Bienvenido

Sé parte de esta gran comunidad de cine en México.

Ingresa los datos y crea una contraseña
Personaliza tu experiencia
¿Ya estás registrado?

Crónica: ‘La 4ª Compañía’ se proyecta en Santa Martha Acatitla

Por: Foto: Spanda Films 07. Jul. 2018
0

Días antes de su estreno comercial, la película (¡ya disponible en Netflix!) fue proyectada a los presos dentro del penal, pues fue filmada en sus instalaciones. Esta es la crónica de cómo la vivieron quienes hoy cumplen su condena dentro sus muros.

Por Alejandro Mier Carbonell

“La prisión estaba desierta… todos estaban en el auditorio viendo una película”, dice uno de los personajes de La 4ª Compañía, y sus palabras parecen salirse de la pantalla, viajar por el haz de luz del proyector y posarse sobre los hombros de los presos que la están viendo hoy en el auditorio penitenciario. Tanto más peso cobran por el hecho de que el filme fue realizado en esa misma cárcel; y porque quien las pronuncia no es un actor cualquiera, sino un preso real que ­–al momento de decir su línea– llevaba casi cincuenta años caminando su condena.

La estética grisácea del recinto (paredes grises, piso gris, asientos grises…) es invadida y abarrotada por sillas de plástico colocadas para dar cabida a cerca de un centenar de asistentes a la proyección. El espacio se siente cargado. Afuera, en la intersección entre Calzada Ermita-Iztapalapa y la entrada a la Penitenciaría, los custodios bloquean la avenida ante una manifestación de protesta generando el caos entre peroratas de un enojo que aquí adentro se percibe contenido, pero latente. Y sin embargo, los organizadores del evento indican que hoy “la cosa está leve”, porque a diferencia del abarrotado foro, el resto de las instalaciones están a un tercio de su capacidad desde que la prisión sufriera daños estructurales el pasado 19 de septiembre, lo que devino en el traslado y reubicación de internos en otros penales, y en las reparaciones de algunos de los edificios más antiguos del sexagenario penal.

Foto: Fernando Gutiérrez Omedé

Se trata de un evento culminante. Once años después de que el proyecto arrancara con una extensa investigación, y ocho tras aquella primera etapa del rodaje, algunos de los presentes tienen por fin la oportunidad de reconocerse en el reparto de apoyo que dio vida a las escenas de la filmación, y que pronto arrojarán luz sobre las salas de cine cuando se estrene la película mexicana más premiada que nadie ha visto. Pero no por ello son los únicos que se ven a sí mismos en pantalla.

Y es que el filme toca ya a tres generaciones a lo largo de casi cinco décadas. La de los personajes centrales de la película, aquellos Perros de Santa Martha que hicieron leyenda deportiva como equipo penitenciario de futbol americano… y también delictiva, como escuadrón del crimen que operó desde el penal a finales de los años 70; la de los internos que participaron en los diversos talleres que organizó la producción a lo largo de dos años y en la primera etapa de filmación en 2010; y la de quienes están hoy a punto de descubrir el resultado de su trabajo, en este auditorio. Tres realidades que, aunque distintas, permanecen cercanas; como si el tiempo verdaderamente pasase más lento detrás de aquellos muros, alambres y garitones de vigilancia.

El silencio atento de los asistentes -extraño en hombres a los que el encierro suele mantener en constante inquietud- lo dice todo. Contrasta especialmente con el bullicio previo, al inicio de la función: una espera aderezada entre la algarabía de gritos y chiflidos, amenizada por pisotones a modo de marcha, y por un par de tambores improvisados con garrafones vacíos.

Foto: Fernando Gutiérrez Omedé

Mientras las imágenes se suceden en la pantalla, no todo es silencio. De cuando en cuando, los reclusos hacen eco de la escena que observan: se buscan, se miran, se reconocen, se vitorean, gritan, y también abuchean a alguno que pareciera no tener muy buena fama… son una orquesta sinfónica en vivo. Y también ríen… ríen en los momentos más oscuros y violentos, rindiendo cuenta de las dimensiones que puede cobrar el humor negro mexicano cuando se está encerrado en un penal.

Y entonces, como si se tratara de una función con “servicio VIP”, el ambiente se distiende cuando un fuerte olor a salsa y garnachas llena el auditorio al tiempo que, procurando sin éxito ejercer discreción, un preso entra y se apresura a repartir las comandas entre sus compañeros. Por un momento, el espacio se siente como una “auténtica” sala de cine, y los haces de luz iluminan las caras de una audiencia feliz de salir de la rutina y de encontrarse en la pantalla.

