Bienvenido

Sé parte de esta gran comunidad de cine en México.

Ingresa los datos y crea una contraseña
Personaliza tu experiencia
¿Ya estás registrado?

Las clases sociales en el Cine Mexicano

Por: Foto: Videocine 05. Feb. 2019
0

En los últimos años, las comedias mexicanas han regresado a un recurso tan útil como efectivo: mostrar el encuentro de dos clases sociales diferentes.

Por Sergio Huidobro / @sergiohuidobro

Nosotros los progres: clases, competencia y comedias mexicanas

Una de las tradiciones más antiguas del Cine Mexicano dicta que el encuentro entre dos o más estratos económicos, clases sociales, niveles de vida, marca un buen rendimiento en las taquillas. No siempre es culpa ni gracia de las películas mismas, de sus rostros ni sus cineastas; se trata de un asunto más simple: nada mueve más el interés que los conflictos derivados del “nosotros” y el “ustedes.” De hecho, una de las franquicias más ganadoras de la primera época de oro, Nosotros los pobres y Ustedes los ricos, tuvo el genio de utilizar el título de ambas películas para delimitar agresivamente a su público (predominantemente popular) invitándolo a asumir una postura: la primera, de comunidad solidaria; la segunda, de reproche acusatorio.

Curiosamente, las carretas de dinero cosechadas por la saga de Pepe el Toro se explican si pensamos que, en realidad, el llamado movía la curiosidad de unos y de otros: un público con menos recursos y familias numerosas que acudía a las salas a rendir su amor ante los personajes de arrabal (Pepe, Chachita, la Guayaba y la Tostada) y otro público, que acudía a salas de estreno más céntricas, para ver la misma película, pero llevados por el morbo de ver cómo-viven-los-de-abajo.

Pepe el toro – Producciones Rodríguez Hermanos

Esa era una Ciudad de México en la que las salas de cine estaban tan estratificadas como la población, con cines-palacio en la zona centro, cuyos boletos rondaban los 2 pesos con 50, y cines de barrio, repartidos en la periferia, con entradas desde 10 centavos y butacas poco cuidadas. Ni siquiera Luis Buñuel se resistió a la tentación de satirizar la estratificación de los dineros en El gran calavera, y no deja de ser síntoma el que, seis décadas después, el mismo argumento, tratamiento y personajes sirvieran para hacer de Nosotros los Nobles uno de los explosivos más ruidosos de la taquilla local en años recientes.

Lo interesante no es que por una vez un remake se haya hecho con cierto decoro, sino que el tema del encuentro accidental entre los de arriba y los de abajo sigue siendo una fórmula que gana, y los ejemplos son tan diversos y contrastantes que van de Hilda a ¿Qué culpa tiene el niño?, Güeros o Cuando los hijos regresan. La mayoría de estas comedias encuentran una resonancia mayor en taquillas a las que reflejan la (supuesta) identidad de un solo sector social, ya sea alto (Perfectos desconocidos), medio (El club de los insomnes) u obrero (La delgada línea amarilla).

Nostros los nobles – Warner Bros. Pictures

Seis décadas después de El gran calavera, y en parte gracias al éxito del remake protagonizado por Gonzalo Vega, los argumentos que parten de las diferencias socioeconómicas vuelven a ser un resorte para mantener aceitada a la industria. En enero de este año, Mirreyes vs Godínez, una comedia de Chava Cartas, producida por Videocine, rebasó el millón de asistentes en tres días de exhibición con una recaudación de unos 65 millones de pesos, que es más que la suma de las dos que le siguen (Glass y Cómo entrenar a tu dragón 3). El número uno de los cinco más abultados para un estreno mexicano en su fin de semana inaugural, en toda la historia, dice algo más que una mera estadística promocional: el tema anunciado en su título está clavado en la consciencia de sus espectadores.

En Mirreynato (2014), Ricardo Raphael describe, a partir de los personajes de Nosotros los Nobles, una escalera de diez niveles que es la movilidad social mexicana, una en donde por mucho que se esfuerce uno, es virtualmente imposible subir más de tres escalones en una vida, y es aún más imposible bajar más de dos si uno está en los mejor acomodados. Dicho de otra forma: que la división de castas novohispanas se hizo más flexible, sí, pero menos de lo que creíamos. El Cine Mexicano reciente, y sobre todo la comedia, ha sacado partido de esta estadística de forma intuitiva al haber encontrado en la sala de cine uno de los poquísimos espacios en los que un mirrey y un godín podrían convivir hombro con hombro por más de diez minutos, y que no sea Tepoztlán o el Vive Latino.

Mirreyes vs Godínez – Videocine

Si Mirreyes vs Godínez funciona al complacer a ambos públicos sin ensañarse en el bullying hacia cualquiera de los bandos es, supongo, por un sólido entendimiento de que ambos sectores representan a buena parte del público que consume cine de industria en salas del circuito comercial. El nosotros y ustedes que le funcionó tan bien a Ismael Rodríguez ya no existe: el público dispuesto a identificarse en las andanzas de Pepe el Toro es un público que ha sido expulsado al mercado de piratería, mientras que los lugares en las salas son disputados entre el mirrey (quien compra su boleto con la Black de papá) y la de ventas (quien habrá de esperar a la quincena), como se anuncia en la ingeniosa campaña promocional.

Videos

mulan trailer
Videos Mulán: Nuevo tráiler
no time to die trailer
Videos No Time to Die: Primer tráiler
black widow trailer
Videos Black Widow: Primer tráiler
peliculas mexicanas mas taquilleras
Videos 21 del siglo 21: Las películas mexicanas más taquilleras

Te puede interesar

george-michael-cine
Noticias La música de George Michael en el cine
Ana de Armas
Noticias Ella es Ana de Armas
Luciérnagas Bani Koshnoudi
Noticias Luciérnagas: Una historia de raíces desde la migración
peliculas mexicanas sundance 2020
Noticias Las películas mexicanas que competirán en el Festival de Sundance

Comentarios

Las clases sociales en el Cine Mexicano

10