Bienvenido

Sé parte de esta gran comunidad de cine en México.

Ingresa los datos y crea una contraseña
Personaliza tu experiencia
¿Ya estás registrado?
La Mami Laura Herrero

El documental La Mami y las alianzas en un baño de mujeres

Por: Foto: Calouma Films 28. Nov. 2019
0

Platicamos con la directora Laura Herrero sobre la La Mami, un documental que nació en un baño del cabaret Barba Azul.

Por Laura Herrero La Mami

El Barba Azul llama la atención de quien lo visita por primera vez por dos cosas: una es su incansable pista de baile y la segunda son las siluetas de mujeres voluptuosas que destacan del relieve de las paredes. Entre los dibujos de flamas, el yeso y las pelucas emulan a las mujeres reales que platican y danzan.

En el documental La Mami, la cineasta Laura Herrero se ocupa de una figura menos visible, pero omnipresente en el cabaret. Los baños de mujeres son el territorio desde el que Olga, la matriarca del lugar, reparte consejos, papel higiénico y funge como guardiana de las mujeres que bailan y beben con los clientes. A partir de la llegada de Priscila, una mujer que pide trabajo en el salón para solventar los gastos médicos de un hijo, la dinámica entre las mujeres y “La Mami” se va revelando ante la lente que observa.

Ganador del Premio Impulso Morelia / Ambulante a Largometraje Documental en el FICM, el documental producido por Laura Imperiale ( El crimen del Padre Amaro, Noches de Julio, Sanctorum) inicia su recorrido de exhibición en el Festival Internacional de Cine Documental de Ámsterdam (IDFA, por sus siglas en inglés), uno de los encuentros más importantes a nivel mundial en este ámbito. En entrevista con Sector Cine, la directora nos cuenta sobre los pasos de esta danza documental.

 

Laura Herrero Garvín

 

Sector Cine (SC): Al inicio de la película me preguntaba cómo lograste grabar ese punto de partida, el momento en el que Priscila se está presentando. ¿Fue una situación que capturaste con la cámara ya puesta, o les pediste que recrearan una situación que tú conocías previamente? ¿Cómo fue ese proceso?

Laura Herrero (LH): Cuando llegué ahí me di cuenta de que no era un lugar de tan fácil acceso y que tenía que pasar tiempo investigando antes de llegar a poner una cámara, porque las chicas al principio no querían que yo estuviera ahí. La Mami sí estaba más contenta, pero las chicas no. Logré una intimidad súper fuerte con ellas, en cuanto a nivel humano. El 99% es cine directo, la realización fue muy observacional. Hay cosas, como la llegada de Priscila, que por supuesto no estaba mirando a la entrada, pero que recreamos en los inicios de su llegada. Siempre digo que fue un regalo del Dios del documental, que llegó cuando habíamos conseguido fondos para empezar a filmar. Yo no me la esperaba en la historia y se convirtió en un personaje súper importante. Hay momentos puntuales que están recreados, pero muy poco. La mayoría es cine directo, pero trabajado con este audio fuera de campo, que en edición se pudo construir mucho más. Yo sabía que quería una película en la que se rompiera la cuarta pared y que las conversaciones fueran solo entre ellas. Porque el objetivo de la peli es retratar sus alianzas, entonces no tenía sentido que hablaran conmigo. Y también quería grabar en el baño con una cámara con actitud fuerte, que estuviera estática, que mirara, que no fuera tan subjetiva. También porque muchas chicas no querían salir en la película. Fui preguntando una a una y algunas me dijeron que querían salir con todo; otras que no querían salir de la cara, pero sí su voz; otras que no querían salir para nada; y otras que solo de la espalda. Yo tenía que saber muy bien a quién filmaba, porque también era la camarógrafa, y ese audio fuera de campo me servía mucho para ocultar identidades.

Laura asistía una o dos veces por semana al cabaret y llegaba casi al tiempo de “La Mami”, para pasar un rato a solas con ella. Para observar la pista, aprovechaba la visita de algún amigo y comenzó a construir complicidades con los camareros. Pero con las chicas fue más difícil.

