Bienvenido

Sé parte de esta gran comunidad de cine en México.

Ingresa los datos y crea una contraseña
Personaliza tu experiencia
¿Ya estás registrado?
gaston pavlovich the irishman

Gastón Pavlovich: El productor mexicano que hizo posible The Irishman

Por: Foto: Festival Internacional de Cine de Los Cabos 26. Nov. 2019
0

El productor mexicano Gastón Pavlovich habla sobre las conversaciones que lo llevaron a realizar ‘The Irishman’, trabajar con Martin Scorsese y sus próximos proyectos en cine y televisión.

Por Gastón Pavlovich The Irishman Gastón Pavlovich The Irishman Gastón Pavlovich The Irishman Gastón Pavlovich The Irishman Gastón Pavlovich The Irishman Gastón Pavlovich The Irishman

Los Cabos – Como buen norteño, Gastón Pavlovich no le tiene miedo a nada. Ya sea en los entretelones del poder legislativo mexicano o en una mesa de restaurante frente a uno de los más grandes actores del cine estadounidense, Pavlovich ha enfrentado las situaciones con la cabeza en alto.

Por ello, no sorprende verlo caminar orgulloso por la alfombra roja del pasado Festival Internacional de Cine de Los Cabos, donde su más reciente producción, El irlandés (The Irishman, 2019), fungió como función inaugural. Acompañado por Robert De Niro y el cinefotógrafo mexicano Rodrigo Prieto, Pavlovich presentó por primera vez en su país quizá el proyecto más importante de su carrera.

Decir eso es mucho, pues en solo una década, el sonorense conquistó a la audiencia mexicana con una pequeña película sobre un anciano que regresa a la universidad para perseguir sus sueños, El estudiante (2009); trabajó con Tom Tykwer en Un holograma para el rey (A Hologram for the King, 2016); llevó una de sus más grandes pasiones a la pantalla, el béisbol, con 108 costuras (2019) y ayudó a levantar no solo uno, sino dos de los más ambiciosos proyectos de Martin Scorsese.

Sentado en una amplia sala de juntas del Hotel Nobu (propiedad de De Niro) en Los Cabos, Pavlovich habló con Sector Cine sobre las conversaciones que lo llevaron a realizar The Irishman, trabajar con Scorsese, levantar un proyecto con Netflix y sus próximos proyectos en cine y televisión

Sector Cine (SC): ¿Cómo es colaborar con Martin Scorsese?

Gastón Pavlovich (GP): De las cosas que más me gustó y admiré de él es que, con la gente que trabaja (como en mi caso), se preocupa en conocerlos de una manera más personal. Quiere saber con quién va a compartir esa historia, quiere saber que estamos alineados, que compartimos la visión de la historia que él quiere contar. No solo del guion que se escribió, sino realmente qué se quiere contar.

Entonces que le dedique ese tiempo de conversación con un desconocido como yo que va llegando a la industria fue para mi admirable. Ver las preguntas que hace, que son muy personales, no solo de la técnica de producción sino de dónde eres, en qué crees, cuál es tu visión de la fe, cuál es tu visión del cine. Eso para él es importante. Eso fue muy agradable, tener ese tipo de encuentros y ese tipo de conversaciones con él.

SC: Y justo esas preguntas debieron ser importantes al momento de involucrarte en un proyecto como Silence. ¿Qué tan diferente fue la producción de Silence y la de The Irishman?

GP: Silence, de verdad, éramos él y yo. Hollywood lo abandonó, mal plan. Los estudios y todos los productores que estaban involucrados se fueron corriendo, realmente le tuvieron mucho miedo al riesgo financiero, que sí era legítimo. Le tuvieron mucho miedo a una película de tanto drama, tanto dolor y le tienen más miedo a un tema relacionado a la fe y la religión. A Hollywood le saca ronchas eso. Entonces lo abandonaron y no había nada más. Éramos Scorsese y su productora, Emma Tillinger (también responsable de The Wolf of Wall Street y The Departed), mi equipito y yo, los que estábamos sacando adelante todo. Eso fue cuesta arriba y mucho trabajo, un gran riesgo en todo momento. Pero fue muy padre porque sí éramos nada más nosotros dos en el día a día, sacando adelante la película.

