Bienvenido

Sé parte de esta gran comunidad de cine en México.

Ingresa los datos y crea una contraseña
Personaliza tu experiencia
¿Ya estás registrado?
Seberg

FICTU o la reinvención de un festival de cine en Tulum

Por: Foto: FICTU 20. Nov. 2019
0

Paula Chaurand, directora del Festival Internacional de Cine de Tulum nos comparte los retos de reinventarse para volver a difundir el cine.

Por Festival Cine Tulum Paula Chaurand

Espacios hermosos, pero sin el equipo adecuado; animales en medio de la locación, y una temática acotada fueron algunas de las condiciones que Paula Chaurand encontró en su labor de volver a llevar un festival de cine a Quintana Roo.

Antes directora del Riviera Maya Film Festival (RMFF), este año vuelve a emprender la aventura con el Festival Internacional de Cine de Tulum. De la mano de la programadora Chloë Roddick y de un comité de expertos, así como de las autoridades locales, cubrirán varios rincones de la selva con lo más reciente y atrevido del cine mundial.

Del 4 al 8 de diciembre, Tulum ofrecerá funciones gratuitas de películas divididas en las secciones Hemisferio, Púlsar, Sideral, Horizonte México y Funciones especiales, así como el programa de cortometrajes FICTU Niños.

Recién anunciada la programación (en la que se encuentran títulos como Pacificado, dirigida por Paxton Winters y producida por Darren Aronofsky, así como Seberg, protagonizada por Kristen Stewart), platicamos con la directora del festival, quien compartió los detalles de este nuevo inicio.

Sector Cine (SC): Mencionas que ha habido dificultades al intentar llevar cine a lugares que no están pensados para eso, aterrizando esto, ¿qué me puedes decir en concreto sobre a qué se han enfrentado y cómo lo están resolviendo?

Paula Chaurand (PC): Ha sido retador. Siempre cuento que al hablar de esto se piensa en una idea romántica de Tulum, pero a la hora de pensar en la logística de lo que puede funcionar y ser operativo, no terminas de encontrar dificultades porque son lugares que no están hechas para eso. Estás tratando de adaptar algo para que se logre de la mejor manera.

Durante 3 veces estábamos cambiando las sedes y nos reíamos de que era como un juego de botella, porque nos encontrábamos por ejemplo, con un espacio que era un minicine que ofrecía cine, romantiquísimo en medio de la selva, pero salías y la calle no está pavimentada y era una sala en donde no entra un DCP… o me acuerdo que estábamos en dos scoutings y salieron dos víboras del tamaño del mundo. Y entonces decíamos que hay que tomar decisiones en razón de la operatividad del festival y hay que olvidarnos de ideas que, por muy románticas, no van a funcionar. Lo más importante es que haya experiencia lo más cómoda posible. Le hemos dado un montón de vueltas al espacio abierto como al cerrado, las condiciones climáticas… nos ha llevado a estar reinventando.

SC: Y que incluso a veces uno, como público, no sabe distinguir algunas cosas relativas a la proyección, pero los invitados que van a presentar sus películas naturalmente sí vigilan esto y cómo se trata a sus películas.

PC: Nos costó trabajo convencer de que no teníamos salas de cine cerrado, que podíamos garantizar la seguridad para evitar la copia de títulos, convencerlos de que una parte tenía que ir en DCP y la otra en Blu Ray por las pocas posibilidades que teníamos de exponer todo en DCP.

Fue estar insistiendo que teníamos cierta experiencia en proyectar de la mejor manera en los espacios que teníamos y al final de cuentas creo que se nos depositó mucha confianza, ya que son un montón de películas que se ven aquí por primera vez, pero a la vez te responsabiliza porque sabes que se tiene que ver y escuchar bien, va a estar ahí la gente que la hace y va a vivir esta experiencia: le van a tocar los moscos y el clima y lo que sea, porque está hecho en un lugar en donde no hay cine y estás vulnerable a todo.