SC: Veo que en tu trayectoria hay mucho interés por temas con perspectiva de género y en Priscila hay mucho al respecto: comentarios sobre los estigmas y la labor de cuidados, por ejemplo. ¿Qué te llamó la atención de esta historia para vincularla con tu trabajo?

LH: La primera vez que pensé en hacer esta película, fue porque fui a bailar al Barba Azul, subí la baño y escuché a una chica decir ‘Mami, me pidió matrimonio, no sé qué decirle.’ Y La Mami le dijo ‘Hija, te pide matrimonio todas las semanas, no le hagas caso.’ Me hizo mucha gracia, pero además pensé ‘Wow, qué fuerte que esté esta señora aquí, aconsejándolas. Bajé a bailar, volví a subir y me senté a observar un poco como stalker y empecé a entender lo importante que era, para esas mujeres -que tienen unas noches frenéticas en la pista de baile, en donde compiten y se exponen a muchas cosas- tener un pilar, como una madre en un espacio como este, al que ellas pudieran subir, desahogarse, agarrar fuerza y volver a bajar. Ese fue el primer impulso de la película. Luego, cuando conocí a Priscila, que la conocí tres años después de empezar a investigar, se convirtió en otra cosa, porque para mí la alianza más fuerte que se retrata es la amistad entre Priscila y La Mami, desde la complejidad de cada una.

 

La Mami Laura Herrero

 

SC: Y en el contexto que vivimos en México, esto me recuerda lo importante que es construir redes entre mujeres…

LH: Sí, ese fue el motor principal. Cuando conoces un colectivo como éste -que la sociedad juzga y estigmatiza constantemente-, un espacio como ese baño y una figura como La Mami son esenciales para que ellas resistan. En México, como mujer, he necesitado de mi colectivo feminista para sentirme más fuerte y ha sido muy importante. Para mí, este baño simboliza todo eso, la colectividad que necesitamos hacer las mujeres en un mundo que ahora mismo nos está maltratando, matando, violando. Es importante.

SC: En estos primeros recorridos por espacios de postproducción y ahora estas primeras vistas de la película acabada, ¿qué es lo que llama la atención?

LH: La gente está hablando un montón de ella aquí. Yo creo que es una peli que es necesaria en este momento. Hay algo que estas mujeres están diciendo, que es ‘Yo no soy víctima, yo tengo agencia de decidir y lo que quiero es sacar adelante a mis hijos y tengo esta fuerza para salir adelante y mostrarle al mundo que puedo.’ Y es verdad que no es tan fácil que personajes se abran como hacen estas mujeres. En el festival la gente está muy impresionada con eso y con la amistad que se ha construido.

SC: ¿Por qué la decisión de documentar a la altura de los ojos de La Mami?

LH: La cámara está siendo súper comentada en este festival. Yo lo pasaba mal, porque no había muchas posibilidades de posicionar cámara, yo creo que todos los planos que se podían hacer están ahí. Para mí, la cámara es un tercer brazo y dialoga directamente con mis emociones, no la intelectualizo mucho. Yo creo que por eso, nunca pensé en ponerla más abajo o más arriba; siempre ha estado al nivel de los ojos, porque ella es un igual y el acercamiento es desde la amistad y desde una relación formada durante mucho tiempo. Cuando haces cámara en documental, lo más importante es conectar con lo que tienes delante.

Videos

top gun maverick nuevo trailer
Videos Top Gun – Maverick: Nuevo tráiler
ochmann talancon abuelos ligando padre
Videos Talancón y Ochmann serán abuelos en Ligando padre
rise of skywalker clip
Videos Star Wars – The Rise of Skywalker: Clip
In the Heights trailer
Videos In the Heights: Primer tráiler

Te puede interesar

Robert McKee
Noticias Robert McKee: El gurú del guionismo
Benny Emmanuel
Noticias Benny Emmanuel: contar historias que sí suceden
gaston pavlovich the irishman
Noticias Gastón Pavlovich: El productor mexicano que hizo posible The Irishman
Adriana Llabrés
Noticias Adriana Llabrés: Entre el teatro y el cine

Comentarios

El documental La Mami y las alianzas en un baño de mujeres

10