The Irishman ya fue todo el mundo De Niro; el mundo Pesci; el mundo Pacino; todo el mundo Scorsese ampliado. De pronto entró Netflix y Paramount, que estuvo mucho más involucrado que en Silence. Todo se multiplicó por diez. Mientras Silence fue un par de personas trabajando, en The Irishman era toda una mesa llena de ejecutivos de los más altos niveles. Esa fue la gran diferencia; un mundo mucho más pequeño versus un mundo muy grande.

gaston pavlovich the irishman 1

Cortesía

SC: A la distancia Silence se convirtió en un proyecto importante en tu carrera, a pesar del desprecio de Hollywood al filme…

GP: La ignoraron. Ya nos habían advertido, que no la iban a apoyar. Los estudios simplemente no querían nada de eso. Creo que Netflix nos llegó un par de años tarde, si hubiera estado listo en ese momento, yo creo que hubieran entrado y hubiéramos hecho algo muchísimo más increíble. Porque yo como productor independiente tenía que limitar mucho a Scorsese, había recursos limitados.

Sin embargo, entre más pasan los años la gente nos busca más por Silence. Nos dicen “No había visto Silence y la acabo de ver, es impresionante”. Todd Yellin, vicepresidente de programación de Netflix, me dijo “Si yo hubiera trabajado en Netflix, hubiera hecho Silence contigo, porque es una verdadera obra de arte”.

Me hubiera encantado terminar de convencer a Scorsese de que le cortáramos un poquito de tiempo y que le metiéramos música. Nunca le metió música; le metió grillos. Creo que así hubiéramos tenido un poquito más de éxito, pero estoy muy orgulloso de la obra. Fue una gran película con grandes actuaciones, con gran dirección y con una gran fotografía.

Creo que entre más pasen los años va a tener cada vez más reconocimiento. Además, creo que lo más importante para mí fue que Hollywood dijo “Ah caray, un güey si se aventó Silence, lo que 30 no pudieron o no quisieron. ¿Quién es?” Y así fue cómo empecé a hablar con gente muy interesante, que ahora ya sabe quién soy. También me regaló The Irishman. En agradecimiento por haberle ayudado a levantar Silence, Scorsese me regaló la oportunidad de producir su siguiente película.

Eventualmente me dijo “Ya lo decidí, es The Irishman, es con Robert De Niro, pero tienes que ir a convencerlo a él, porque es su película”. Eso también me dio la oportunidad de sentarme con un De Niro en su restaurante, platicar con él tranquilamente y eso fue lo que nos llevó a The Irishman.

SC: ¿Cómo fue ese acercamiento con De Niro? Toda proporción guardada esa reunión suena muy similar a la escena en la que Bill Bufalino (Ray Romano) presenta a Frank Sheeran (Robert De Niro) con su primo (Joe Pesci).

GP: (Risas) Eres el segundo de miles que hace esa referencia. Fue convencerlo de que me permitiera a mí ser productor. Era su proyecto, él tenía los derechos del libro y se los había dado a Paramount para que desarrollara un guion. Ese guion estaba desde hace 10 años en el estudio, entonces Scorsese me dijo que tenía que convencerlo. “Yo sí quiero que produzcas The Irishman, pero tienes que convencer a De Niro porque es su proyecto”, me dijo. Ese fue el momento mágico para mí: convencerlo y que me aceptara.

Ya estando él, Scorsese y yo, me metí a Paramount a sacar el proyecto, que era algo importante que hacer porque seguía atorado ahí, y ya trabajarlo y empezar a convertirlo en una realidad. Fue un proceso muy largo que empezamos entre los tres.

the irishman behind the scenes

Scorsese dirigiendo a Robert De Niro en el rodaje de The Irishman – Niko Tavernise / Netflix

SC: Netflix también jugo un rol importante en la producción del filme. ¿Qué tan complicado fue convencerlos de sumarse al proyecto?

