Bienvenido

Sé parte de esta gran comunidad de cine en México.

Ingresa los datos y crea una contraseña
Personaliza tu experiencia
¿Ya estás registrado?
Jose Carlos Ruiz

José Carlos Ruiz recibe homenaje en el GIFF

Por: Foto: Guanajuato International Film Festival (GIFF) 21. Jul. 2019
0

El actor mexicano recordó la importancia que han tenido las películas en su vida, durante el homenaje que le rindió el Festival de Cine de Guanajuato.

Desde que tiene memoria, la vida de José Carlos Ruiz, homenajeado en el Festival Internacional de Cine de Guanajuato (GIFF), puede contarse a través de películas.

Después de nacer en Zacatecas, perdió a sus madres y vivió desde entonces con su abuela en la ciudad de México: “pero el melodrama estaba fuera de mi vida”, aclara para ahuyentar la sospecha de una infancia sombría o difícil. Su placer más grande y más cercano era un cine pequeño, cerca de su casa, a donde iba porque el boletero lo conocía y lo dejaba pasar gratis. “Ahí iba a ver a Fernando Soler y a Sara García, que era como tener papás que me regañaban; ahí adentro, Martha Roth era mi novia y David Silva era mi amigo.”

Solo dejó de ir con frecuencia al cine cuando comenzó a hacerlo. Poco después de la muerte de su abuela, hizo una audición en la Escuela de Teatro de Bellas Artes en donde recitó un texto aprendido que le recordó a la abuela, y su interpretación se le mezcló con las lágrimas.

“Al final me aplaudieron todos, y por un segundo hasta me enojé: yo estoy triste y estos güeyes se están burlando de mi (…) Pero al instante entendí lo que había pasado, y desde ese primer momento entendí algo precioso. Acaba de entender la actuación.”

Cazals/Ruiz

Después vendrían un caudal de películas –muchas de ellas legendarias– que comenzarían con Viento negro (1964) de Servando González , en donde la cámara hizo close up en su rostro por primera vez: “era una cámara de un tamañote que de repente se vino hacia mí, como toro.”

Ruiz llegó a tiempo para sumarse a la pandilla que renovaría el cine mexicano durante los años sesenta y setenta del siglo pasado. Su amistad con Jorge Fons, Sergio Olhovich, Raúl Araiza y, sobre todo, con Felipe Cazals, se tradujo en películas como Cascabel, Los albañiles o El apando.

Esta última representó una reconciliación con Cazals después de cinco años sin hablarse. Durante el rodaje de Emiliano Zapata (1970), película con la que el cineasta nunca estuvo satisfecho, su relación se había tensado al punto de distanciarse.

Fue hasta dos días antes de iniciar el rodaje de El apando (1975) que Cazals lo llamó: no había encontrado en todo México a un actor mejor que José Carlos Ruiz para encarnar a “El carajo”, uno de los reclusos quien junto a Manuel Ojeda y Salvador Sánchez, padecían el infierno de Lecumberri. Ahí se reactivó la amistad de Ruíz con Cazals, además de iniciar una nueva con José Revueltas.

Durante la charla magistral ofrecida en el marco del GIFF, Ruiz compartió anécdotas como aquella en la que Jorge Fons (presente entre el público) le pidió reunirse para integrarlo a la versión fílmica de Los albañiles.

El problema era que Ruíz había interpretado a Don Jesús en el montaje teatral de la misma obra durante 800 representaciones, y Fons le pedía hacer otro personaje, no a Don Jesús. Aunque su primera reacción fue de decepción, el resultado fue una de las mejores películas en la filmografía de ambos.

Un actor que recuerda a otros

Sus recuerdos en la industria van de María Félix –a quien hizo llorar en un rodaje, siendo grande la sorpresa de la Doña al enterarse de que debajo del maquillaje de anciano estaba José Carlos Ruiz, un hombre joven– o a Verónica Castro, a quien se llevó a comer carnitas en la carretera de Michoacán en un descanso de la filmación de Pueblo chico, infierno grande.

En el elenco de sus mejores recuerdos se cruzan Charlton Heston, Sam Peckinpah, Oliver Stone (para quien actuó en Salvador) y prácticamente todos los miembros de tres generaciones de cine mexicano que han aprendido de él al tenerlo como compañero de rodaje.

Lo que viene

Actualmente, José Carlos Ruíz se encuentra en filmación de una nueva película y continúa recibiendo nuevas ofertas para papeles.

Afirma que después de seis Arieles, de haber trabajado con una multitud de leyendas en dos idiomas y de haber hecho historia en las pantallas de todo tamaño, su mayor satisfacción es tener un nuevo personaje en puerta: “El éxito de ayer no le sirve de nada al personaje de mañana. Cada nuevo llamado y cada nuevo guión es empezar de cero, crear desde la nada.”

Esa es su mayor satisfacción, sentirse activo y vigente, “aunque ya no haga de galán de nadie, hago de las ruedas de la carreta, que siempre hacen falta” pues, como le dijo una vez su admirado Fernando Soler, a quien conoció en una cafetería de los Estudios Churubusco: “Santo que no es visto, no es adorado”, y José Carlos Ruíz, sea como santo, héroe o villano, es una de las presencias más adoradas del cine nacional.

Videos

free guy trailer
Videos Free Guy – Tomando el control: Primer tráiler
mujer maravilla 1984 trailer
Videos Mujer Maravilla 1984: Primer tráiler
mulan trailer
Videos Mulán: Nuevo tráiler
no time to die trailer
Videos No Time to Die: Primer tráiler

Te puede interesar

nominados-globos-de-oro-2020
Noticias Nominados a los Globos de Oro 2020
parasite criticos los angeles
Noticias Parasite sorprende a los críticos de Los Ángeles
george-michael-cine
Noticias La música de George Michael en el cine
Ana de Armas
Noticias Ella es Ana de Armas

Comentarios

José Carlos Ruiz recibe homenaje en el GIFF

10