Foto: Fernando Gutiérrez Omedé

“Black is black, I want my baby back. It’s grey, It’s grey, since she went away, oh, oh”… La canción de 1967 de Los Bravos llena el auditorio; y uno, acostumbrado a analizarlo todo, no puede evitar preguntarse si aquella selección musical no será un comentario de Amir Galván y Vanessa Arreola, directores de la película, sobre la malevolencia de Arturo ‘El negro’ Durazo, otrora Jefe de la Policía Capitalina bajo cuyas órdenes operaron los “Perros” de Santa Martha de la época de López Portillo… o quizá sobre los muchos grises que, como los tenis que forman hoy parte del uniforme de los presos, marcan las vidas de tantos hombres, tantas mujeres, tantos jóvenes y familias enteras atrapadas en una vida que más parece un partido arreglado y sin reglas en el que no hay forma de ganar.

Termina la función y los custodios se apresuran a sacar a dos terceras partes de los asistentes, se percibe la tensión y el temor ante lo que pueda pasar con toda esa energía una vez roto el hechizo enajenante del séptimo arte. Pero lo que sigue es nuevamente el silencio -¿reflexivo?, o tal vez receloso ante la mirada atenta de la autoridad-.

Foto: Fernando Gutiérrez Omedé

“Y ahora… ¡¿a nosotros qué nos toca?” dice entonces Francisco, uno de los reclusos que aparece en la película, haciendose del micrófono durante la subsecuente sesión de preguntas. El hombre, de unos 50, 60 o 70 años -difícil determinarlo-, llama la atención por sus trenzas de colores y una vestimenta estrafalaria que a base del ingenio él hace distinta -aunque apegado al color azul del “uniforme”-. Le llaman el “Mandi” y lleva una camisa azul marino transparente decorada por dragones chinos de color naranja. “Ahora lo que les toca… -responde Amir- …es que su historia se cuente, porque es contando su historia que podemos cambiar realidades”; y Vanessa complementa “nosotros, todos los aquí presentes, somos la película. Aquí… -dice señalando la pantalla- no importa el pasado, aquí se hace el futuro. Y nada de esto hubiera sido posible si no fuera porque ustedes decidieron compartir sus vidas con nosotros”.

Los presos aplauden, chiflan y vitorean, “¡Del Toro!”, le gritan con humor a Amir, quien guarda un aire al celebre director; “¡Vaneeesaaa!” le gritan también buscando su atención, y es evidente hasta que punto han entablado una relación con estas dos personas que los han escuchado y se han interesado por sus vidas y por conocerlos más allá de su condición de presos, renombrados actualmente como hombres privados de su libertad.

Foto: Fernando Gutiérrez Omedé

La Compañía cuenta la historia de un sistema penitenciario que ha cambiado poco o nada en los últimos 40 años; y la de los jóvenes a quienes dicho sistema, más que readaptar, ancla al presidio y roba la inocencia. Pero su verdadera importancia no está tanto en el hecho de exponer una realidad que se sabe corrupta, sino en que, sin caer en maniqueísmos, busca proyectar en las salas de cine la realidad y las historias de las personas olvidadas tras las murallas de las cárceles mexicanas. “Mi sombra también soy yo” dice en un momento de la película Palafox -uno de los personajes-, mientras con sus manos proyecta unas alas que vuelan sobre el muro de su celda.

La 4a Compañía ya se encuentra disponible en Netflix México.

 

 

Videos

Guns akimbo trailer
Videos Guns Akimbo: Tráiler
sergio pelicula netflix
Videos Sergio: Tráiler
peliculas que cumplen 25 anos
Videos 25 películas que cumplen 25 años en 2020
bloodshot trailer
Videos Bloodshot: Tráiler

Te puede interesar

películas Primera Guerra Mundial
Noticias La Primera Guerra Mundial y su presencia en el cine
eréndira ibarra matrix
Noticias Eréndira Ibarra aparecerá en la nueva película de Matrix
peliculas mas taquilleras cineteca
Noticias Las quince películas mexicanas más taquilleras en la Cineteca Nacional
Marioneta Álvaro Curiel
Noticias 5 claves de Marioneta, la nueva cinta de Álvaro Curiel

Comentarios

Crónica: ‘La 4ª Compañía’ se proyecta en Santa Martha Acatitla

10