riesgo a nadie.

SC: ¿Cómo concibes tú el fin del mundo?

JG: Mi propuesta tenía que ser visualmente bella, tranquila, armoniosa. Pero, principalmente, una respuesta al saber que si no somos capaces como humanidad de generar un mundo más amable para todos, es mejor que se acabe. ¿Y cómo va a ser ese fin del mundo? Lo más bello que se pueda.

SC: ¿Qué viene en tu carrera?

JG: Unas vacaciones, espero… Después de eso, mi tercer película, que espero estar filmando para el próximo año. Trato de hablar poco, pero digamos que el personaje principal vuelve a ser México, ahora desde una perspectiva de extranjeros.

 

Sanctorum es parte de la competencia de Largometraje Mexicano de Ficción en el FICM 2019.

 

 

 

 

 

 

Videos

la liga de los 5 trailer
Videos La liga de los 5: Primer tráiler
las leyendas el origen trailer
Videos Las leyendas – El origen: Teaser tráiler
soul pixar trailer
Videos Soul: Primer tráiler
Perdida Jorge Michel Grau
Videos Perdida: Tráiler oficial

Te puede interesar

carlos carrera director
Noticias El cine como parte de la cultura mexicana: Entrevista con Carlos Carrera
polvo jose maria yazpik
Noticias Polvo: Entrevista con José María Yázpik y Mariana Treviño
Jirón Taboada
Noticias Jirón y el misterio detrás de la película perdida de Taboada
jim cummings thunder road
Noticias Thunder Road: Entrevista con Jim Cummings

Comentarios

Sanctorum: Entrevista con Joshua Gil

10