GP: Scott Stuber, presidente de Netflix Film, afortunadamente tenía los recursos y una gran aceptación de la creatividad implicada y costosa de The Irishman. Más bien para mí, el proceso complicado fue que había miles de contratos hechos con diferentes países para la distribución mundial y para financiar el proyecto, y tenía que deshacer todo eso para llegar a Netflix. Ese fue un proceso muy complicado, muchos abogados, un día a día complicadísimo. De esas cosas que cuando ves una película no te imaginas lo que hay detrás para que se hiciera. A veces son ejércitos de personas trabajando día y noche en temas contractuales, financieros, legales. Ese fue el proceso complicado, ya estando con Netflix las cosas fluyeron de manera maravillosa.

SC: Y es curioso que menciones que justo ese fue el proceso más complicado, considerando que hablamos de una película que tuvo que retratar diferentes épocas en las calles neoyorquinas, rejuvenecer a Robert De Niro y sacar del retiro a Joe Pesci…

GP: Claro, artísticamente sí fue un tema la tecnología. Scorsese no estaba del todo satisfecho y tardó más de un año en aplicarla y hacerla bien, como él quería. Es un perfeccionista, artesano, detallista.

Lo de Pesci fue complicado, pero chistoso, porque sabes que son muy buenos amigos y bromean mucho, pero no quería regresar al mundo del cine; como que ya quería deshacerse de Hollywood. Entonces fue un proceso complicado, pero Scorsese y De Niro se iban a convencerlo a su casa y un día regresaron y me dijeron “Lo logramos, por fin está arriba”. Ya teníamos a (Harvey) Keitel, a (Al) Pacino, y ahora ya teníamos a Pesci.

SC: Hablando del elenco ¿Qué tanto te involucraste con ellos durante el rodaje?

GP: Era un contacto constante con Scorsese y De Niro y hasta cierto punto con Pacino cuando entró. Pero al rodar, no solo yo, nadie más tenía contacto; solo Scorsese. Era un set muy cerrado, ahí controla él todo. Él es el maestro, los productores estamos en la orillita para actuar cuando nos necesita, pero artísticamente en el set solo es Scorsese con sus actores y nadie más. Nadie más se puede meter, interrumpir. Es más, hay un código de no hacerle la plática a los actores a menos que ellos lo soliciten, con tal de dejarlos concentrarse en lo que les está pidiendo Scorsese.

the irishman movie

Ray Romano, Al Pacino y Robert De Niro en una escena de The Irishman – Netflix

SC: Una vez vista la película ¿Qué opinas de The Irishman?

GP: Superó mi expectativa. A pesar de que yo había visto el guion, había visto el planteamiento visual que traía Scorsese. Yo sabía que era un drama lento, complicado y que requería mucho de los actores para mantenerte interesado y no sabía como se iban a editar ciertas cosas que yo había visto y se antojaba complicado entenderlas. Al final, cuando la vi, me sorprendió.

Me hizo sentir la soledad de estos personajes al final. Me hizo sentir que todo este género que tanto había trabajado era para decir que esto nunca acaba bien, acaba muy mal; acabas muerto o acabas muerto por dentro. La manera en que metió esas últimas escenas de soledad, de arrepentimiento o cuasi arrepentimiento, para mí fue muy sorprendente. Salí más que satisfecho y más que agradecido por estar ese equipote. Aunque sea una pulga pero ahí estaba.

SC: Una vez que produjiste una gran pieza para Scorsese ¿Qué otras historias quieres contar? Recientemente se anunció que firmaste un acuerdo con Endemol para la producción y desarrollo de series de televisión ¿Ahí es dónde está tu futuro?