SC: Un buen festival se distingue por su línea curatorial, ¿qué distingue a la programación del FICTU)

PC: Creo que lo que volvió muy particular a este festival fue la manera en la que se programó. Cuando se marca una intención, que en este caso fue conjunta, me di cuenta de que Tulum iba a tomar su propia personalidad, porque no se parecía nada a la manera en la que se había programado el RMFF. Acá, casi se nos invitó y creo que es virtuoso por eso, porque en le momento en que entramos en esta conversación ya había una intención muy demarcada de cómo querían la programación.

SC: ¿Por parte de quién? ¿De las autoridades?

PC: ¡Claro! Me trajeron una idea muy clara y a mí me hizo replantear las cosas, porque en el RMFF tenía libertad. Cuando me dan esa indicación pensé que era un reto. Tenía que encontrar también al equipo de programación.

SC. ¿Y aquí cuál era esa intención? ¿Las preocupaciones  temáticas?

PC: Exactamente: que fuera un festival congruente con las preocupaciones de Tulum, que tuviera películas que generaran consciencia, que fuera una programación seria y realmente así lo expresaron. Sí regresé y dije ‘tengo que encontrar un equipo de programación lo suficientemente sensible como para ponerse a escarbar en todos los recovecos para que haya una selección lo suficientemente fuerte que refleje lo que quiere reflejar Tulum a través de un festival. No está nada fáci.

SC: ¿Qué les da certeza de crear un festival en un momento en el que otros están pasando dificultades o desaparecen?

PC: No creo , después del RMFF, no parto de la certeza; partí de la oportunidad.  El encontrar esa oportunidad con alguien que tiene esa voluntad es lo que a mi me llenó del impulso suficiente como para decir que aunque fuera una sola vez, se tiene que aprovechar por el lugar que es y por cine. Mucho tiempo pensé que el que un festival dure pareciera depender de la determinación de quien lo dirige, y aprendí con el tiempo que si te llega la oportunidad hay que tomarla.

Yo no sé si la gente del RMFF, que abarrotaba las salas, se vaya 45 kilómetros adentro a la selva… no lo sé, nadie me lo dice. Es una cuestión de formar públicos y si yo no tengo el tiempo suficiente para volver a formar un público en Tulum, me parecería decepcionante, sí, porque creo que lo importante de hacer este tipo de estos festivales es que abres al público a enfrentarse a otro tipo de programación. Para mí eso es lo principal.

SC: ¿Qué cosa no repetirías de aquella primera experiencia?

PC: Creo que todo es aprendizaje, sobre todo después de dos años. Hubo un momento en el que sí pensé que no iba a volver a estar involucrada con un festival. Cuando te cierran las puertas hasta crees que estás haciendo algo mal, no terminas de entender. Y cuando pensaba que tal vez no volvería a tener la oportunidad reflexionaba que haría si la tuviera, o cómo lo haría o qué he aprendido.

Cuando volví a conectar con eso me preguntaba qué no repetiría o qué repetiría y me di cuenta de que tengo una forma intrínseca en la manera en que yo concebía un proyecto de esa forma, porque se nota. Parece primo hermano del otro, somos nosotros y ojalá que lo bueno que aprendimos permee. Lo único que tengo después de cinco años es un poco más conocimiento de cómo reaccionar ante las situaciones y entender que así son.

Conoce la programación completa del festival en la página www.fictu.com

Videos

la maldicion renace trailer
Videos La maldición renace: Tráiler
ghosbusters el legado trailer
Videos Ghostbusters – El legado: Primer tráiler
como caido del cielo trailer
Videos Como caído del cielo: Tráiler
free guy trailer
Videos Free Guy – Tomando el control: Primer tráiler

Te puede interesar

personajes insufribles cine mexicano
Noticias 8 personajes insufribles del cine mexicano en 2019
actores mexicanos hollywood
Noticias 7 actores mexicanos que triunfaron en Hollywood
Fiona Palomo Sector Cine
Noticias Fiona Palomo construye su propio camino en la actuación
conoces a tomas critica
Noticias 5 películas mexicanas infravaloradas de 2019

Comentarios

FICTU o la reinvención de un festival de cine en Tulum

10