GP: Hay historias que yo traía que eran tan completas que yo batallaba mucho para pensar que las podíamos hacer en dos horas. Tomé una decisión hace un par de años de atreverme a desarrollar como series estas dos o tres historias que traía. Aún no tomaba la decisión de hacerlas, pero mínimo tener los guiones, tener la estructura y el proyecto desarrollado. Una de ellas en particular, Antonieta (sobre la activista y escritora Antonieta Rivas Mercado), la veía muy completa para una serie. Muy poderosa en su historia, muy mexicana pero muy universal, eso me gustaba también.

Sin que yo lo buscara, Endemol me buscó por los derechos de Antonieta Rivas. Pidieron ver lo que traía, regresaron y dijeron: “Lo que quieras. Queremos hacer esta historia contigo porque sabemos que tú vas a aplicar una calidad cinematográfica a una serie. La historia es muy poderosa y queremos hacerla”. Entonces ahí empezaron las negociaciones para hacer algo muy grande, incluso más de una serie.

Estoy muy orgulloso de que estemos haciendo esto. Viene Antonieta, que es uno de mis primeros proyectos del año que entra.

SC: Pero eso no significa que te alejarás del cine. ¿Cuáles son tus próximos proyectos para la pantalla grande?

GP: Eso es lo mío. Voy a buscar historias, como las que ya tengo. Estamos desarrollando una con Netflix y otra en Uganda, África. Ambos casos, una es una comedia para toda la familia y otra es un drama fuerte verídico, tienen en común que tienen personajes muy fuertes. Eso se lo aprendí mucho a Scorsese, la importancia de tener personajes muy fuertes. Todo lo que estoy haciendo es muy enfocado en grandes historias con personajes muy fuertes.

Aunque sean comedia, drama, como vengan, la historia seguirá siendo el centro. No el actor, no la actriz, no el director. Siempre me voy a enfocar primero en la historia, qué historia quiero contar y luego ya le ponemos alrededor todo el talento.

gaston pavlovich the irishman 3

Cortesía

SC: Harvey, el proyecto que estás desarrollando con Netflix es prueba de ello. A pesar de ser una comedia, su personaje principal es muy complejo. ¿Qué te hizo interesarte por ese proyecto?

GP: Soy fan de Jimmy Stewart y soy fan de Harvey (película de 1950 basada en la obra de homónima de Mary Chase) como millones de americanos a través de los años. La obra de teatro ganó el Tony, fue una gran obra de teatro. Entonces compré los derechos, me costó mucho, le aposté mucho, me arriesgué y empecé a desarrollar el proyecto y tiempo después llegó Netflix, ahora que ya los conocía por The Irishman, y me dijo “¿Tú tienes Harvey? ¿Qué esperas? ¡Yo la quiero!”.

Pagamos a unos muy buenos guionistas y estamos desarrollando el guion en Estados Unidos para una versión muy contemporánea y me está gustando mucho por dónde viene. Otra vez, creo que es un tema de conectar mucho con la audiencia. Queremos lograr lo que hacía Jimmy Stewart pero en una versión moderna, a ver qué pasa.

The Irishman ya está en cines mexicanos y estrenará en Netflix el 27 de noviembre.

Videos

top gun maverick nuevo trailer
Videos Top Gun – Maverick: Nuevo tráiler
ochmann talancon abuelos ligando padre
Videos Talancón y Ochmann serán abuelos en Ligando padre
rise of skywalker clip
Videos Star Wars – The Rise of Skywalker: Clip
In the Heights trailer
Videos In the Heights: Primer tráiler

Te puede interesar

Robert McKee
Noticias Robert McKee: El gurú del guionismo
Benny Emmanuel
Noticias Benny Emmanuel: contar historias que sí suceden
La Mami Laura Herrero
Noticias El documental La Mami y las alianzas en un baño de mujeres
Adriana Llabrés
Noticias Adriana Llabrés: Entre el teatro y el cine

Comentarios

Gastón Pavlovich: El productor mexicano que hizo posible The Irishman

10